Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

12 de junio de 2014

El alma de la nada (V.O.)
Aquí no hay nada...sólo una sensación de vacío. Como otras tantas veces. Un espacio tan lleno de cosas huecas que hace rugir de hambre sin que puedas llevarte cucharada a la boca. Es imposible ingerir comida alguna. Todo se queda atascado, atragantado... Es tan difícil alimentar el alma...

Aquí no hay nada...y en poco tiempo no habrá nadie. Eso no es nuevo. Pero sí que yo, la nada que lo devora todo, me invagine sobre mí misma para deglutirme y acabar con todo. Es irónico ocupar tanto espacio y al mismo no ocupar nada en absoluto.

Mejor no sigáis leyendo porque aquí no pone nada que pueda alimentar vuestras almas. La mía ya está vacía y querrá devorar las vuestras.

“ ¿Tiene que ser así? ¿Tengo que perderlo todo?

-Nada se pierde -dijo ella-. Todo se transforma.” 

Michael Ende


Relato inspirado en "La historia interminable" de Michael Ende

2 comentarios:

  1. Qué exagerao¡¡¡
    Yo no me lo creo.


    SINO HUBIERA NADA NO LEERÍAMOS NADA, y no es así. Un beso.




    Publicado por Amapola Azzul. para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 23 de junio de 2014, 1:08

    ResponderEliminar
  2. ¿No te lo crees Amapola? De eso se trata lo que has leído no es nada. Porque -Nada se pierde -dijo ella-. Todo se transforma.” Bienvenida. Un beso para ti también



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 23 de junio de 2014, 8:40

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!