Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

30 de junio de 2008

Querida amiga:
Muchas veces pienso el día que nos conocimos , aunque eso es realmente lo difícil, llegar a conocer a una persona de verdad. Han pasado ya..diez años? Como pasa el tiempo...

Recuerdo que mi mejor amigo y tu mejor amiga fueron quienes nos presentaron. Ellos ahora están felizmente casados y tú y yo... No puedo evitar sonreír al pensar en las circunstancias de aquel día que te vi por vez primera, los dos estábamos sin pareja en ese momento y ellos pensaban que entre nosotros surgiría algo. Hubiese sido bonito, dos buenos amigos con dos buenas amigas.

Y recuerdo lo que le dije a mi amigo cuando os fuisteis "Joder, esa tía está loca. Y encima con el pelo corto como un chico, odio las tías con el pelo así!" Sé que yo a ti de primeras te caí genial también, como una patada en la entrepierna, pero James es muy discreto y no me dijo exactamente lo que pensabas de mí. Pero los dos hicimos de tripas corazón por Mary y James y nos tolerábamos, ellos eran lo importante.

Coincidíamos en cenas, alguna salida nocturna que otra, nochevieja. Incluso mantuvimos alguna conversación y alguna vez creo que hasta nos lo pasamos bien. Y qué casualidad que tú y yo vivíamos a dos calles uno del otro, pero no nos veíamos más que en la otra punta de la ciudad que era donde vivían nuestros amigos o en esos eventos.

Pasaba el tiempo y nuestro comportamiento seguía siendo distante, hasta más borde y arisca por tu parte. Tu eras y eres algo rara, y yo lo reconozco tengo mi punto friki. Los dos seguíamos siendo los solteros del grupo, y había cachondeito con los de los amores reñidos los más queridos. Hasta que me eché novia, Annie. 

Fue curioso y comentado por todos, que desde ese día, del que supiste de ella y aún sin conocerla tu actitud conmigo cambió por completo. Más agradable, interesada por mis cosas, incluso hasta salimos un día tú y yo solos por ahí hasta altas horas de la madrugada poniéndonos un poco al día de nuestras vidas. Por fin eramos amigos aunque...realmente seguíamos siendo unos desconocidos después de todo.

Seguía pasando el tiempo, tú también te echaste novio y cada vez todos los del grupo nos veíamos menos, cada uno tenía su vida. Y qué decir que a ti te veía menos aún que a nadie. Cuando todo parecía que iba bien en nuestras relaciones tú y yo nos volvimos a quedar sin pareja maso menos en las mismas fechas, volvió el abismo entre nosotros. Todo como al principio. Hasta que al poco retomé la relación con Annie y tan amigos otra vez. Me preguntabas por ella cuando estaba fuera, como nos iba, por mi trabajo, por el de ella, me llamabas para quedar para ir a tomar algo... El grupo de amigos fue volviendo a las buenas costumbres de quedar a menudo.

Pasó un año, pasaron dos, y mi relación con Annie se hundió por completo y yo con ella... Y bueno, mis amigos estaban, o mejor dicho están (porque ya hablo en presente) ahí para apoyarme. Pero tú querida amiga... de repente has vuelto a distanciarte...

PD: Sigo pensando que estás loca pero por lo menos ya no tienes el pelo corto...

4 comentarios:

  1. Es lo que se conoce por "amiga Guadiana"
    :)



    Publicado por Tesa para C. C. a las 2 de julio de 2008 10:25

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho como lo has redactado :D
    por cierto, no sé nada de Diana, su blog está eliminado.



    Publicado por hadanae para C. C. a las 4 de julio de 2008 12:58

    ResponderEliminar
  3. Hola c.c., vengo via hadanae y me ha encantado tu historia, simplemente eso...



    Publicado por ALMAGRISS para C. C. a las 7 de julio de 2008 22:02

    ResponderEliminar
  4. Hay amigos así... incomprensible para mi gusto, pero van y vienen, y sera que cuando uno mas los necesita desaparecen.



    Publicado por Olivia para C.C. a las 21 de octubre de 2008 11:10

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!