Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

Querido Confincker

 Downadup o como coño quieran llamarte en televisión o en otros sitios. No es que seas un virus muy hijo de puta (perdón por los tacos que se me salen...), pero me has tocado los cojones pero bien durante un mes por no decir más tiempo. Me he pasado el día en el trabajo reinstalando equipos a los que has dejado fritos y actualizando equipos a mano, uno a uno...he perdido la cuenta ya de cuantos...

La verdad que la culpa no es tuya, es de algunos inútiles que no son capaces de hacer su trabajo. Porque hay muchas formas de proteger una red, de mantenerla actualizada y bien distribuida. Pero bueno, que te voy a contar que no sepas amigo virus informático, si te has colado hasta la cocina...


Sé que aún sigues jugueteando por la red, que me programas tareas inexistentes en los ordenadores porque por mucho que digan los de Microsoft y los de panda que ya te tienen controlado con sus parches y sus mariconadas varias sé que sigues ahí, porque te veo y mi amigo Avast (que ese sí que es un amigo de verdad) te ve también y te da collejas bien dadas... pero claro, como donde trabajo no me dejan tener a mi protector querido pues ahí que vuelves y campas a tus anchas.

Pero lo peor de todo, no es que me toques las narices en el trabajo y llegue agotado a casa y pensando solo en dormir. Lo que me jode es que como no tengo Internet en mi hogar no me dejas esos minutillos que sacaba de mi tiempo para ver a mis amiguitos del blog, y ver que historias nuevas me traen. Y yo me paso días sin escribir nada.

Y para una vez que lo hago solo puedo hablarles de ti, querido Confinker...

Espero acabar contigo pronto..

En las nubes (V.O.)

-Cuidado, no pises en los bordes son muy finos y te puedes caer. 

-Ah, perdón no me había dado cuenta, es que todo esto es tan increíble...

-No pidas perdón. A todos nos pasa lo mismo al principio -me dijo sonriendo amablemente.

-Guau...es que desde aquí hay unas vistas increíbles...Jamás pensé que podría ver algo así... -me quedé embobado mirando a mi alrededor, correteando de un lado a otro mientras elevaba volutas a mi paso. Me sentía como un niño allí arriba.

-No corras, te vas a caer...

-¡¡No, no, no, tendré cuidado de verdad!! -Pero no dejaba mis pies quietos un segundo y seguía con la sonrisa colgada de oreja a oreja.

Las vistas desde aquella nube eran maravillosas, por un lado unos preciosos paisajes nevados que se perdían en las cumbres más altas y lejanas, por el otro un sol radiante que se reflejaba en un lago azul coloreado a su vez de tonalidades verdes por las copas de los árboles del frondoso bosque que los rodeaba. Todo era tan mágico... como en un círculo de seres místicos que de repente me hubiesen invocado para enseñarme lo que me estaba perdiendo.

Volví la vista a mi acompañante para compartir mi alegría y mis descubrimientos con él. Hasta ese momento no había reparado en sus alas. Me miró y sonrió tranquilizador.

-Eres un ángel -confirmé sorprendido.

-Sí, por eso yo no puedo caerme de la nube, pero recuerda que tú sí puedes. Has llegado hasta aquí, sí, pero lo has hecho sin alas. Te he visto llegar y quería avisarte. Así que recuerda que te puedes caer.

-Tendré cuidado, en serio -le dije sonriente volviendo a asomarme peligrosamente al borde de nuevo.


Mi agenda y yo

Bueno, bueno...Así que estamos en Enero ya...y del 2009, qué cosas. Son las 9:07. Hace bastante frío y tengo la nariz helada. Estoy en mi cuartucho en la oficina con el radiador que me traje de casa encendido desde que llegué a las 7:30 y me parece a mí que no voy a tener mucho trabajo que digamos. Es lo que tiene trabajar para funcionarios, hoy es día 5, mañana es 6 y es fiesta claro (qué agudo soy leches)

En todo el edificio no hay más que cuatro gatos que no están dando ni palo al agua y seguro que se irán pronto para hacer las ultimas compras. Por lo cual el efecto mariposa me alcanza y yo estoy igual, sin hacer nada (siempre que digo esto me empieza a caer trabajo por todas partes y al final no paro, pero voy a tocar madera y a seguir escribiendo esta entrada que no se ni lo que es ni de que va) si ellos no trabajan yo tampoco.

La verdad que las cosas ocurren cuando menos te lo esperas y de la forma más sorprendente, lo digo porque he comenzado el año con un cambio significativo y que sinceramente no creí que fuese a suceder. No digo más que lo gafo, pero estoy muy contento. Así que cambiando de tema pero indirectamente asociado a ello el miércoles retomaré las actividades que he dejado en pausa con las fiestas y pienso ir cumpliendo la "agenda" de este año como es debido, porque con un poco de esfuerzo y poco a poco si
consigo esos pequeños objetivos creo que habré avanzado mucho en varios frentes. Son las 9:28
.
Ahora mismo me gustaría estar trabajando en la radio, tener aquí un micrófono y empezar a hablar por hablar, (creo que veo demasiado Fraiser jeje) como estoy haciendo aquí al escribir, seguro que empezaba a
contar cosas sin darme ni cuenta, haría pausas musicales y pondría canciones de los 80, y comenzaría así, como este día con una buena sonrisa :-)


Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!