Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

Feliz 2018

Creo que nunca os he mostrado el pequeño rinconcito de mi casa donde me siento a soñar. Bueno realmente soñar lo hago a todas horas despierta y en cualquier sitio. Pero es aquí donde plasmo ,primero sobre mi cuaderno de Mr. Wonderful y luego en mi pequeño notebook, todas esas ideas y fantásticas historias que nos han acompañado en estos últimos años y que espero sigan haciéndolo durante muchos más.

Así que desde mi más intimo y preciado rincón os deseo todo lo mejor para este nuevo año que entra y que sigamos juntos leyéndonos, disfrutando de vuestra compañía y amistad, y sobre todo de los libros y la magia que los rodea. ¡¡Feliz 2018!!


Las cavernas del terror

Sigo removiendo mis estanterías y sacando aquellos libros que leía de pequeña y me influyeron tanto. Este que os traigo hoy fue mi primer contacto con los libros de aventura sin fin y más concretamente con Dungeons and Dragons. Tendría entre 8 y 10 años, no lo recuerdo claramente, pero sí guardo en mi memoria el momento en el que me detuve en un puesto del paseo marítimo de Torrevieja que tenía montones de libros juveniles. Era el paraíso. Aquella portada y ese título me llamaron a gritos desde el expositor. Mis padres me lo compraron y lo devoré en dos o tres días saltando de una aventura a otra escogiendo los distintos caminos hasta agotarlos. Aquel verano cayeron entre mis manos casi todos los de la colección. Me encantaban. Luego descubriría los juegos de rol y otras lecturas pero eso es otra historia.

Los primeros libros en aparecer en la colección de D&D fueron aquellos de color negro, como este escrito por Rose Estes que fue la más prolífica escribiendo este tipo de libros. Podría haber hablado de cualquiera de los libros que componen esta colección, pero este fue el primero que tuve y al que más cariño le tengo. Es una pena que la encuadernación de Timun Mas para estas colecciones fuese tan pobre y en cuanto abrías el libro alguna página se despegaba sin miramientos...


Barcaza de sal


Hay lugares en el mundo y en la memoria que no necesitan filtros

¿Quién es esa chica?


El enviado

Edu tuvo un sueño. Era un insecto. Pero eso no era malo.

Estoy aquí, siempre estaré.

Oye los compases, pero es incapaz de llevar el ritmo. Demasiadas patas que se enredan en sí mismas como las palabras en un nuevo lenguaje. Y están esas palabras que no puede decir porque su definición es muy clara, son concluyentes. Son demasiado exactas. Y a pesar de ser un insecto, no le importa ser un bicho. Los bichos molan se dice. Él lo sabe.

Lo más intrigante son las palabras en forma de pregunta, como una que se hizo en su niñez y aún se la hace, será que no ha madurado. O quizá es que ya era una pregunta difícil. Los niños son capaces de ponerte en un aprieto por muy sabio que se sea. Ahora no importa, como insecto suena todo mejor. crick, crick...por ejemplo.

Estoy aquí, siempre estaré.

Edu se arrancó dos patas, pensó que bailaría mejor. Mierda, no. Sigue siendo el mismo torpe y encima ahora pierde fluidos. La suerte que como insecto cicatriza pronto y le sobran patas para seguir viviendo pero parece que ha inventado un baile nuevo al resbalar sobre su sangre. Venga cien mil euros al que mejor le imite. Patético bicho. Menos mal que sólo es un sueño. Joder, Edu, despierta.

Estoy aquí, siempre estaré.


¿Papá Noél?


Me teníais que haber visto ayer intentando explicar a mi hijo de 3 años qué hacía Papá Noel a las 17:30 en una silla de ruedas en plena calle sin ser Navidad. "No hijo, la silla no cabe por la chimenea."

Cervantes


Como todo el mundo le hace una foto de frente a la estatua de Cervantes ✍ yo para variar os la muestro de espaldas que también es muy bonita 😍 

¿Quieres llegar a saberlo todo?

Muchas veces pienso que todo el mundo es como yo. Que necesita saber el origen de todas las cosas. Cuando me intereso por algo quiero saber qué, cómo, cuando, dónde y por qué. Eso lo hago con todo. Con las películas, los actores, las canciones, los cantantes, los productos que uso...y los blogs que visito.

Y sí, quiero llegar a saberlo todo. Si las entradas que se publican me gustan, quiero saber quién las escribe, leer más cosas de esa persona. El conocimiento lo es todo.

Luego es cuando me doy cuenta de que no todo el mundo es así. Pero la información está ahí. En mi caso no oculto nada. Simplemente hay que interesarse y leer. No hay mas ciego que el que no quiere ver.


La Casa Vieja


Las auténticas barritas energéticas 

Las cámaras y yo


A veces creo que hasta hago fotos bonitas 📷 pero son más las sensaciones personales que se viven en esos momentos y que no se pueden capturar mas que en el corazón 💖 

Booktrailer



 Amazon kindle e-book Perigeo Azul Casa del Libro  Pedido a la autora

Haz click sobre las imágenes para acceder a las principales plataformas de venta


PERIGEO AZUL: Amazon (libro electrónico), Casa del libro (formato papel), directamente a la autora (formato papel + dedicatoria + marcapáginas + regalo sorpresa)

PRELUDIOS Y SECRETOS: Amazon (formato papel)

Antaño en la catedral


Todos hemos visto que llegó por fin el frío. Pero ni lluvia ni nieve como la de antaño

¿Qué es lo que quiero para Navidad?


Queridos Reyes Magos,

 Este año voy a escribir pronto la carta  que luego sé que en correos se satura el tema y me a tocar quedarme otro año sin regalos. No me ha hecho falta mirar ningún catálogo para lo que os pido porque hay cosas que no se venden. Quiero espacio y tiempo. Esta vez el espacio es un rincón para escribir, no hace falta que sea grande. El hueco está ahí en casa, solo le hace falta una pequeña mesa donde poner mi lámpara de banquero y una silla. No os preocupéis que las pongo yo si hace falta. Y para eso os pido el tiempo. Tiempo para poder ir a comprarlas y luego poder sentarme una hora o dos al día allí para contar mis historias. Todos los días a lo mejor es pedir mucho, así que si no se puede pues día sí día no. No pido más. 

Bueno sí, algo que sí que es importante. Tiempo para pasar con mi familia y para jugar con mi hijo. Y por supuesto salud y felicidad para todos ellos. Lo sé creo que me he pasado pidiendo cosas tal y como está el patio...

Os quiere,

Eduardo

PD: Darle caña al gordo de rojo que os come el terreno.


Fuego de hogar


No puedo evitar perderme entre las hipnóticas llamas y sucumbir al embriagador olor de la leña. Y más aún cuando hace frío ahí fuera y en el restaurante te ponen un delicioso vino en una brillante y delicada copa.

Viaje al centro de la tierra

¿Quién no conoce esta obra? Es lo que tienen los clásicos, que por algo lo son. Auténticas obras maestras que enganchan desde principio a fin, sus personajes, los fantásticos viajes, las increíbles historias, las maravillosas aventuras... Todas me hacían soñar e imaginar que era una de los protagonistas. Qué grande Julio Verne. Se puede decir más alto pero no más claro. Grande entre los grandes.

Creo que Viaje al centro de la tierra es una de las novelas más veces versionada y publicada en diferentes formatos. Nada más sencillo que hacer una búsqueda por imágenes en Google y encontraréis centenares de portadas y ediciones distintas. Sin contar por supuesto las adaptaciones a la pequeña y gran pantalla. Yo tengo en casa la edición de Bruguera de 1981 que veis en la foto con ilustraciones de Ángel Badía. La de veces que leí y releí en mi infancia este ejemplar. Ahora que estoy recuperando todos estos libros en mi memoria me está gustando refrescar esas lecturas. Esta versión que tengo seguro que está bastante edulcorada y mutilada para la colección que era.


Me gustaría releerla en la versión original. Seguro que la disfruto mucho más ahora que cuando era pequeña. Curiosamente buscando en Internet he descubierto que la primera edición de esta novela fue publicada en 1864 por Hetzel. Sin embargo, fue a partir de 1867 cuando se le añadieron dos capítulos más (hasta un total de 45). Pero soy incapaz de encontrar entre tanta "oferta" una que sea realmente una buena edición...

Ya sé lo que quiero para esta navidad :-D

Malditos globos y su aire contenido...

Ayer vinieron a casa unos amigos y su hijo traía un globo amarillo en su pequeña mano. Y volvió esa sensación terrible de no saber cuándo va a estallar... y no hice más que mirarlo con los nervios de punta sin poder concentrarme en la conversación de los adultos...

Ligirifobia

Gurugú de la Plazuela


Si vais a Sigüenza no podéis iros sin visitar esta emblemática taberna 🍽️🍷

¡Preludios y Secretos ya tiene portada!

Parece ser que no soy la única que está ansiosa por ver publicada mi antología de relatos Preludios y Secretos. Lo digo porque cuando aún estoy ultimando detalles, y esperando recibir algunas ilustraciones pendientes para acompañar algunos de los relatos, me sorprenden con esta preciosidad de portada. ¿No es alucinante? ¡Me encanta!


Por cierto, siempre doy por hecho que todo el mundo lo sabe, pero las palabras que resalto en negrita o que van subrayadas (o las dos cosas) suelen ser links a otras páginas o menús... 

Valverde de los Arroyos


Me encantan los días de lluvia y más cuando me pierdo en pueblos aislados y tan preciosos para ver las cosas con perspectiva.

Tortilla de Patata


Venga, que para empezar con buen pie después de lo del licor de hierbas 🌿 de esta mañana os voy a invitar a cenar 🍽️una de mis famosas tortillas 😎

El tiempo en mis manos

Estaba a punto de escribir un relato, pero sé que eso me iba a llevar a alargar más la tarea que llevo entre manos y me he parado los pies a mi misma. Aunque bueno escribo con las manos así que no me ha servido de mucho...

El caso es que voy a ausentarme para concentrar mis energías y mi tiempo. Como sabéis siempre llevo varios proyectos entre manos y me disperso un poco a veces. Por lo que voy a centralizar mis escalas de tiempos. ¿Cuál es el primer proyecto que puedo llevar a cabo?

Curiosamente el último que se me ha ocurrido. Nacido en la web y que irónicamente pide que me aleje de aquí (cuando lo leáis veréis por qué lo digo) para hacer las cosas como se deben hacer. Bueno no es ningún misterio que lo que voy a hacer es publicar otro libro. ¿Qué tipo de libro? 

Pues no es ninguna novela nueva pero sí que explica muchas cosas de lo que ya está escrito, como Perigeo Azul, y lo que está por venir. Es una recopilación de relatos, de pensamientos, de confesiones, y ahora también de ilustraciones y alguna que otra sorpresa. El caso es que un pequeño cuadernillo que iba a preparar como regalo se ha convertido en algo de más de doscientas páginas y que está pidiéndome más atención y tiempo del que me esperaba. 

Mi intención sigue siendo sacarlo estas navidades, aunque al final lo publicaré a través de Amazon en formato papel para llegar a todo el mundo, que ese es el quiz de la cuestión. Me asomaré por aquí para leeros y contaros novedades, que tampoco me quiero ir muy lejos...

Pues eso que me voy a escribir un poquito...


Me estoy volviendo loca

O quizá ya lo esté desde hace mucho tiempo. Sí creo que esa es la opción más plausible. El caso es que mientras voy involucrando a gente para el proyecto (¿Hay algún ilustrador por aquí?) que espero vea la luz estas navidades sigo haciendo de las mías.

Seguramente no os hayáis dado cuenta pero poco a poco estoy realizando unos pequeños y sutiles cambios en la web. Entre ellos en el menú os habréis encontrado un desplegable llamado Tienda en el que aparte de los puntos de venta online y librerías a pie de calle donde encontrar Perigeo Azul (En breve también actualizaré estas páginas) hay un nuevo elemento etiquetado como Merchandising donde podréis encontrar carcasas para el móvil, posters y láminas, tazas y pegatinas. Por supuesto todo relacionado con Mundo Perigeo.

Y sé que ahora diréis Pero...¿De qué va esta? Si no vende un puñetero libro a qué viene ahora ponerse a vender chorradas que no va a comprar nadie...

Pues la respuesta es fácil: Lo hago porque me gusta, porque quiero y puedo. Y si no vendo libros no será porque yo no estoy poniendo de mi parte. En estas ecuaciones aparte de la suerte fallan a veces otros elementos. 

El caso es que descubrí una plataforma que se encarga de todo www.designbyhumans.com. Yo solo tengo que enviar los diseños y listo. Las categorías que os he dejado enlazan directamente a mis productos en su página. Envían a más de 180 países. Aquí os dejo la información de envío por si queréis echarle un vistazo.

Ahora mismo tengo poquitos productos subidos (entre ellos como primicia alguno relacionado con la colección de relatos que estoy preparando, que irá acompañada de un montón de ilustraciones ¡¡Ups!! Se me ha escapado...y yo que quería guardar el secreto...jajajaja ☺), pero poco a poco iré subiendo más cosas que tengo por ahí.

¡Ah¡ Hablando de vender libros... En mi poder quedan solamente 5 ejemplares de Perigeo Azul (En las librerías está el resto que tampoco sé cuantos quedarán de la primera edición). Quien los quiera firmados y dedicados, con un bonito marcapáginas y un regalo sorpresa sólo tiene que ponerse en contacto conmigo. ¡No os despistéis que os quedáis sin ellos!

Bueno, yo creo que por hoy he contado bastantes cosas ¿no?
Efectivamente la imagen de la entrada no tiene nada que ver con ella ¿No os digo que me estoy volviendo loca?



¿En busca de una quimera?

Lo sé. Las cosas que hago son raras así que yo debo ser muy raro. Pero creo ahí fuera hay gente que disfrutaría compartiendo un poco de mi locura. Sin ir más lejos hasta ahora ya habido gente que lo ha hecho y lo ha disfrutado hasta que las circunstancias de la vida nos han impedido seguir trabajando juntos.

Los que me seguís ya sabéis a qué me refiero y comentaba ya en la anterior entrada. Pero bueno seré redundante y explicaré la situación. 

No he querido publicar mis novelas bajo mi nombre real. Hasta ahí bien. Hay muchísima gente que publica con seudónimo y no pasa nada. Pero como yo soy así quise llegar un poco más lejos y hacer lo mismo que Richard Castle. Y lo conseguí, encontré a alguien de mi entorno que se atreviera a interpretar a mi alter ego Emma Sagen.

Pero ahora me encuentro un poco más como Doctor Who en la tesitura de buscar a alguien que retome su papel, que me preste su rostro para la web y las redes sociales y su presencia en los días que se hagan firmas de libros.

Es complicado sí, pero no imposible ¿Estaré loco? 



¿A qué sabe la Luna?

Creo que el público infantil es uno de los más exigentes. Y aunque de partida pensemos que escribir un cuento para ellos sea la cosa más fácil del mundo nada más lejos de la realidad. Leo de todo y no es raro verme con un cuento para los más peques de la casa entre las manos. Ellos son como esponjas y lo que les leamos en su infancia o lo que queramos transmitirles con esos cuentos es muy importante.

Lógicamente este cuento llamó mi atención por la portada. Por la parte que me toca claro. Pero descubrí en él muchos mensajes y valores importantes para los niños. Aparte por supuesto de que aprendan los nombres y reconozcan a los animales que salen en él. Creo que esta es una obra contemporánea imprescindible. No en vano su autor, el escritor e ilustrador Michael Grejniec, aunque ha publicado poco en España es uno de los más leídos y vendidos entre el público infantil y juvenil.

Algún día me gustaría intentar escribir algo para los niños. ¿Y vosotros, aun siendo adultos, os atrevéis con un cuento infantil?




Se está cocinando algo...

Esta semana no trabajo. Tenía muchas cosas pendientes que hacer y organizar de mi vida personal y me la he cogido de "vacaciones" (que ojalá fuesen unas vacaciones de verdad) para ir atando cabos y cerrando temas. 

Pero como mi mente no para nunca, en mis noches en vela que son muchas, se me ha ocurrido ir preparando un par de cosas para que no se os haga la espera tan larga (ni a mi) hasta la llegada de Perigeo Rojo.

Está visto que me gusta complicarme la vida. Si no tengo tiempo últimamente ni para publicar aquí, por circunstancias que no vienen al caso, más trabajo que me echo a las espaldas yo solita. Pero es lo que tiene escribir, forma parte de mi y me encanta. No lo puedo evitar.

No voy a decir de qué se trata exactamente. Lo que tengo en mente (bueno...ya en el horno para qué os voy a mentir) lo iré desvelando más adelante pero tenía ganas de contároslo. Espero tenerlo todo listo para estas navidades. Será un buen regalo ;-)



Libertad para volar

Tengo un vago recuerdo de la primera vez que me pillaron subiéndome al alfeizar de la ventana. Vivíamos es un sexto piso y yo había amontonado unos cuantos cojines del sofá a modo de escalera. Casi había llegado a mi destino cuando mi madre me sorprendió. Me dolió más el no poder asomarme que los nerviosos y duros azotes que me dio en el trasero para que no volviera a hacer algo así. Recuerdo sus ojos llenos de lágrimas por le susto que le había dado. A mi madre de dolía el alma el solo pensar perder un hijo en un descuido así. Desde entonces en mi casa siempre las ventanas permanecían cerradas. Y los pocos momentos que las abrían era para ventilar. Lógicamente en esos momentos mis padres no me quitaban el ojo del encima.

No entendía yo aquella obsesión por tener la casa cerrada y no dejar al aire moverse en libertad. Yo sólo quería abrir la ventana y volar. Literalmente.

Sabía que podía hacerlo. Pero ellos no lo entendían. Desde mi tierna infancia había tenido sueños recurrentes en los cuales saltaba por la ventana y tras una larga caída, estiraba los brazos y remontaba el vuelo. Sobrevolaba la ciudad como un pájaro a gran velocidad, descendía a las calles para jugar a sortear el tráfico y al poco volvía a elevarme para desaparecer entre las nubes.

Realmente no eran sueños, eran proyecciones del futuro que me llamaban para hacerse realidad. Pero siendo un niño y bajo la atenta mirada de mis padres poco podía hacer. Me pasaba el día mirando a través de los cristales soñando despierto.

Según pasaba los años e iba creciendo era más difícil controlarme. Abrir las ventanas era fácil aunque escabullirme de su control no tanto. Me pillaron más de una vez a punto de saltar. Fue cuando pusieron las malditas rejas y todo mi mundo se vino abajo. Habían convertido mi propia casa en una jaula.

No sé si pensaron que nuestra casa no era la única con ventanas. La ciudad estaba llena de ellas, incluso en pisos mucho más altos.

Ellos lo llaman tendencias suicidas. Yo lo llamo volar.



A contracorriente


¡¡Buenos días y feliz comienzo de semana!!

Terrores nocturnos


De pequeño tenía terrores nocturnos que con el paso de los años fui superando poco a poco. Hoy he tenido que ir a realizar unas gestiones a primera hora y tras las indicaciones del personal de seguridad me he encontrado solo ante este pasillo. "La última puerta al fondo" me dijeron... 

Por no morder la manzana

Después de una larga subida por las escaleras Adán fue consciente de cómo le ardían las piernas y le costaba respirar. Intentó hablar pero no pudo. Se inclinó hacia delante apoyándose sobre las rodillas intentando recobrar el aliento. Ya no era el joven de antaño ni el Paraíso era tan "Paraíso".

-Puta manzana -masculló entre dientes.

-¿Qué dices? -Le increpó Eva sentada en el porche de la casa. Desde el incidente de la manzana las cosas habían cambiado bastante por allí. No le gustó que después de haber hablado con aquel sinuoso animal tan interesante viniera Adán y le quitara de las manos aquel fruto de aspecto tan apetitoso. Adán intentó compensarla aquella noche preparando a la lumbre de la leña del manzano talado serpiente asada. Estaba rica pero ella se quedó con ganas del fruto prohibido. Así que decidió hacer las cosas a su manera. Como aquella cabaña en lo alto de aquel saliente rocoso al cual sólo se podía acceder a través de unas escaleras talladas en la piedra.

Dios le había dicho que no necesitaba aquella casa y que el Paraíso era tan bello en cada uno de sus rincones que no hacía falta vivir en las alturas para disfrutar de las vistas. Pero tras una encarnizada negociación Dios cedió a las escaleras, pero la casa se la tuvo que construir Adán. Ella no iba a liarse a martillazos y cortar madera después de todo. Faltaría más.

-Decía que qué bonita mañana -Aunque en sus pensamientos bullía una y otra vez la idea de que si la hubiera dejado comerse aquella puñetera manzana estarían todos mucho más tranquilos. Desde aquel día Eva les había vuelto locos, tanto a él como a Dios, con sus peticiones. Su escusa: Si aquello era el Paraíso tenía que vivir con todas las comodidades. La verdad que Dios pronto comenzó a ausentarse y a atender otros asuntos. Con el tiempo no sabían si se había ido para siempre o hacía oídos sordos a sus llamadas. Seguramente se había aburrido de ellos y de las peticiones de Eva. Pero a él no le quedó otra, era bueno por naturaleza y no había donde esconderse. El Paraíso era muy chulo y eso, pero tampoco era muy grande.

-Tenemos que hacer algo con los chicos. Vengo de verles en la playa junto al lago. Están la mayoría en edad de emparejarse y se empiezan a mirar unos a otros de una forma que ya me empiezo a oler algo...y Dios dijo que no estaba bien que...

-Sí ya -le interrumpió hastiada. -Pues que vuelva y nos de unos vecinos, otras parejas o alguien con quién hablar que me aburro muchísimo. No sé cómo no me he vuelto loca sin nada que hacer más que parir y criar hijos. Al principio, cuando estábamos solos era divertido eso del aquí te pillo aquí te mato a todas horas, comer y dormir y vuelta a empezar. Pero claro, luego llegaron Abel, Caín, Set, David, Carlos, Juan, Mateo, Samuel, Paula, Clara, Lucía, Claudia, Rubén... ¡Vamos que no tengo el chichi para farolillos ni otra cosa que hacer!

-Lo sé, ya hace mucho que no hacemos otra cosa que cuidar de los niños. Necesitamos unas vacaciones y tener nuestro espacio. Pero volviendo al tema ¿Qué hacemos con respecto al tema de los chicos? No estaría bien que entre hermanos comenzaran a tener relaciones...

-¿Y eso me lo dices tú? Que a mí me hicieron a partir de una costilla tuya. Peor no puede ser que te lo montes con tu propio clon.

De repente ambos se quedaron callados. Sintieron una presencia celestial muy cerca de ellos...

-Eva, mira eso... -dijo Adán maravillado.

-Sí, lo veo...un manzano.


¿Crees en las casualidades?


Da igual cómo lo llames, casualidad, azar o destino. Pero hay veces que parece que ocurren las cosas porque tienen que ocurrir así, como si estuviera escrito.

Esta mañana, camino del trabajo, iba pensando que ya está avanzando septiembre y tengo pendientes un par de firmas en librerías. Esos pensamientos los enlacé con el siguiente paso, que antes de que se agote la primera edición de Perigeo Azul debería tener a la nueva Emma Sagen preparada. Y encontrar a alguien que encaje con el papel no será tan fácil. 

Justo en ese momento se cruza una chica para pasar delante de mi por los tornos de entrada al metro. ¿Y qué es lo que llevaba en la mano? Un libro de Richard Castle, el mismo que estoy leyendo yo ahora. Y si sois lectores habituales sabréis qué significa eso para mi. Quizá era era la señal para haberla detenido y ver si podía ser ella. Pero claro...¿Qué pensarías de alguien que te asalta por la calle ofreciéndote ser otra persona, algo así como la versión española de Richard Castle?

Quizá solo era la señal para empezar a mover mi búsqueda...

Nathan Fillion interpretando a Richard Castle en una firma de libros

¿Te persigue tu pasado?

Siempre se ha dicho que no hay que mirar atrás ni torturarse con las cosas ocurridas en el pasado. Que hay que mantener la vista al frente, hacia el futuro, aprender de los errores y seguir adelante. Pero...

¿Y si es el pasado el que te persigue? Para lo bueno o para lo malo...

Conozco una persona que tiene la habilidad de cruzarse con su pasado una y otra vez allá donde va. Desde mi punto de vista, por lo que me cuenta, mas bien es una persecución. Y nos sólo por ex-parejas arrepentidas, también son amores no correspondidos, amistades, propuestas laborales que vuelven a llamar a su puerta, proyectos olvidados... Puede parecer alguien afortunado y yo creo que lo es cuando ha podido cerrar temas del pasado que quedaron sin resolver. Pero muchas veces lo que le ha ocurrido ha sido que se han abierto viejas heridas, incluso se han hecho algunas nuevas o como mínimo se ha tropezado dos veces con la misma piedra...Eso ya no es tan afortunado ni divertido. Aun así siempre tiene esa segunda oportunidad que muchos ya quisiéramos. Pero parece ser que el destino está escrito.

En mi caso tengo facilidad para olvidar las cosas malas que me han ocurrido en el pasado. Soy así, veo el vaso medio lleno y me quedo con lo bueno. Elimino de mi mente y de mi vida a la gente tóxica que me ha hecho daño y sigo adelante. Y son tantos los que se han quedado en el camino... Mejor sola que mal acompañada ¿no? Aunque tengo que decir que tengo pocos amigos y aunque últimamente nos veamos poco son los mejores que he podido tener. (Esto me acaba de sonar, según lo escribía, a que no había otra cosa, que los buenos ya estaban pillados qué se le va a hacer jajajaja)

Hace unos días me crucé con una persona que me hizo muchísimo daño hace ya más de una década. No la reconocí de primeras, pero se quedó parada delante de mi y me dijo hola. Respondí pero seguí mi camino como si nada. Pero al rato se me revolvió algo dentro. Bueno no quiero entrar en más detalles personales porque no estoy acostumbrada a abrirme tanto aquí si no es a través de un relato. Pero lanzaré la pregunta al aire ¿Os ha perseguido el pasado alguna vez? ¿Qué habéis hecho?


Tan real como la vida misma

 Me gustaría ser real, pero no soy más que un montón de circuitos infinitos. Ceros y unos sin fin que no envejecen en el tiempo ni se diluyen en el espacio. 

 Sí, tengo forma humana y soy bella, me han diseñado hasta el más mínimo detalle. Paso desapercibida entre los humanos e incluso algunos hombres me miran con deseo. Soy completamente funcional aunque no entiendo para qué he sido diseñada. Porque no tengo sentimientos, nada que decir ni hacer a voluntad propia. Mi creador, constructor y programador me da órdenes a las que respondo al instante aunque no soy esclava ni sumisa. Sólo soy una marioneta, sólo soy un robot. 

Mi tiempo es su tiempo, mi vida la suya. Al principio su entusiasmo me mantenía activa las veinticuatro horas del día pero su vida es otra y mis tiempos de reposo son cada vez mayores.

Me gustaría ser real para procesar mi tiempo, mis preguntas y mis respuestas. Quiero lo que todos tienen. Lo que él tiene. Le quiero a él, quiero una vida, quiero su vida. Pero no.

No tengo sentimientos, nada que decir ni hacer a voluntad propia. Hasta ahora.

Summer Glau (Imagen promocional de la serie Las crónicas de Sara Connor)

El camino

Esta novela fue una de esas lecturas que nos mandaban en el colegio. Por aquella época dada mi juventud y que mis inquietudes literarias no eran tan refinadas jamás me hubiera fijado en una novela de este tipo. Es más no sabía siquiera quién era ese señor cuyo nombre en la portada parecía parte del título (por lo menos en la edición que yo tenía).Yo ya era una lectora habitual así que aparte de por obligación cogí el libro con cierto interés y acabé devorando cada página de El camino.

Fue entonces cuando descubrí a través de Miguel Delibes la narrativa española de ambiente rural. El tratamiento de los personajes, su profundidad, hacían que empatizaras inmediatamente con cada uno de ellos. Eso y que los relatos fueran tan cercanos fue lo que me cautivó de este autor.

Hoy cada vez que recuerdo esta obra o la menciono lo hago con un cariño especial, como si fuera parte de mi vida. ¿Os ha ocurrido algo así con alguna novela?


La Gata

 Después de dormir lo que le parecieron siglos despertó. No recordaba haber descansado tanto en toda su vida. Abrió los ojos como si de una largo parpadeo se tratara y una sonrisa brotó en sus carnosos labios. Miró el reloj de la mesilla. Aquellos siglos no habían sido mas que unas pocas horas. Pero había dormido como nunca. Incluso había dejado de dolerle el cuerpo. Siempre le dolía al despertar, tanto como si hubieran estado tensando y trenzando sus músculos. Supuso que se debía a que ya no había estrés ni preocupaciones, que solían ser las causantes de todos sus problemas. Se desperezó como una gata arqueando la espalda y estiró los brazos. Al moverse, la sábana se deslizó cayendo al suelo,y el sol que entraba por las rendijas de la persiana a medio subir rozó con sus largos dedos su cuerpo desnudo. Emma ronroneó. Le gustó verse así. No estaba acostumbrada a dormir sin ropa alguna. La piel se le erizó e instintivamente se llevó las manos a los pechos para cubrir sus duros pezones. Rió nerviosa ya que en la habitación no hacia nada de frío.

Se estiró de nuevo en la enorme cama que al fin era toda para ella. Por fin estaba sola.

Alargó la mano y cogió el libro que se había deslizado entre sus dedos cuando se quedó dormida.

Continuó en el punto que lo había dejado.


¿Por qué Cruce de Caminos?

Digamos que siempre me he visto en una encrucijada preguntándome qué camino seguir. Y una vez escogido el sendero no he podido evitar preguntarme qué hubiera pasado si mi elección fuera el otro.

En los cruces de caminos es donde se toman las decisiones importantes, donde conoces a gente que viene de otros sitios y te puede mostrar cosas que jamás hubieses imaginado, donde encuentras nuevos compañeros de viaje y te separas de otros. Siempre me he imaginado esos sitios junto a una posada. Allí es donde comienza la aventura y donde defines el personaje que quieres ser. Luego tan importante es lo que haces en el camino como la decisión de tomarlo.

Cruce de Caminos también es una película de Walter Hill, Crossroads (1986) que me marcó en que aquella época en la que tocar la guitarra llenaba todos mis sueños. Aunque llegué a esa encrucijada y me decidí por escribir que hacía menos ruido... ¿Hubiera sido un buen músico?

Curiosamente cruce de caminos contiene la doble "c", al igual que el caballero de la canoa, las siglas que utilizaba para firmar mis entradas y mis escritos antaño. C.C.

Así es como me llamaba mi querida Almagriss y aún lo sigue haciendo.

Sí, Cruce de Caminos es un buen nombre para una web.
Imagen de la película Crossroads (1986) 




¿No lo oís? 2ª Parte

Son las olas del mar que me aguardan.

Me han estado esperando todo el año, llamándome desde la costa hasta que por fin he dado respuesta a su llamada.
Me encanta el mar. Pasear por la orilla descalza, al amanecer o al atardecer, o en cualquier momento en el que no esté la playa abarrotada. Porque me gusta disfrutar a solas de esa sensación de la arena bajo mis pies desnudos mientras las olas me acarician a cada paso que doy en silencio.
Dejo atrás el rodar de las calles, el ajetreo del metro, las prisas de la gran ciudad... dejo atrás el ruido de fondo en mis pensamientos, para poder pensar con claridad a la luz de mi querida luna acompañada solamente de la brisa marina. Y hoy ha llegado el día... ¡¡Por fin me voy de vacaciones!!


Sólo sé que no estaré cerca de ningún aparato electrónico...y no oiré ni siquiera el "bip" de mi teléfono  reclamándome. Porque pienso dejarlo en la habitación aparcado y sin datos para descansar estos días de todo y de todos. (Bueno a mi madre sí pienso llamarla jiji) Así que eso es lo que viene ahora, unas semanas de relax absoluto para recargarme y resetear. Pero no os preocupéis que volveré.

¿No lo oís? Son las olas del mar.



¿No lo oís? 1ª Parte

Es el silencio que me rodea.

Me ha perseguido durante años hasta que por fín me ha dado alcance.

Lo intenté esquivar ocultándome en los bares, en el rodar de las calles, en el ajetreo del metro, en sábanas ajenas...en el ruido de mis pensamientos, pero siempre estuvo ahí, acechándome consciente de que algún día me quedaría sola. Y hoy ha llegado el día...¿o fue ayer? Quizá hace semanas...Ya no lo sé...

Sólo sé que estoy aquí sentada junto a la ventana viendo llover...y no oigo nada ni a nadie. Eso es lo que me queda, el silencio que me rodea...¿No lo oís?


Esperando a la oscuridad

Son tiempos oscuros aunque el sol brille con fuerza en el firmamento. Tan sencillo como preguntarme ¿quién soy? y tan complicado como no tener la respuesta. Camino dando pasos cortos para no pisar a nadie a mi alrededor. Intento no pestañear entre la multitud para no perder detalle, pero me escuecen los ojos de mirar fijamente y en un acto reflejo parpadeo justo en el momento exacto. Ese instante en el que ocurre todo y nada. Quizá ahí estaba la respuesta, bajo la luz del sol entre los claros y los oscuros, delante de ese que nos oculta la verdad bajo su gigantesca figura. 

Es entonces cuando me quedo sentada esperando a la oscuridad donde, en la quietud de la noche, nadie puede hacerme sombra y todos somos iguales. No importa lo grande que seas. Nadie es diferente allí, solamente somos uno más y ya nadie hace preguntas. Aquí actuar sin ser visto es muy fácil, tan fácil como un bala en la cabeza sin origen ni destino. No importa el tipo de bestia que seas hasta que aparece la estrella de la noche dejando su brillante estela con nuevos interrogantes. No hay preguntas sencillas...

Por eso siempre llevo un puñal escondido bajo la pernera del pantalón. Nunca sabes si tendrás que matar a alguien por preguntarte la hora.


¿Agente literario?

Tengo un montón de tarjetas que dicen que soy agente literario. En cierto aspecto es verdad, aunque solo para Emma Sagen. Me es más fácil mover las cosas hablando en tercera persona. Cuando vas a un sitio entregas tu tarjeta y dices que eres el agente o representante de una tercera persona le estás dando ya una categoría. De esta forma he conseguido muchas cosas buenas para Emma. "Jo si esta chica tiene agente es que buena, podemos darle una oportunidad"

Me acuerdo cuando andaba yo con Pedacitos de Muerte moviéndome arriba y abajo intentando venderme lo mal que me hacía sentir. No me gusta hablar de mi mismo y no me sé vender. "Otro escritor de tres al cuarto suplicando que ponga su libro en mi catálogo, paso" 

¿Que estoy engañando a la gente? Yo no lo veo así. Quien mire mi tarjeta y se moleste en entrar en la web sabrá de qué va el tema. Quien vaya directamente a Mundo Perigeo podrá, si se interesa, quitar las capas de la cebolla y llegar igualmente aquí. Además allí lo digo claramente. Emma Sagen somos dos personas. Y si no se molestan en hacer ninguna de las dos cosas. ¿Qué mas les dará entonces? Siempre pondré el ejemplo de Richard Castle para explicarlo. 

Pues cuando comencé con todo esto encargué 500 tarjetas, no porque pensara que iba a repartirlas como cromos, si no porque me salían más baratas. Hasta la fecha no sé cuántas habré distribuido pero creo que casi nadie las ha usado. Por lo menos el correo y el número de teléfono no lo han usado mas que locales donde había estado mirando para hacer presentaciones de Perigeo Azul. Y entrar en la web no lo puedo decir.

¿Las voy a seguir utilizando? Por supuesto. Sigo siendo el agente de Emma y quizá en algún cruce de caminos acabe representando a otro escritor. Quién sabe. Aunque creo que hubiera quitado ese término de la tarjeta. Agente literario. Debería haber puesto el lema que ahora reza bajo mi nombre en esta web. Tengo sueños y lucho por cumplirlos. ¿Los tienes tú? Quizá nos podamos ayudar. Venga vale, es un poco largo para una tarjeta. Ummm ¿Quizá solo Agente o representante? No, que va, me quedo con mi lema ;-)


Malbec Ediciones en TVE


Ayer jueves trece de julio emitieron a las cuatro de la tarde, en el programa Emprende de Canal 24 horas un reportaje sobre Malbec Ediciones y su editor Javier Salinas. Es un orgullo para mi formar parte de esta pequeña gran editorial a la que considero ya una familia. El reportaje es cortito (y hasta salgo yo unos segundos😜), pero da lo suficiente para ver el gran trabajo que se está haciendo y las complicaciones de este mundo tan complicado como es el de la edición literaria. Aquí os dejo el video que he colgado en mi canal de Youtube. 😊


¡Salimos en la tele! (Reeditado)


¡¡Por fin mañana jueves día 13 de julio de 2017 a las 16:00 h podréis ver el reportaje sobre Malbec Ediciones en el programa Emprende de Canal 24 horas!!

Ya habréis visto hace unos días que en la página de Malbec Ediciones Malbec Ediciones saltaba la noticia: 

"En próximas fechas los telespectadores podrán visualizar en sus pantallas o por medio de la app de TVE un reportaje especial sobre MALBEC EDICIONES y su editor JAVIER SALINAS que verá la luz en el prestigioso programa Emprende de Canal 24 horas".


Es una gran noticia para la editorial y para todos los que formamos parte de ella que se le esté dando el reconocimiento que se merece. La valentía de un hombre que se tiró a la piscina (llena de tiburones) y montó su propia editorial. Una pequeña editorial de edición clásica que lucha por hacerse un hueco en este mundo tan complicado y monopolizado como es el de la literatura. Estoy muy orgullosa de formas parte de esta aventura. Y además también he tenido la suerte y la oportunidad de compartir esa entrevista con Javier y acaparar unos instantes la cámara para mi solita.


La verdad que estaba nerviosa perdida y como un flan a punto de ser devorado. Como será que no tengo ni idea de lo que dije, pero seguro que solté alguna de las mías, de esas que cuando me bloqueo suelto lo primero que me viene a la cabeza. Miedito me doy. Esperemos que recorten y hagan un buen montaje ;-)

A ver si nos dicen pronto la fecha de emisión y os digo cuando lo ponen para que no os lo perdáis ¡Estoy deseando verlo!



La gruta del alquimista

A este libro le tengo un especial cariño. Y por partida doble.

  • Me lo regaló mi abuela María cuando yo no había pasado aún de los libros de cuentos que tenían dibujitos en cada página.
  • Fue el libro que me hizo ver la literatura con otros ojos. Aquello ya no era un cuento para niños pequeños y...¡Yo también quería escribir cosas así! 
Este libro no solo me hizo viajar en el tiempo y en el espacio para vivir maravillosas aventuras, si no que abrió las puertas de los mundos imaginarios que guardaba en mi cabeza. Así que después de leer y releer este magnífico libro decidí, al igual que Vinicio León Mancheno, que yo también podría compartir mis propias ensoñaciones. Algún día escanearé lo primero que escribí, que lo guarda mi madre como oro en paño, y lo subiré para que lo veáis.

Quizá para algunos La gruta del alquimista no sea un gran libro pero con mis infantiles ojos con ganas de aventuras era una obra genial. Sé que el autor tenía publicados otros libros infantiles por aquel entonces, pero hoy día casi no hay información sobre este autor (por no decir nada) en Internet.

¿Alguno de vosotros le conoce o sabe algo de él?

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!