Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Sobre mí

  Mi nombre es Eduardo Fanegas de la Fuente. Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Dice mi madre que siendo aún muy pequeño, entre otras mil preguntas que le hacía a lo largo del día, se acuerda de una en especial: ¿Por qué yo soy yo y no otra persona? Es curioso porque es una pregunta que aún me hago y no tengo una respuesta clara. Pero para que les dejara un poco tranquilos decidieron regalarme una colección de libros que, en teoría, tenía todas las respuestas para la mente inquieta de un niño.

Fue así cómo descubrí la magia que podían esconder los libros. Y desde que llegó a mis manos un maravilloso libro titulado La gruta del alquimista siempre tuve las narices metidas entre las páginas de una novela. Eso llevó a que mi gran imaginación se desbordara sobre el papel para recrear mis propias y fantasiosas historias. Gracias a ello gané varios premios de relatos infantiles y juveniles y acabé escribiendo artículos de opinión personal en algunas publicaciones locales.

Pero mis inquietudes me hicieron aparcar temporalmente mis escritos y explorar otras artes como la pintura y la música. Aunque finalmente el signo de los tiempos hizo que todo quedara un poco apartado para centrarme en mis estudios. Vivía en aquella época en la que tener una carrera lo era todo para llegar lejos en la vida... En la universidad fui recuperando esas ganas terribles de escribir, y mientras lo hacía, acabé licenciándome en Ciencias Biológicas por la UAH.


Tras terminar la carrera, y ver que en este país no había sitios para un biólogo más, me reciclé como informático y comencé a trabajar para una multinacional. Pero mis inquietudes artísticas siempre me han pesado mucho. Así que podemos decir que soy también soy escritor a tiempo parcial, diseñador gráfico, amo de casa, padre, hijo, hermano, amante, esposo, amigo y soñador a tiempo completo.

Pero bueno, lo importante es que mi tiempo libre he seguido dedicándolo a mi pasión. Escribir. A través de Internet y los blogs conocí a gente con sus mismas inquietudes, desempolvé mis sueños y animado por una amiga saqué de un cajón olvidado una novela corta escrita hacía muchos años. Demasiados. Con la inocencia y las prisas del novato publiqué Pedacitos de Muerte en marzo de 2011 en un alarde de desconocimiento absoluto del mundo editorial. De todo se aprende y como siempre veo el vaso medio lleno al final la experiencia fue positiva. Hay que ver el lado bueno de las cosas. Así que después de aquella experiencia autopublicar me pareció la mejor opción y llegaron El caballero de la canoa y La vaca boba pero me faltó mucha difusión y publicidad entre otras cosas y no conseguí llegar más allá de mi círculo más cercano. Si quieres saber algo más de estos libros pincha aquí.

Decidí tomarme un respiro y centrarme en otro proyecto más importante que culminó con un pequeño torbellino llamado Samuel el 24 de marzo de 2014. Llegó con ganas de dar mucha guerra, conquistar el mundo y por supuesto ocupar casi todo mi tiempo. Aunque eso no quitó que mientras estaba sentado junto a su cuna esperando a que se durmiese comenzara a darle vueltas a un nuevo proyecto literario. Así nació Mundo Perigeo y Emma Sagen, y con ellos mis dos primeras novelas bajo este seudónimo.


No llevaba más que un año con este nuevo proyecto cuando por motivos familiares tomé la decisión de coger una excedencia en el trabajo, y mis esfuerzos y pensamientos se centraron en el cuidado de mi familia. Son casi dos años los que han pasado y todo ha cambiado a mi alrededor. Tragedias y sucesos que te hacen ver el mundo de otra manera. La gente de tu entorno muestra su verdadero rostro ante tus problemas personales y te das cuenta de quién vale la pena y quién no.

A veces hay que tocar fondo para poder levantarte. Yo he cambiado, todo ha cambiado. Y necesitaba regresar a mis raíces para poder seguir adelante. Reconstruir el pasado ayuda a conocer mejor el presente. Por eso regreso con estas crónicas de Mundo Perigeo.

Quizá sea el destino, pero cuando la vida no hace más que ponerte piedras para que tropieces te das cuenta de que es el momento de detenerse en el camino para tomar un nuevo sendero y hacer las cosas de otra manera. No vamos a entrar en polémicas pero en tiempos de crisis es cuando se ve a las personas como realmente son. El mundo sigue girando y no se detiene, pero tú tienes la opción de ir donde quieras. Así nace Cruce de Caminos.

De esta manera retomé un nuevo camino con el que llega la nueva versión de la primera novela que escribí bajo seudónimo: Perigeo Azul: Edición Ampliada. En ella no solo hay novedades como cambios en la portada, si no que la propia Emma Sagen aparece como un personaje clave de la trama, hay contenidos nuevos y el texto está completamente revisado, ampliado y actualizado. 

 Como es lógico, para que todo encaje y tenga sentido, también hay una nueva edición de Preludios y Secretos: Interludio donde también estrenamos una preciosa portada, más de 10 relatos nuevos, ilustraciones y expongo mi sentimientos como nunca lo he hecho.

 Y por supuesto llega por fin Perigeo Rojo, la novela más esperada y deseada, donde me he volcado por completo. Ha sido todo un reto emocional y literario. Una novela escrita desde el corazón y las entrañas en la época más dura y complicada de mi vida.

Comentemos. Hablemos.
Escríbeme. Prometo contestar.
Ultima edición: 30 de abril 2020



2 comentarios:

  1. En estos tiempos de agradecimientos a héroes diversos, nos olvidamos del más importante. Mírate al espejo, tú.
    Yo soy mi mayor heroína, vivo conmigo y eso ya es de héroes...me animo, me caigo me levanto..intento alimentar mi cuerpo y mi alma..soy todo lo que tengo y lo más importante.
    Mírate al espejo amigo, tú eres lo más importante de tu vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, pero a mi aún me cuesta ponerme por delante de nadie. Tengo la mala costumbre de satisfacer primero a los demás. Sé que es un error...pero de momento no puedo evitarlo. Tiempo al tiempo... Aún estoy reconstruyéndome. Gracias por estar ahí. Besos.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!