Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

En canoa por el Amazonas

No me voy a enrollar esta vez de tanto que he hablado de ello. Solo voy a decir dos cosas. Ya tenemos mi novela El caballero de la canoa en formato papel y que estoy muy contento con el resultado.

Os dejo aquí un par de enlaces, el primero para comprar directamente la novela en Amazon.es sin más esperas y el segundo el acceso a la página del libro aquí en mi blog donde podéis encontrar muchas más información (ya sabéis que podéis acceder también desde el menú Mis libros en la cabecera del blog.





Bueno quien dijo un par de enlaces os deja cuatro, que me he currado todas las páginas para que podáis disfrutar de ellas tanto como del libro. Cotillead no seáis tímidos ;-P


Larga vida y prosperidad

D.E.P.

Y como buen cabezota...

 Me he buscado otra forma de publicar en papel. Amazon es la solución. Manos a la obra y siendo Fanegas como soy tiene que ser dicho y hecho. El jueves me llega la prueba de imprenta.

Ayer estuvieron mis jefes haciéndonos la evaluación anual. Creo que por fin me van a ascender, que ya iba siendo hora. Por lo menos me han puesto un "supera las expectativas"

¿Y el peque? Para comérselo, aunque sea un terremoto y la dermatitis nos vuelva locos

¿Y Elena? Pues agotada como yo. El trabajo, la casa nueva, el traslado, el niño, mi piso, su piso... Tenemos que buscarnos nuestro espacio y nuestro momento. A ver si termina esta vorágine y os centramos un poco.

Frío Invernal (V.O.)

 –¡Madre mía! ¡Vengo muerto de frío! –Daniel entró en la casa acompañado de un aire gélido que llegó al salón levantando los papeles que acababa de dejar su mujer sobre la mesita.
  –Si ya lo dijeron ayer, que iban a desplomarse los termómetros –. Amanda se levantó de la silla  recogió las hojas del suelo y se acercó a Dani para darle un beso. –¡Estás helado! –rio al notar el frío en los labios y en el pálido rostro de su marido.
  –Helado es poco. No he entrado en calor en todo el día. –dijo alicaído mientras se quitaba el abrigo y los guantes. –Y mira que en la oficina me puse el radiador justo al lado. Pero ni así.
  –No te estarás poniendo malo...Tienes mala cara.
  –Me encuentro bien. No te preocupes. Me doy una ducha calentita como algo y noche de sofá y manta. –sonrió de forma tranquilizadora.

 Pero mentía, no se encontraba bien. Desde que había salido de casa aquella mañana el frío se me había metido dentro de él de tal forma que había perdido la sensibilidad en todo el cuerpo. Cómo sería la sensación del frío invernal que le invadía que le había cambiado el humor por completo. Se sentía tan desanimado que hasta tenía que hacer un esfuerzo inimaginable incluso para hablar y expresarse de forma normal..
 Se metió en la ducha y el agua, que aún no estaba caliente, le parecía hervir en su piel. Se miró de arriba a abajo. Tenía toda la dermis blanquecina con cierto tono amoratado en algunos puntos. No entendía cómo podía estar tan helado y no haber entrado ya en calor.
 Cenó con desgana, cada bocado era un suplicio. Estaba deseando tumbarse en el sofá bajo la mantita y ver un capítulo de Castle acurrucado junto a Amanda para desconectar un poco del trabajo y de ese día tan agotador.

  –Pero bueno, aún no has entrado en calor  –le dijo ella al notar sus manos frías rodeándola una vez se sentaron frente a la televisión.
  –Pues no la verdad...Había pensado que quizá tú me hicieras subir un poco la temperatura... –dijo con poca convicción. Había estado tan apático durante toda la velada que se sintió obligado a hacerle un arrumaco para que viera que no pasaba nada malo.
   –Voy a por el termómetro ahora mismo. Tú estás malo.  –aseguró muy seria.

 Cuando le quitó el termómetro digital no marcaba más de 25ºC.

   –Esto es imposible. –se sorprendió ella– Este chisme tiene que estar estropeado –. Apagó y encendió el aparato una y otra vez y se dispuso a ponérselo de nuevo. En ese momento Daniel cayó en la cuenta. Se llevó la mano al cuello buscando el pulso. Ahora todo tenía sentido.
   –Lo que  te decía cuando llegué a casa Amanda... Estoy muerto de frío.




Yo me lo guiso

 Si el plan A no funciona habrá que utilizar el plan B. Aunque me parece que este que me planteo ya es el C creo... Como ya sabéis por mi anterior entrada hoy se acaba el periodo de financiación a través de Verkami. No ha salido adelante. Vamos ni siquiera nos hemos acercado. Así que habrá que buscarse las castañas en otro sitio. Esto ya os lo comentaba ayer.

 Todo esto me ha hecho plantearme muchas cosas. El caso es que como mi mente no para, y ya se veía desde hace tiempo que no lo íbamos a conseguir, recordé que de pequeño me decían que las pruebas y los experimentos se hacían con agua o gaseosa. Así que por eso estado retomando un poco el tema de Pedacitos de Muerte. He hecho algunas modificaciones y actualizaciones en su versión digital para probar ciertas cosas. Y como el gigante que es Amazon sigue creciendo y tiene nuevos servicios...quizá para El caballero de la canoa... 

 Bueno de momento no digo más y espero que pronto tenga buenas noticias al respecto ;-)





He vuelto

 No sé si para quedarme. Espero que sí. Porque esto debería ser lo que tuvo que ser siempre. Un diario. El diario que siempre escribí y que abandoné el día que me fui a vivir con Elena. Las prioridades cambian y más ahora que somos padres. Pero todos necesitamos nuestro espacio, ese rincón al que acudir para desahogarnos y si hace falta, llorar.

¿Y por qué precisamente he vuelto hoy aquí?

Porque justo hoy termina el proyecto de Verkami para la publicación de mi novela El caballero de la canoa. No llego ni a 50 mecenas. Ni al 25 % del dinero que necesitaba....Me ha fallado mucha gente. Gente muy cercana y que me ha decepcionado brutalmente.

Llevo desde finales del 2011 volcado en esta novela.Terminé de escribirla en el 2013 y desde entonces estoy dando vueltas para publicar...y aquí seguimos.

La verdad que no sé por qué me preocupo ya. Si no tengo tiempo ni para sentarme a escribir. Debería olvidarme de todo. Pero soy muy cabezota.

Y llegamos al final

Quedan solo unas pocas horas para que finalice el crowdfunding de mi novela El Caballero de la canoa. ¿Qué cómo ha ido? De pena.

Sólo tenéis que echar un vistazo al widget que encabeza la página (y que no tardaré en quitar ya que me duelen los ojos y el alma sólo con verlo...) para comprobar que sólo hemos conseguido el 25% de lo que necesitábamos. 
Efectivamente sabíamos que era muy difícil y había que llegar a mucha gente para conseguirlo, pero había que probar. Además nos sirve como estudio de mi poder de convocatoria, ver que a los españoles aún nos cuesta mucho comprar por Internet y que lo del mecenazgo a muchos todavía no les ha quedado muy claro lo que es. ;-)

Pero bueno, no me doy por vencido y el caballero menos aún. Así que ya estoy buscando otros caminos para publicar y creo que ya tengo el sendero a seguir bastante claro...Os aseguro que llegaréis a tener la novela en papel entre vuestras manos.

No quiero terminar esta entrada sin dar las gracias a todos mis mecenas. Vosotros sois los que me habéis dado el calor y la fuerza para seguir adelante. GRACIAS.




Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!