Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

El nombre del viento (V.O.)

En mis idas y venidas en autobús de casa al trabajo este verano uno de los libros que he devorado es este primer volumen de la trilogía Crónica del asesino de reyes de Patrick Rothfuss. No conocía nada sobre este hombre y sobre la novela. Lo único que había oído fue que había sido todo un éxito y era lo primero que escribía.

Así que me embarqué en su lectura.

Ni el cansancio ni el sueño pudieron evitar que me absorbiera de tal manera que ni me dí cuenta cómo pasaban las páginas unas tras otras hasta llegar al final. Ni siquiera el peso del libro y su extensión. Porque sí, lo compré en tapa dura. Podía haberlo comprado en formato electrónico para mi kindle pero la diferencia de precio no era tan grande. Pienso que para un formato digital deberían haber puesto un precio mucho más acorde. De todas formas tenía ganas de sentir las páginas entre mis manos, que hacía mucho que no leía en papel ya que todas mis últimas adquisiciones han sido en digital. Pero bueno a lo que iba que me disperso.

La forma de escribir de este hombre me ha recordado a las canciones de AC/DC, que las escuchas y te parecen tan sencillas que podrías haceras tú igual. Pero ni de coña. Para hacer algo así hay que tener mucho talento. Y realmente Rothfuss no es que nos cuente nada nuevo, pero su forma de relatar las cosas es única. Te envuelve y te arrastra con él. Parece que estás alli, contando las monedas que tienes en el bolsillo para sobrevivir un día más o compartiendo esos momento en el tejado con Auri...bueno mejor no os digo más y lo leéis vosotros mismos.

(Me acabo de dar cuenta que con el nuevo diseño de la página haga lo que haga me pone las fotos en su tamaño original, me parece que me va a tocar redimensionar, sí o sí, todas las fotos antes de publicar...)


Título: El nombre del viento
Saga: Crónica del asesino de reyes
Año de edición: 2007
ISBN: 978-84-01-35234-8
EAN: 9788401352348
Páginas: 880
Edición: Plaza & Janés, Tapa dura
Sinopsis:

Músico, ladrón, mago, asesino y héroe: ésta es la leyenda de Kvothe. Su verdadera historia sólo empezará a contarla en El nombre del viento. «He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. «Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.»

Nauseabundo (V.O.)

El olor a carne quemada era nauseabundo, pero al pequeño Klaus le recordó a las fiestas de invierno. Acababa de llegar la primavera y no pudo evitar rememorar el aroma que, hacía unas pocas semanas, desprendía el asado de jabalí que preparaba la abuela grande. Era el mismo olor que cuando las llamas se levantaban y quemaban la piel del animal haciendo que la grasa chorreara sobre la hoguera.

El niño sabía que no debería estar pensando en aquellas cosas y que el olor tendría que resultarle nauseabundo. Todos a su alrededor lo decían. Pero Klaus no entendía porqué el olor que desprendía la tía Margaret mientras la quemaban tenía que ser malo. Si el jabalí cuando estaba vivo olía mal y al asarse olía tan apetitosamente...¿Cómo iba su tía, que solía oler a fragancia de hierbas, oler mal asada? Incluso debería oler mejor que el jabalí.

A la tía Margaret la quemaban por bruja. Sabía leer, escribir y sabía algo de medicina natural. Lógico que la quemaran. Todos aquellos conocimientos no eran más que brujería y no podían traer nada bueno.

A Klaus le rugieron las tripas, tenía hambre y ver asarse a su tía atada a un poste no ayudaba. Menos mal que el ruido que emitía su estómago quedaba amortiguado por el crepitar de las llamas y los últimos gritos agónicos de Margaret. Esa era la única diferencia palpable entre el jabalí y ella. Al jabalí le habían dado muerte antes y a ella la asaban viva. Quizá por eso decían que era nauseabundo.

Al niño se le hizo la boca agua. No pudo evitarlo. Una cosa era comerse un jabalí y otra comerse a una bruja que además era tu tía. La comunidad en la que vivía Klaus era muy estricta. Sin embargo él tenía hambre...


Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!