Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

27 de agosto de 2009

Josh II
La enfermera estaba allí cuando despertó, justo cuando estaba cambiando la bolsa del gotero. Pero Josh no sabía dónde estaba ni la vio de pie a su lado, lo único que dijo fue Me duele...todo.

El golpe había sido tremendo. La niña se había soltado de la mano de su madre y corría tras una pelota. Nadie sabía de donde había salido Josh, pero apareció en el momento justo para apartar a la niña de un empujón y recibir él mismo el impacto directo del autobús.

Trece días habían pasado del accidente y Josh despertaba por primera vez. Las lesiones eran graves y múltiples pero se recuperaría. Eva tras avisar al doctor se quedó de pie a su lado mientras esté le hacía un reconocimiento. Quizá ahora pudieran saber quién era aquél héroe anónimo. En esos trece
días no habían conseguido identificarle, había llegado al hospital indocumentado y la policía no tuvo ningún éxito hasta entonces. Pensó que era increíble que una persona capaz de hacer algo como lo que había hecho no tuviese a nadie que se preocupara por él, que no llamara a ningún lugar
intentando localizarle.

Aunque una visita sí había tenido, la madre de la niña a la que había salvado la vida, quería darle las gracias pero no estaba consciente aún. Dijeron que la avisarían cuando despertara.

 Mientras Eva divagaba sobre la vida de aquel misterioso hombre el doctorSiret realizaba algunas preguntas al paciente para comprobar su estado. La enfermera volvió al presente para escuchar las respuestas, ahora sabrían quien era. Le preguntó por su nombre, lo que recordaba de accidente, de
antes y de después. Todo fueron respuestas cortas y algunas evasivas, pero todo indicaba que no había afectado ni a su memoria ni a sus capacidades mentales.

- Josh, ¿Su apellido era..? -insistió el doctor ya que solo había sacado en claro su nombre de pila
.
- No me acuerdo.

- ya...Y ¿Alguien a quien podamos avisar? Algún familiar, amigos...

- No. -y apartó la vista mirando hacia la ventana dando por terminada la conversación.- Por favor, me duele...


6 comentarios:

  1. Que haces que no has escrito ya "Josh III", jooooo quiero uno más, solamente uno. Me gusta mucho. Besos.



    Publicado por Vane para .. a las 27 de agosto de 2009 18:09

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante se pone esto. No nos hagas esperar mucho, vale?



    Publicado por Gilda para .. a las 27 de agosto de 2009 20:42

    ResponderEliminar
  3. Ramón de Mielina4 de junio de 2020, 18:08

    pobre hombre... siempre me parece triste los que no tienen visitas



    Publicado por Ramón de Mielina para .. a las 27 de agosto de 2009 21:18

    ResponderEliminar
  4. Primera parte leída! vamos a por la segunda.

    Besitos!



    Publicado por Olivia para .. a las 28 de agosto de 2009 11:06

    ResponderEliminar
  5. Josh... qué valiente, y aun no sabe lo que ha hecho. Debe ser terrible que no sepas quien eres y encima nadie te busque...¿o sí?

    Besos guapo!!



    Publicado por Olivia para .. a las 28 de agosto de 2009 11:09

    ResponderEliminar
  6. Vane - Poco a poco que voy imrpovisando jejeje

    Gilda - A ver si sale algo decente, me alegro que te guste lo poquito que he escrito :-)

    Ramón de Mielina - A lo mejor Josh no tiene visitas porque no quiere...pero sí, eso es triste..

    Olivia - Sí sabe lo que ha hecho y sabe quién es, me parece a mi que es que no quieren que sepan quien es... ;-P



    Publicado por C. C. para .. a las 28 de agosto de 2009 16:58

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!