Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

17 de noviembre de 2020

Una cerveza contigo


 Aunque no lo parezca jamás me tomo una cerveza a solas. Hace años me pasó alguna vez, pero nunca me di cuenta de que realmente no estaba solo. En aquel entonces, al igual que ahora, si la gente miraba, me veía sentado sin compañía alguna en la terraza o en la barra de algún bar. Y esto no es algo habitual. Salgo poco últimamente y más este año con la que está cayendo... Son contadas la veces que he salido a tomar algo. Y ahora las cervezas me las tomo en casa.

 Jamás me gustó sentarme solo en un bar. Pero ya no me importa. Es más, a veces quiero hacerlo. Necesito compartir esos momentos a solas contigo. Porque tú siempre estás a mi lado, brother,  y cada vez que levanto mi cerveza sé que ese trago va por nosotros.

 No suelo hacer fotos en esos momentos íntimos de introspección. Porque son nuestros y no me apetece compartirlos. Pero este día, precisamente este de la imagen, estaba en Alcalá, en la terraza de un bar llamado Casablanca. Y la nostalgia me invadió. Te echo tanto de menos...




0 comentarios:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!