Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

25 de enero de 2012

Los blablas
Hoy me estoy dando cuenta de la cantidad de gilipolleces que se ponen (y también me incluyo yo) en la redes sociales e incluso los blogs. Menuda manera de perder el tiempo.

Y es que hoy me he levantado en plan Ikea como dice mi compañero de trabajo. A mí a veces me dan esos puntos en los que me levanto por la mañana y me da la vena de cambiar todos los muebles y las mesas de sitio en la oficina. De cerrar cuentas que digo...para qué narices tengo esto. Y si a ver si hoy me da tiempo y cambio mi mesa de sitio.

Pero lo de las redes sociales... no se puede. Y la verdad que echo pestes de Facebook, pero ahí estoy porque hay que estar en el mercado, que parece una obligación y una necesidad. Y casi es cierto, pero me da asco tener que estar dado de alta en un sitio que me da grima solo porque si no estás allí no pintas nada. Y encima es que la gente es mucho blablabla y luego si te he visto no me acuerdo. Tengo más de 150 "amigos" con lo que no hablo nunca y alguno no tengo la más mínima idea de quienes son. Pero es lo que hay, es la falsedad del Facebook que por esto empiezan los dos por F.

Y la verdad que estoy pensando que el día que tenga unos cuantos temas atados no cerraré mi cuenta, pero sí que dejaré de entrar. Rebeldía machacante ;-P




7 comentarios:

  1. Bueno hombre, no te pongas así, a mi no me conoces porque estoy pelín lejos, pero yo no tendría ningún inconveniente, faltaría más.
    Yo tengo gente que no se quien es, creo a veces recordar, pero nada.



    Publicado por Ruben para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 25 de enero de 2012 13:06

    ResponderEliminar
  2. Creo que a todos nos pasa, eso de tener gente que no conocemos. Pero la verdad es que tampoco espero mucho de esas redes sociales, ni de los que conozco, ni de los que no conozco. A estas alturas de la vida una ya sabe que está más o menos sola cuando hay problemas. Asumido eso, entro sin problemas a Facebook o a donde haga falta, a poner chorradas como el que más. Y me olvido de que esa gente que tengo agregada se llaman "amigos".
    Y nada, que resumiendo, te entiendo perfectamente.



    Publicado por Sonix para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 25 de enero de 2012 20:27

    ResponderEliminar
  3. Ruben, jo como eres jajaja, ya sabes que me refiero a esos que te agregan y no sabes de donde vienen, o esos que ponen fotos contra la violencia y se dan la vuelta y le meten una leche a su mujer...Seguro que si tu y yo vivieramos más cerca ya nos habríamos tomado alguna caña juntos, un abrazo! :-)

    Sonix, Efectivamente así son las cosas y así es el mundo de las redes sociales. Nos entendemos. Besos!!



    Publicado por C.C. para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 26 de enero de 2012 09:02

    ResponderEliminar
  4. Ya estamos... Si es que es mejor estar que no estar. Tómatelo como lo que es, una red "social". A veces en los círculos sociales aguantamos a muchos seres despreciables porque toca o porque conviene, no le des más vueltas. Beso!



    Publicado por Vir para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 1 de febrero de 2012 17:31

    ResponderEliminar
  5. Vir, así me lo tomo, es lo que hay, pero debemos quejarnos de vez en cuando no? jajaja beso!



    Publicado por C.C. para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 2 de febrero de 2012 09:49

    ResponderEliminar
  6. Bueno...que me voy poniendo al día con tus post.
    Y si, a veces esta bien quejarse, di que si! jeje
    Besetes!



    Publicado por Olivia para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 7 de febrero de 2012 23:16

    ResponderEliminar
  7. Olivia, me alegra verte por aquí. Y lo de quejarse...pues claro, quien no llora no mama!! jajaja



    Publicado por C.C. para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 9 de febrero de 2012 08:40

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!