Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

26 de marzo de 2020

La estupidez humana

Ya había oído yo en la tele que hay gente que no tiene dos dedos de frente (lo que yo llamo faltarles una patata para el kilo) y se piensa que eso de #quédateencasa no va con ellos. Y que claro, como ellos son muy especiales tienen un pase de #yomequedoencasa pero cuando me da la gana, y sí que pueden bajar a echarse un cigarrito al patio del recinto durante una hora larga (no exagero os lo prometo) porque necesitan despejarse. Los demás no claro. Y por supuesto hay que escupir al suelo continuamente, tal y como hacía el chico de la sudadera negra, que es lo mejor para situaciones como esta. Queda muy guay. Y encima le discuten al pobre conserje que les ha llamado la atención y no le han hecho ni puto caso. Si la culpa es mía por no haber llamado a la policía directamente. No sabía yo que tenía unos vecinos tan tontos. Menos mal que el resto, la gran mayoría, hacemos lo que se debe hacer. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!