Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

6 de septiembre de 2017

¿Te persigue tu pasado?
Siempre se ha dicho que no hay que mirar atrás ni torturarse con las cosas ocurridas en el pasado. Que hay que mantener la vista al frente, hacia el futuro, aprender de los errores y seguir adelante. Pero...

¿Y si es el pasado el que te persigue? Para lo bueno o para lo malo...

Conozco una persona que tiene la habilidad de cruzarse con su pasado una y otra vez allá donde va. Desde mi punto de vista, por lo que me cuenta, mas bien es una persecución. Y nos sólo por ex-parejas arrepentidas, también son amores no correspondidos, amistades, propuestas laborales que vuelven a llamar a su puerta, proyectos olvidados... Puede parecer alguien afortunado y yo creo que lo es cuando ha podido cerrar temas del pasado que quedaron sin resolver. Pero muchas veces lo que le ha ocurrido ha sido que se han abierto viejas heridas, incluso se han hecho algunas nuevas o como mínimo se ha tropezado dos veces con la misma piedra...Eso ya no es tan afortunado ni divertido. Aun así siempre tiene esa segunda oportunidad que muchos ya quisiéramos. Pero parece ser que el destino está escrito.

En mi caso tengo facilidad para olvidar las cosas malas que me han ocurrido en el pasado. Soy así, veo el vaso medio lleno y me quedo con lo bueno. Elimino de mi mente y de mi vida a la gente tóxica que me ha hecho daño y sigo adelante. Y son tantos los que se han quedado en el camino... Mejor sola que mal acompañada ¿no? Aunque tengo que decir que tengo pocos amigos y aunque últimamente nos veamos poco son los mejores que he podido tener. (Esto me acaba de sonar, según lo escribía, a que no había otra cosa, que los buenos ya estaban pillados qué se le va a hacer jajajaja)

Hace unos días me crucé con una persona que me hizo muchísimo daño hace ya más de una década. No la reconocí de primeras, pero se quedó parada delante de mi y me dijo hola. Respondí pero seguí mi camino como si nada. Pero al rato se me revolvió algo dentro. Bueno no quiero entrar en más detalles personales porque no estoy acostumbrada a abrirme tanto aquí si no es a través de un relato. Pero lanzaré la pregunta al aire ¿Os ha perseguido el pasado alguna vez? ¿Qué habéis hecho?


8 comentarios:

  1. interesante reflexión. lo que me ocurría cuando era más joven e inmaduro era aferrarme al pasado, no querer pasar página. por ejemplo, empeñarme en mantener el contacto con personas que estaban en otra órbita.
    y me siento muy identificado con lo que comentas de encontrarte con una persona y que te venga una cascada de recuerdos de esa época. si era alguien que se portó mal contigo, hiciste bien en no pararte. yo también sé de más de uno a quien prefiero no volver a ver.
    besos, emma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todos en algún momento, por un motivo u otro, nos hemos querido aferrar al pasado. Lo cierto es que con el paso del tiempo aprendemos de nuestros errores y sabemos que si nos pillan con lo que sabemos ahora nuestras reacciones en el pasado hubieran sigo distintas. Un besazo guapo.

      Eliminar
  2. Bueno Emma, esto de tropezar con la misma piedra un montón de veces, es como muy humano, no?
    Yo personalmente soy de esas personas que rescato de mi pasado cada cierto tiempo, a viejas amistades que se descolgaron por el camino, como si quisiera acogerlas a todas en mi seno y actualizarlas a mi presente.
    Pero claro esta, esto va contra natura.
    Así que, a fin de cuentas, pues eso, que los verdaderos amigos se pueden contar con los dedos de una mano.
    Yo no creía en esto, pero ahora que ya me voy haciendo "mayorcito", jajaja, voy reconociéndolo en la práctica.
    Así que, amiga, es mejor seguir mirando hacia delante y ver mejor el vaso medio lleno que medio vacío.

    Feliz giornata!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafalín, no es que intentar rescatar el pasado vaya contra natura, quizá sea lo que pasa es que es complicado porque nuestras circunstancias han cambiado y todos vemos el mundo de manera distinta. Lo importante es que los amigos que permanezcan sean auténticos. Y sí, seguir mirando adelante y con el vaso medio lleno :-D ¡Besos!

      Eliminar
  3. Me encanta la reflexión que has hecho, a veces pienso que me gustaría volver al pasado y cambiar cosas pero todo lo que me ha ocurrido me ha hecho ser quien soy hoy!
    Me encantaría que visitases mi último post y me ayudases a elegir un bolso!

    Un beso,
    Ingrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese el el dilema Ingrid, somos la suma de todas las acciones y decisiones de nuestro pasado. ¿Valdría cambiar la pena algo para cambiar nosotros a saber a qué? Por supuesto que me asomaré por tu blog. Un beso

      Eliminar
  4. Hace tiempo tuve una "relación" con una persona, que nunca fue noviazgo, ya sabes, estar en el limbo de ser o no ser... Y jamás se concretó nada serio,él siempre lo dio a entender, al inicio me costó ver y aceptar las señales, me afectó mucho en su momento, al grado de querer alejarme por completo, me fui a otra ciudad, lo eliminé de mis contactos(me costó mucho), dejé de escribirle, de responder, me esfumé de muchos aspectos de su vida, tampoco lo bloqueé porque no quería verme ardillita y quise ser "la madura", según yo,tomarlo como una persona más en este mundo, aunque se me cruzó su Instagram, jamás lo he seguido, no he visto una storie de él...(además ya tiene novia), solo uno que otro post, casi nunca, prefiero así. Y oh sorpresa, él me sigue por Insta desde que me fui, es casi siempre el primero en ver mis stories, las ve todas, si subo diario, ahí aparece, no hablamos. Durante el tiempo que salimos, él era de los típicos del mensaje de Buenos días, me contaba mucho detalle de sus cosas o aventuras en bici, pero era muy yoyista. Pese a que no éramos novios, yo sentía que se había hecho una especie de relación de codependencia, aunque no nos veíamos diario, era un hecho que nos escribíamos diario, y él jamás cerraba la conversación, yo sabía muchas cosas de él, aunque tardaramos en responder, siempre estaba ahi. Hasta que un día yo decidí terminar poco a poco con todo esto, antes de que fuera peor para mi. Entonces sabes? Aunque no hablemos siento que ya me es tan normal que ve cada storie mía, y pienso que es una forma de él, de estar ahí. Me encargué de quitarle la confianza de hablarme para charlar. La verdad pensé que ya lo tenía más que superado hasta que hace un par de semanas, sin haberme acordado de él, lo soñé, tenía muchísimo que no lo soñaba y según me decía que me extrañaba mucho y que deseaba que volviera, era con tal desesperación, que desperté sobresaltada, a raíz de ello es que lo he vuelto a tener muy presente, no deja de asaltar mis pensamientos cuando no estoy trabajando. Acto seguido, hace pocos días, se atrevió a reaccionar a una storie, cosa que no había hecho, como dando un pasito en intentar acercarse...al menos así lo percibí, sigo sin dar pie a nada,no es mi intención. Sin embargo, siento que el pasado me persigue, he vuelto a sentir que hay algo pendiente, que su sombra no me deja en paz, que de alguna manera sigue ahí, que no me deja ir por completo, quizá sólo por ego. En fin...han pasado 84 años (xD jajaja) y sé que es raro, pero inevitablemente sigo sintiendo que hay un asunto pendiente con él. Me siento tonta al darle un lugar en mis pensamientos, quizá me estoy mal viajando pero esta sensación es difícil de explicar, como si viniera de la intuición, en fin, es probable que sea yo la que está aún sin superarlo, quiero que acabe...pero no puedo quitarme esa sensación de inquietud, aunque yo siempre externé lo que tenía para decir, aun así continuó sintiéndo eso que no me deja en paz. ¿Qué puedo hacer o qué creen uds?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chloe, lo primero decirte que yo no soy nadie para dar consejos. Hasta diría que soy la persona menos adecuada. Pero sí que te puedo decir que entiendo perfectamente tu situación. Es más, la he vivido. Creo que hay un asunto pendiente sin resolver entre ambos. Aunque no habléis ahí seguís uno en la vida del otro aunque sea virtualmente. Y tu subconsciente en tus sueños te está enviando un claro mensaje...

      Creo que las puertas entreabiertas no son buenas, o se abren o se cierran. La vida continúa y no se puede vivir a medias. Deberíais hablar. O mejor dicho, es lo que yo haría. Espero que puedas solucionar ese ajetreo en tu corazón...y que todo te vaya bien.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!