Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

2 de febrero de 2012

Letras de sangre

 Vincent era crítico literario de un pequeño periódico en un aún más pequeño y olvidado pueblo de Nebraska. Siempre había querido ser escritor pero desde siempre supo que no tenía talento para ello, aunque sí lo tenía para desmembrar y ridiculizar hasta la obra más aclamada.

 Todas sus frustraciones parecían haberse aplacado desde que vivía en aquel lugar y se había casado con Jenny, la bibliotecaria. Era feliz. Tenía todo el tiempo del mundo para leer y leer y para amar y amar.

 Tuvo un hijo, al que llamó Edgar. Volcó en él todos los sueños y deseos que no pudo cumplir para sí mismo. Quería convertir a su hijo en el mejor escritor del mundo. La letra con sangre entra... se decía. Y así lo aplicó. ¿Qué mejor forma de disciplinar en el mundo de las palabras?

 Con los años comprobó que su hijo tenía talento, que las heridas que produjeron las palabras recibidas habían germinado en su interior...pero aún no llegaba a ser perfecto. Entonces pensó que hacer salir la letra de la misma manera...

 Fue entonces cuando se le ocurrió que su hijo escribiera con su propia sangre, la que había sido alimentada a base de golpes. Así cada mañana cortaba su joven muñeca para llenar el tintero...era la única forma de asegurarse de que cada palabra que escribiera iba a ser meditada y una vez escrita la más acertada...

4 comentarios:

  1. Esa tinta es un pelín cara, y además, no se si valdría, porque cuando matan el gocho y cogen sangre para las morcillas, me he fijado yo que no paran de remover, así que, si pones sangre en un tintero, ¿no se pondrá muy espesa? pregunto.(estoy en plan escéptico hoy, con lo de la marmota me he quedao antiusa para todo el día)



    Publicado por Ruben para Eduardo Fanegas de la Fuente Blog a las 2 de febrero de 2012 12:31

    ResponderEliminar
  2. Eduardo Fanegas de la Fuente12 de junio de 2020, 9:58

    Rubén, pues no había pensado en eso yo de que la sangre se iba a coagular...vaya mierda de escritor que estoy hecho jajajaja



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente Blog a las 3 de febrero de 2012 10:07

    ResponderEliminar
  3. Pagar nuestras frustraciones en nuestros hijos, tremendo. Me ha gustado mucho, a pesar de lo escabroso (y no te preocupes, existen los anticoagulantes).



    Publicado por Vir para Eduardo Fanegas de la Fuente Blog a las 6 de febrero de 2012 08:31

    ResponderEliminar
  4. Eduardo Fanegas de la Fuente12 de junio de 2020, 10:02

    Vir, gracias, aún tengo esperanza entonces ;-) besos!



    Publicado por Eduardo Fanegas de la Fuente para Eduardo Fanegas de la Fuente Blog a las 6 de febrero de 2012 08:40

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!