Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

11 de febrero de 2008

Cheers, es decir Tívoli...
 Seguro que todos os acordáis de esa serie, de Cheers, de ese bar donde se reúnen sus protagonistas sin haber quedado y siempre se encontraban. Y aquella parte de la canción de la intro, eso de "..you wanna be where everybody knows your name.."


Pues cada vez que bajo del autobús de regreso a casa paso por un bar cerca de mi casa. Se llama Tívoli. Es un bar familiar, con buena cerveza, buenas tapas y un buen trato; es acogedor y hasta ponen platos combinados, sandwitches y hamburguesas para esos días en los que me digo hoy no me apetece cocinar o que llego tan tarde que no puedo con mi alma. Pues el caso es que sólo entro ocasionalmente, menos de lo que querría.

Porque me gustaría llegar de trabajar tener tiempo y decir "me voy a tomar una cerveza antes de subir a casa" y tomarla con los amigos que sé que me encontraré allí y me saludarán al entrar.

Pero la vida no es como en la tele, porque es estar solo en un bar en el que nadie te conoce aunque hayas entrado más veces. Porque la gente va a lo suyo y hay muchas cosas que hacer y no hay tiempo ni ganas.

Y yo soy de los que piensan ¿Y que haces sólo en un bar si no has quedado con nadie? Pero sí que veo al pasar grupos de amigos en su interior, y los miro con envidia porque ellos sí que pueden. Aunque en eso sí que la vida tiene sus parecidos con la tele y el cine, tienen sus protagonistas, sus artistas invitados. sus secundarios, y sus figurantes sin una sola frase...

Quizá es la vida que he escogido yo o me ha tocado vivir, a lo mejor no es "Cheers" y me ha tocado más "A dos metros bajo tierra"...

Es lo que hay.

3 comentarios:

  1. 11 febrero 20:25
    (http://gretvas.spaces.live.com/)
    Anda, no he visto la otra serie que mencionas pero no seas pesimistas nene! Bueno, decirte que la
    de Cheers tampoco la he visto, pero si Friends!!!! y me encantaba esas escenas en el Central PErk.
    bueno, yo tb prefiero quedar a ir sola a un bar, de echo cuando lo he hecho ha sido alguna que otra
    vez en mi curro para tomarme algo, y no veas que triste yo alli sola rodeada de gente que no
    conozco tomandome mi cafelito, o peor aun cuando fui a comer sola alli. uf! no, no puedo, que
    tristeza viendo a todos con alguien de chachara. para eso prefiero llevarme algo a mi ofi (y me sale
    barato).
    En fin, que... a lo mejor otro dia cuando vengas del curro te tomas una cañita con una gorrioncita,
    no? jajaja.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. 13 febrero 9:11
    Yo recuerdo un bar,solo conocia a una persona,pero fue mas que suficiente....aunque hubiera
    querido mas (de él,no de gente).Recuerdas?

    ResponderEliminar
  3. 23 febrero 22:35
    (http://alberoymar.spaces.live.com/)
    Pues yo te ofrecería gustosa una cervecita y una charla, pero lo primero, sobretodo, como que no va
    a poder ser por este medio xddd
    Eso sí, te ofrezco agüita fresca de la fuente, alguna almendra caída de los árboles y la sombra de un
    sauce llorón, por ejemplo, que dentro de poco ya la agradeceremos. Es lo que tiene haberse mudado
    a un jardín :P
    Me alegra que los paseos te resulten reconfortantes, y mil gracias por la descripción tan preciosa
    que has hecho de mi refugio.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!