Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

22 de agosto de 2014

Desaparecido en combate
 La verdad que no sé si ha sido realmente en combate o no, porque ando muy perdido últimamente. El caso es que no doy señales de vida por ningún sitio. Es como si no tuviera nada que decir, como si hubiese entrado en un estado catatónico y viera que todo se mueve a mi alrededor y yo no me pudiera mover. Incluso, en mis pocos momentos de lucidez de las últimas semanas, he tenido que tomarme el pulso varias veces para comprobar que seguía en el mundo de los vivos. Y es que con tanta horda de zombies y vampiros uno no sabe ya a qué colectivo pertenece.

 Vale. Estoy desaparecido porque tengo la mente y mi tiempo en otra parte. Bueno, están en un montón de sitios que hacen que tenga mucho que decir y hacer, pero no avance lo suficiente para que parezca que he dado un paso o haya hecho algo positivo. Hay cosas que se cocinan lentamente, lo malo es que tengas que meterlas luego en el congelador.

 Siempre me he caracterizado por tener una paciencia infinita, pero todo se acaba y me empieza a invadir un desazón que ya no solo va por dentro si no se refleja por fuera. La verdad que me han dado ganas desaparecer y empezar de cero. A punto he estado varias veces. Pero creo que voy a aguantarme las ganas y esperar...siempre esperar...

Que más da ya un año que dos...

Y cuando vuelva, porque volveré, veremos que es lo que ocurre y lo que hago. Mientras tanto seguiré desaparecido un rato.

4 comentarios:

  1. dicen que la paciencia es la inteligencia de la espera y si es de tener paciencia en la espera pues inteligente eres, jajajaja es como un trabalenguas... pero tranquilo Eduardo creo que aquí muchos te esperaremos.

    Un fuerte abrazo.



    Publicado por Ana Carolina para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 24 de agosto de 2014, 18:38

    ResponderEliminar
  2. Vaya, siento esa desazón, pero a veces en esta vida - de forma mucho más frecuente de lo que nos gustaría - toca tener esa paciencia de la que hablas. Yo soy de natural impacienta así que te entiendo (creo). Besos!



    Publicado por Sonix para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 25 de agosto de 2014, 10:44

    ResponderEliminar
  3. Anda pero no tardes mucho en volver a aparecer, que aquí estamos esperándote.

    Un beso.



    Publicado por María para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 5 de septiembre de 2014, 17:33

    ResponderEliminar
  4. Yo también he sentido la necesidad apremiante de desaparecer y al final no me he dejado llevar. Al contrario he luchado por seguir ahí e intentar compartir mis deseos, ilusiones y vivencias a pesar de todo y todos. es verdad que hay que pasar por diversas etapas para madurar y crecer pero... bueno quién soy yo para dar consejos. No te conozco pero te necesito y si no yo habré puesto en mi boca lo que alguien sentirá¡¡¡¡ ANIMO¡¡¡ estoy gritándote, reacciona y aquí tienes un amigo¡¡ un abrazo¡¡¡¡



    Publicado por Francis para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 5 de septiembre de 2014, 17:45

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!