Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

27 de julio de 2020

Olivia de Havilland


"La gente famosa siente que debe estar perpetuamente en la cresta de la ola, sin darse cuenta de que está contra todas las reglas de la vida. No puedes estar en la cúspide todo el tiempo, no es natural." - Olivia De Havilland

Olivia de Havilland, la última estrella del Hollywood clásico que nos quedaba, ha fallecido a la edad de 104 años en París, por causas naturales. La ganadora de dos Oscar a la mejor actriz por sus papeles en La vida íntima de Julia Norris en 1946 y La Heredera de 1949, era sin embargo recordada por su interpretación de la estoica Melanie Hamilton Wilkes en el clásico de 1939 Lo que el viento se llevó .

4 comentarios:

  1. Tenía cara angelical, me gustaba esta actriz, y aunque se haya ido, siempre quedará el legado de sus películas.

    D.E.P.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi siempre fue una de las grandes y afortunados nosotros que podemos seguir viendo sus clásicos en la pantalla. Besos

      Eliminar
  2. Parece natural morir a los 104 años, desde luego. Muy sensata su cita. Espero que la haya sabido a tiempo, y no haya sido un aprendizaje doloroso. Supongo que para los actores a cierto nivel, en particular, es difícil afrontar con naturalidad que no siempre están en la cresta de la ola.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy día lo de la muerte natural es muy raro y muy natural no es llegar a esas edades tampoco. La verdad que la vida de esta mujer ha sido bastante interesante y más por ese odio eterno con su hermana, también actriz reconocida, Joan Fontaine. Otro abrazo para ti.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!