Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

Me encanta el otoño...

...la lluvia y este fresquito matutino ¡A por el lunes!

Maldición gitana


Creo que todo comenzó después de rechazar la rama de romero que me ofrecía la gitana. En aquel momento no me pareció que me lanzara una maldición pero ahora dudo que aquellas mismas palabras que me dijo no lo fueran ya de por sí. Tienes el alma más negra que la ropa.

Sí que es cierto que iba completamente vestida de negro. Me gusta ese color y no es que sea gótica, fatalista ni nada por el estilo. Simplemente me favorece y me parece un tono que pega con todo y en invierno se agradece más con unos pocos rayos de sol.

El caso es que tenía una cita. La primera con el hombre más educado y guapo que había pisado la tierra. Le había conocido a través de unos amigos y desde que le vi supe que iba a ser el hombre que cambiase mi vida. Le deseaba y la amaba con toda mi alma. Habíamos quedado en un conocido restaurante del centro y cuando llegué él ya estaba esperando con un traje que parecía hecho a medida por Brioni.

Pero todo desde el principio fue mal....para acabar mucho peor.

Durante el transcurso de la noche no pude dejar de sentir la oscuridad que me carcomía por dentro y parecía salir hacia fuera. Era como si yo no fuera nada en su presencia, como tener que demostrar algo para sentir que me merecía a alguien como él. Pero todo lo que salía de mi boca era pura soberbia para intentar impresionarle; blasfemias al ver que estaba metiendo la pata y finalmente odio, quejándome de esto o de aquello por intentar encontrar un punto de conexión. Lo único que conseguí fue ver el dolor más grande reflejado en sus mirada y la consternación más profunda en su nívea alma...

Era como si pudiera verlo. La oscuridad engullendo a la luz.

No fuimos capaces de llegar al postre sin que la conversación se terminara y el silencio nos rodeó hasta que se ofreció a acompañarme por pura educación. Al salir caminamos por una solitaria calle y sinceramente no recuerdo como acabamos en aquel callejón.

Sólo recuerdo que le odiaba, le odiaba más que a nada en este mundo y acabé tiñendo de rojo su perfecto traje y apagando aquella luz en sus ojos que tanto me deslumbraba.


Últimamente con las imágenes que encuentro y que me gustan para poner en el blog no tengo suerte, No hay manera de encontrar al autor.

Porque lo dice la RAE...

 Vale. He perdido una apuesta y donde decía antes palabrista ahora tengo que decir que soy escritor. Para que luego no digan que soy un cabezota que no da su brazo a torcer. Que sí, que os doy la razón, que lo pone en la RAE. Es verdad soy escritor. Y es que me cuesta decirlo porque para mi eso sigue una profesión y yo no vivo de ello. 

Ojalá...

Poder dedicar todo el día a lo que más me gusta...
escritor, ra.

(Del lat. scriptor, -ōris).

1. m. y f. Persona que escribe.
2. m. y f. Autor de obras escritas o impresas.
3. m. y f. Persona que escribe al dictado.
4. m. y f. ant. Persona que tiene el cargo de redactar la correspondencia de alguien.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Reciclando mi vida

Estoy intentando desde que he vuelto de vacaciones poner muchas cosas en orden. Y la verdad que estoy un poco saturado. Cuando me siento delante del ordenador hay tantas cosas que no sé por dónde empezar, tantas cosas que decir...que al final ni digo ni hago nada. O por lo menos esa es la sensación que me invade.

Entre esas miles de cosas con el traslado de lugar de trabajo intento optimizar mis idas y venidas que se transforman en horas de transporte público. Y como llevar una bici grande en el tren es a veces un poco complicado por el volumen de gente en horas puntas decidí cambiarla por una plegable.

Así que he vendido mi bicicleta. Y ahora me falta vender el amplificador y la guitarra para intentar convertir el dinero que saque por las tres cosas en una bicicleta plegable un poco decente.

Si hay alguien interesado ya sabéis dónde estoy.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!