Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

29 de septiembre de 2010

Estoy harto
Y más que harto estoy hasta las pelotas.

De la mierda de la huelga y que me tire dos horas y media para ir a trabajar y otras dos horas y
media para volver.

De tener unos representantes sindicales en mi empresa que son todos unos auténticos payasos.

De que la gente se crea que yo no tengo problemas. Que piensen que tengo que estar ahí para cuando ellos quieran y les interesa y luego si te he visto no me acuerdo. Eso son amigos y lo demás son tonterías.

De estar que no levanto cabeza desde que pillé la gripe A, y que no he salido de una para estar jodido de otra cosa. ¡Quiero comer de todo! ¡Quiero dejar de visitar al señor Roca!

De que la gente solo me llame cuando está mal y no lo haga cuando está bien.

De que la gente sea tan egocéntrica (y egoista) que no te escuche cuando hablas o se salte las partes de los correos que no les interesa ver. Joder, que está escrito...puedo repetir las cosas dos veces pero no tres.

De que me siente a escribir mi novela (que no sé por qué me da vergüenza decir novela porque es eso aunque sea una mierda) y no avance más que un caracol y me de cuenta que jamás voy a terminarla. Y no quiero morirme sin hacerlo. Un trato, me moriré todas las veces que haga falta si consigo y me dejan terminarla antes ¿Vale?

De que me repita más que el ajo y haya por ahí una entrada no muy lejos en el tiempo idéntica a esta. En la que me quejo de todo y de todos. Pero me da igual porque hoy estoy harto.

Bueno, ya me he desahogado un poco. Y me puedo dar cuenta haciendo un pequeño estudio psicológico (porque quiera o no eso es lo que debería haber estudiado y cobrar por ello) de que en general estoy harto de la gente, de que mis problemas gastrointestinales sean debidos a tanta gilipollez que tengo que aguantar y acabo reflejando mis nervios y mi furia por ahí.

Y ahora voy a publicar esto, voy a llamar a la Mochi y a ella si que le voy a dedicar mis oídos, mi tiempo y mi cuerpo porque la quiero más que el Jonathan ese diga lo que diga ;-)


3 comentarios:

  1. Como dice el dicho popular… “No hay mal que cien años dure…”
    Y durante todo ese tiempo siempre tendrás mis brazos para abrazarte, mis piernas para acompañarte y mi corazón para quererte¡¡¡¡
    Todo lo demás, es secundario¡¡¡¡
    Mil besos



    Publicado por Mochi para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 30 de septiembre de 2010 10:16

    ResponderEliminar
  2. Ayy Mi Mochi!!! Muuaaksss



    Publicado por C. C. para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 30 de septiembre de 2010 12:09

    ResponderEliminar
  3. Bobonnnnnnnnnnnnnnnnnn



    Publicado por B.B. para Como el que tiene un tío en Alcalá a las 30 de septiembre de 2010 14:44

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!