Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

8 de diciembre de 2009

Josh VII
Ante todo hay que ser sincero. Ese era el lema de Josh.

Era lo más importante que la vida le había enseñado, en especial en las relaciones personales. Pero con la sinceridad no se hacen amigos nuevos, ni se mejora en el trabajo...porque la sinceridad solo funciona con la gente que te quiere. Y aunque la sinceridad muchas veces duele se agradece porque te abre los ojos y quién mejor para abrírtelos que alguien que forma parte de tí.

Pero ir con la verdad por delante puede destruir tu futuro, tu vida. Poner sobre la mesa todas las cartas, descubrir los faroles y los engaños de los demás solo acarrea problemas. Aunque todo el mundo sepa que representas la auténtica justicia y los auténticos valores.

Pero el mundo es injusto.

A Josh le hubiese encantado contarle todo lo que sabía a Eva, todo lo que había vivido, pero eso solo la pondría en peor situación de la que ya le había puesto él. ¿Cómo se le pudo escapar de las manos de esa manera?...?Cómo se le ocurrió pedirle ayuda? Fue un gran error.

Cierto era que si permanecía más tiempo en aquel hospital no tardarían en atar cabos y llegar hasta él. No podía confiar en nadie pero aquella chica, aquella enfermera le transmitió desde el principio algo especial y Josh se dejó llevar por todo lo que percibía en Eva.

Ahora intentaba protegerla, que irónico. Y más aún cuando después de unos largos kilómetros en silencio ella lo rompió con voz temblorosa.



-Nos están siguiendo...creo.

-No puede ser.- miró incrédulo por el retrovisor.

-Yo no entiendo mucho de esto pero ese coche lleva demasiado tiempo ahí detrás. -dijo Eva esperando confundirse.

-Sal en el próximo área de servicio pero no te detengas, sigue adelante para volver a incorporarte.- Dos kilómetros marcaba un cartel para la próxima salida, Josh siguió hablando para tranquilizarla- Lo más seguro que sea un coche que lleva el mismo ritmo por casualidad, en la autopista ocurre con frecuencia. Saliendo e incorporándonos de nuevo lo comprobaremos.

Y así fue, aquel coche también se desvió..y se volvió a incorporar detrás de ellos.

-Acelera...- dijo Josh.

7 comentarios:

  1. Y....?Nos vas a dejar así tanto tiempo?
    Que las dosis de josh sean ytan espaciadas no me gusta, esto está, sinceramente, muy emocionante.



    Publicado por Gilda para .. a las 8 de diciembre de 2009 10:45

    ResponderEliminar
  2. Por Dios, no tardes tanto en la segunda entrega q esta vez si q nos dejas enganchad@s. Que gran verdad la referencia a la verdad y a ser sincero!!!!



    Publicado por Mnemósine para .. a las 9 de diciembre de 2009 21:43

    ResponderEliminar
  3. Gilda, Mnemósine - Lo sé, lo sé...si es que estoy ultimamente de un desconectado para ponerme a escribir que me dan ganas de pegarme a mí mismo. Solo me tengo que obligar un poco, porque luego cuando me pongo delante del papel en blanco y lo relleno un poco aunque sea me siento genial :)
    Gracias chicas!



    Publicado por C. C. para .. a las 11 de diciembre de 2009 08:29

    ResponderEliminar
  4. ahhhhhh cuánto lo he echado de menos...

    Biquiños!!!



    Publicado por maruxiña para .. a las 15 de diciembre de 2009 16:00

    ResponderEliminar
  5. Madre mia...desaparecer? ni de coña, vale? esto está cada vez mas, mas, y mas....Un besazo enorme y cada vez me gusta mas.



    Publicado por Gilda para .. a las 15 de diciembre de 2009 19:26

    ResponderEliminar
  6. Por favor q intriga!!! estoy en el sofá como cuando vi celda 211 jajajaja INQUIETA. Me gusta mas mas mas mas.....



    Publicado por Mnemósine para .. a las 16 de diciembre de 2009 08:30

    ResponderEliminar
  7. maruxiña - echabas de menos a Josh? Muaks!

    Gilda - Nosotros estaremos donde la aventura les lleve, me alegro de que te guste cada vez mas :-)

    Mnemósine - gracias por ponerme al nivel de celda 211 pero más quisiera yo!! jajaja gracias! Besoss



    Publicado por C. C. para .. a las 16 de diciembre de 2009 11:08

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!