Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

15 de julio de 2013

La introspección del caballero
Voy a estar una temporada (que espero no sea muy larga) ausente del ciberespacio. Para que no me echéis mucho de menos os voy a dejar un texto, que he querido recuperar y revisar para vosotros, escrito hace mucho tiempo en un blog muy lejano...Allí nació El Caballero de la Canoa y estas son sus palabras:

Mi armadura pesa, no lo puedo evitar...

Sé que en mi isla, en estas aguas y menos aún en mi canoa no debería llevarla. Incluso fuera de estos dominios tampoco la necesito...pero quitársela duele tanto... Antigua estirpe de una orden ya olvidada y tan oxidada como mi armadura. Un peso muerto que solo me trae problemas...pero aunque me la quite veo que sigue ahí con sus ornamentos desgastados. Siempre visible ante mis ojos protegiéndome de la nada. Pasados valores perdidos, viejas cicatrices ocultas, leyendas del pasado...remotas luchas que hielan de terror...Miro mi pecho y aunque no esté puedo sentir el frio metal pegado a mi cuerpo.

No lo puedo evitar. La llevé tanto tiempo que se ha convertido en el miembro fantasma que nunca perdí. Mi vida ha sido ocupada por largas jornadas de impresiones malditas y pérdidas de tiempo, de la búsqueda de falsas esperanzas encubiertas en verdaderos espejismos. Miles de noches arrebatadas por el peso de mi armadura donde el cansancio agotaba mis sueños y anulaba el vuelo de mi alma...

Hace días que no subo en mi canoa y me dejo llevar por las tranquilas aguas; hace días que no dejo que las olas mezan mi alma y mis ojos se llenen de miles de estrellas en la noche. Hace días que no baña mi rostro el brillo de la Luna y dejo que me hipnotice su reflejo en la superficie del océano.

Pero hoy en la noche vuelvo y salgo de mi cabaña...la cabaña junto a los árboles, y camino por la playa, la playa de mi isla, con mi armadura oxidada y los pies descalzos por la arena...

Y mis ojos ciegos echan de menos algo. Subo con ansia de nuevo a mi canoa, mi canoa de madera, y nada más dejar atrás la orilla miro al cielo...y allí está ella.


Tengo que aclarar que este texto para nada tiene que ver con el tono, el ritmo y la idea con el que he escrito la novela. Simplemente es, como el título dice, una mirada introspectiva de uno de sus protagonistas. Es como meterse en su cabeza y oír lo que dice y piensa en un día que se ha levantado con el pie izquierdo...Simplemente e apetecía compartirlo con vosotros.

6 comentarios:

  1. Pues tiene muy buena pinta, como dices es un momento de introspección, de hacer balance de la visión que el personaje tiene de sí mismo... Estaré atenta a otras novedades que vayas colgando, después de esa pausa (no muy larga) que vas a hacer. Suerte con todo!



    Publicado por Sonix para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 15 de julio de 2013 23:08

    ResponderEliminar
  2. Sonix, me alegra saber que te parezca que tiene buena pinta. Esperemos que cuando llegue el libro te guste igual o más jejeje. Muchas gracias por estar siempre ahí, ¡Un besazo!



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 17 de julio de 2013 11:50

    ResponderEliminar
  3. Eduardo, te había perdido la pista.
    Bueno, no te ausentes demasiado que luego cuesta arrancar de nuevo.
    Leeré tu relato durante mis vacaciones, más tranquilamente.

    Por cierto, que sepas que tu respuesta de hoy en mi blog, me ha parecido la mejor, o al menos la más "equilibrada" jajaja
    Tú sí que sabes!!!
    Eso sí, no me vengas ahora con que roncas, eh?
    :)

    Besos y cuídate.



    Publicado por Aniquiladora para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 17 de julio de 2013 12:58

    ResponderEliminar
  4. Aniquiladora, así que la mejor respuesta jajajaja. Y no, no ronco :-)
    Me ausentaré lo justo y necesario, que espero no sea mucho tiempo y poder volver con las pilas cargadas. ¡Disfruta de tus vacaciones! Besos



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 18 de julio de 2013 11:46

    ResponderEliminar
  5. Udo, guapo, me he perdido navegando...y he ido a dar con tu blog! Toda una sorpresa leer algo de la futura entrega.Confío en que no se haga
    Esperar. Disfruta de tu ausencia.
    Mil besos...



    Publicado por Marina Arias para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 14 de agosto de 2013 02:26

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay Marina! No sabes la ilusión que me hace encontrarte aquí. Espero que te conviertas en una habitual ¿Eh? A ver si es verdad y no se hace esperar mucho... ¡Un kilo de besos!



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente a las 14 de agosto de 2013 11:51

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!