Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

Mi castillo

 Lo escuché en un sueño, o quizá fue real...pero lo recuerdo como una imagen nebulosa; la sirena sentada a horcajadas sobre mi de una forma un poco indecente.., inclinándose sobre mi para susurrarme maliciosamente al oido ¿Sabes?, Tu castillo no tiene princesa...

Al despertar en el claro me encontraba solo, ni el gorrioncillo, ni la gata ni la sirena se encontraban allí. Habían desaparecido como si no hubieran existido nunca, como si hubieran sido el producto de la magia de la la cajita negra que ahora sin saber como estaba en mi mano apretada con fuerza... Esa magia que hizo que su presencia me sacara a flote en los momentos más duros...

Pero ahora estaba solo, como al principio. Y si he de ser sincero sabía que estaba destinado a ello. Nada permanece el suficiente tiempo en mi vida...y quizá por eso mi castillo no tiene princesa...

Levanté el campamento y continué mi camino a ninguna parte siguiendo un sendero que no existía bajo mis pies... caminé durante horas y horas, no tenia hambre, no tenía sed, no sentía el agotamiento, no sentía nada...Ni pena ni alegría, ni el dolor de las piedras y los cardos en mis pies desnudos..

El bosque se había hecho más denso y por inercia seguí el sonido de la corriente del río hasta lo alto de una hermosa catarata. Desde allí, en lo alto pude ver el extenso y verde valle que se abría ante mí, pero en la parte más alejada de ése movía una mancha negra que lo arrasaba todo a su paso hacia el horizonte...un enorme y oscuro ejército que se movía con rapidez hacia lo que parecía, allá al fondo, donde se juntan el cielo y la tierra un viejo castillo....mi castillo...


Ella

Y cuando me quito yo mi armadura va ella y se pone la suya...


PD: Entre la alergia, el catarro y el calor echo de menos la falta de imaginación...mi neurona no está muy activa y yo tampoco estoy muy animado que digamos...espero que despierte pronto...

Sucedio una noche

Necesitaba sentarme a pensar bajo las estrellas de un cielo despejado, en el silencio de la noche solo roto por el ulular de algún búho y del crepitar de las llamas de la hoguera.

Nos internamos en el bosque tierra adentro y al alcanzar un claro junto a un arroyo decidí acampar en él a pasar la noche a pesar de que faltaban algunas horas para el crepúsculo. Es un extraño viaje y aún no sé donde voy ni que hacer cuando llegue allí...

Todos duermen mientras yo intento buscar una respuesta entre las estrellas. El gorrioncillo dormita en alguna rama del árbol en el que yo apoyo mi espalda. La sirena duerme profundamente con una pícara sonrisa en los labios, seguro que sueña con alguna travesura bajo las aguas (o fuera de ellas...), y la gata tras desaparecer desde que comenzó la noche (para cazar algún ratón supongo) ha vuelto horas después para enroscarse en mi regazo.

Y yo..yo estoy asustado...

Y no es por la oscuridad, las bestias, los seres malvados ni los fantasmas...simplemente soy yo, el mirarme sin armadura y que me vean sin ella, son mis sentimientos a flor de piel, mis cicatrices y el miedo al fracaso...

Estoy asustado, siempre lo he estado. El miedo me ha acompañado cada segundo de mi vida, pero es lo que tiene ser caballero, te ocultas bajo tu armadura y te dedicas a causas que te hagan olvidar tu propia existencia...y eso es lo peor que acabas por dejar de existir y no te queda nada ni nadie...

Y en la noche ante mí se abre la puerta de madera, ya casi me había olvidado de ella...la miro y se aleja, entorno los ojos y se acerca...


Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!