Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

El día que Blackie murió

 Este es un extracto de su testamento vital (Realmente es de su diario, ese mismo que no quería que nadie leyera):

 El día que yo muera nadie me llorará ni se acordará de mi. No es un deseo. Será un hecho. Porque si nadie lo ha hecho en vida sería una ironía que lo hagan cuando muera. Y si a alguien le da por acordarse de mi cuando esté muerto volveré del otro lado solamente para meterle dos ostias.

Y es que me hace mucha gracia cuando un personaje conocido, como un actor, cantante o escritor perdido entre las brumas del tiempo y el olvido se muere. Al día siguiente todos se acuerdan de él, eran superamigos y recuerdan todos los grandes momentos que vivieron juntos. ¡Oh! ¡Todos te echaremos de menos. Qué haremos sin ti! Putos falsos. Ninguno se ha preocupado cuando estaba viviendo en la miseria y en la más absoluta pobreza. Ni cuando estaba enfermo. Y sin llegar a esos extremos. Nadie se interesó por él en vida simplemente para ver qué había sido de él porque ya no les era útil.

 Pero si te mueres, eres genial y es el mejor momento para hacerte un homenaje, dar a conocer tu obra y que pongan tu nombre a una plaza o calle. Los homenajes póstumos me parecen de mal gusto.

 Menos mal que yo en vida no he sido nadie. Los que se han interesado por mi hasta ahora ha sido para sacar provecho o utilizarme. No creo que se les ocurra recordarme el día que me muera. Porque ni siquiera sabrán que he muerto. 

 Siempre me he caracterizado por llevar la contraria. Quiero que los homenajes se hagan en vida, que los amigos (bueno, menudos amigos...) se acuerden de mi no solo para pedirme cosas si no para vernos y pasar un buen rato juntos. Que hablen de mi ahora. Que las celebraciones de la vida se hagan en vida.

 De todas formas veremos a ver qué pasa cuando descubran que soy un superhéroe de mierda. Literalmente. Pero ese es otro tema.

Este es Blackie Lawless nada que ver con el Blackie de esta historia
Blackie murió siendo aún joven. Le lloraron sus padres, la vecina del segundo y sus amigos. Bueno, sus amigos no lloraron, pero se acordaron de él. Todos finalmente le hicieron un homenaje póstumo. No descubrieron que fue un superhéroe.

Aun así él volvió de entre los muertos para cumplir su palabra y meterles dos ostias. Algún poder chulo tenía que tener a pesar de todo.

¿Pero qué le pasa a la gente?

 Desde siempre he ido al trabajo en transporte público y como la gran mayoría aprovecho a echar una cabezadita en el autobús. Aparte de que madrugo un montón mis noches son demasiado cortas y no duermo lo suficiente, Asi que media hora más de sueñecito que aprovecho en el trayecto de Torrejón de Ardoz-Avenida de América que es la última parada en Madrid me viene de lujo. El caso es que esas cabezadas nunca habían sido tan profundas como para no despertarme al llegar al intercambiador y bajar para coger el metro. 

 Pero hoy no me he bajado. 

 Me he quedado profundamente dormido. Eso no es malo, lo malo es que se ha bajado todo el mundo y nadie se ha molestado en despertarme, ni siquiera la persona que iba sentada a mi lado. ¡Por dios que nos vemos todos los días las mismas caras! Lo suyo que después de esa falta de solidaridad el conductor (que siempre revisa el interior) se hubiera dado cuenta de que yo seguía allí sentado completamente destroncado. Pero no.

 Así que ha empezado a cargar para el viaje de vuelta. Y encima la gente que estaba subiendo al autobús parece que no se ha sorprendido al ver ya allí dentro a un tipo durmiendo a pierna suelta. Así que claro, se ha llenado el autobús, ha arrancado y... ¡¡Plasss!! Me he despertado de golpe y desorientado. He tardado unos segundos en centrarme y darme cuenta de lo que ocurría. Me levanté corriendo y tras varias voces al conductor he conseguido que parase antes de salir de la estación.

Está visto que todo el mundo va a lo suyo. No os preocupéis que ya no despertaré a nadie tampoco si se duerme, ni os daré los buenos días, y si veo que se te cae algo al suelo o que te va a atropellar un coche no diré nada. Para qué. Cabrones. Ya no voy a ser amable nunca más. Capullos.Se nota que me ha sentado mal ¿o no? ;-P

¿Y ahora qué? (V.O.)

Un pequeño golpe, justo en el precipicio que desborda el vaso, puede hacer que todo aquello que has defendido y por lo que has luchado durante tantos años se venga abajo hecho pedazos. Ya solo quedará en el recuerdo el gesto, el dolor, el arrepentimiento de no poner suficiente atención sobre una minúscula pero inmensa ola y las ruinas irreconocibles de lo que construiste esparcidas por toda la eternidad.



Horst Brandstätter

 Hace tiempo me di cuenta que este blog sin querer se había convertido en parte en una página de necrológicas. Que si había muerto Dio, Gary Moore, Corey Haim...Así que decidí que no iba a decir nada más porque parecía que con ellos se iba también un parte de mi.

 Pero por la parte que le toca a este blog hoy tengo que decirle adiós a Horst Brandstätter dueño y creador de la compañia Playmobil.



Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!