Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

15 de enero de 2010

De Limpieza
 Nuestras vidas se deberían limpiar igual que cuando limpiamos la casa, como cuando nos da ese punto de tirar trastos inservibles y que solo ocupan espacio y se llenan de polvo. Ese polvo que como lo movamos nos da alergia.

 Habría que limpiar nuestra vida y nuestro interior de malos rollos, de lo que nos duele y nos trae malos recuerdos. Limpiar de esas personas que no nos aportan nada y lo unico que nos hacen es perder el tiempo y ocupar nuestro espacio vital.

Aquí es cuando mi otro yo empezaría a dar explicaciones de por qué digo esto, y a dar más información de la que debiera. Pero esto es parte de la limpieza, muchas cosas cambian. Solo hay que esperar a sacar la basura.


 

3 comentarios:

  1. Pues, bien, no? Todo lo que sea quedarse limpito y dejar sitio libre, es bueno, no?
    Un besito renovado

    ResponderEliminar
  2. Sip, tienes razón. Lo que no nos sirva, fuera! voy a por la escoba y el recogedor, ;).

    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Me parece estupendo lo de la limpieza, además me gusta más la figurita que has puesto encima de tu televisor que la que había antes. Por cierto, ¿te he dicho que te quiero? y gracias, nunca te estaré lo suficientemente agradecida. Besos.

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!