Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

28 de febrero de 2015

En canoa por el Amazonas
No me voy a enrollar esta vez de tanto que he hablado de ello. Solo voy a decir dos cosas. Ya tenemos mi novela El caballero de la canoa en formato papel y que estoy muy contento con el resultado.

Os dejo aquí un par de enlaces, el primero para comprar directamente la novela en Amazon.es sin más esperas y el segundo el acceso a la página del libro aquí en mi blog donde podéis encontrar muchas más información (ya sabéis que podéis acceder también desde el menú Mis libros en la cabecera del blog.





Bueno quien dijo un par de enlaces os deja cuatro, que me he currado todas las páginas para que podáis disfrutar de ellas tanto como del libro. Cotillead no seáis tímidos ;-P


3 comentarios:

  1. Aclaración, lo de por el Amazonas no es porque la novela transcurra allí ni nada por el estilo. Es por lo de Amazon...ejem. Chiste malo ;-P



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 28 de febrero de 2015, 18:17

    ResponderEliminar
  2. Uy, he comentado pero creo que el comentario no se ha guardado.
    Te decía que yo me lo he comprado hoy, ya te contaré... y que espero que tengas mucha suerte en las ventas!



    Publicado por Sonix para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 28 de febrero de 2015, 22:21

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sonix, espero que disfrutes con la lectura. Eso, ya me dirás ;-)

      Besos!



      Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 1 de marzo de 2015, 10:04

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!