Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

29 de febrero de 2012

¿Obligaciones?
Vengo de leer una entrada de un blogger argentino al que sigo hace tiempo. Me ha hecho pensar con su entrada de hoy en muchas cosas.

En pocas palabras: Nos creamos obligaciones absurdas. Nos atamos especialmente por culpa de la tecnología a cosas que no son importantes y nos roban decenas de minutos y más de horas. Si fuesemos capaces de desvilcularnos de tantas cosas absurdas disfrutaríamos más de un paseo o una simple visita a la casa de un amigo.

Y todo esto lo digo yo que ahora mismo tengo abierta la cuenta de correo del trabajo, la de gmail, el facebook, el blog...

Debo estar estresado y no por trabajar frente a un ordenador y tener esas ventanas abiertas. Tengo que estar aquí en la oficina así que es un tiempo que tengo que cubrir y perder igualmente. Mi estrés debe provenir de la cuenta atrás que acompaña a este blog, del acoso de dos o tres personas que no saben dónde está el límite o yo no he sabido ponerlo (creo que son las dos cosas), a esos proyectos que tengo entre manos y nunca tienen fin...se alargan en el tiempo y no disfruto de cada momento como me gustaría.

Estoy barajando como mi buen amigo argentino la posibilidad de desaparecer y volver dentro de un tiempo...sin obligaciones.


2 comentarios:

  1. Eduardo, mis obligaciones son mi familia y mi trabajo, todo lo demás, es una distracción que me gusta, vengo al blog a desconectar un rato, paso por el facebook rápidamente, como una estrella fugaz, el blog me tiene un rato más liado, porque me gusta, pero como decía Alberto Vázquez-Figueroa en su libro "Tierra virgen", nos creamos necesidades innecesarias.
    Yo me estoy decantando por hacer senderismo con mis hijos, se han empezado a apuntar amigos, y cada vez veo más entusiasmo, y todo huyendo de estar embobados con la tele.



    Publicado por Ruben para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 29 de febrero de 2012 12:00

    ResponderEliminar
  2. Es terrible cuando algo que empezamos por afición se trasforma en obligación. De todas formas, es algo que nos hacemos a nosotros mismos, así que siempre tenemos la capacidad de escapar... ¡huye! Besitos



    Publicado por Vir para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 2 de marzo de 2012 10:04

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!