Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

El silencio

Sí, eso es lo que me rodea, el silencio, no hay palabras...que más puedo decir si nadie lo escucha...


Hasta Luego...

 Sí, hasta luego, que no es un adiós. Esta entrada la tenia que haber escrito pocos días de la anterior pero ya ha pasado más de un mes y se que voy a tardar un poco más en reaparecer, quizás ya entrado el mes de Enero o casi a finales...

He estado muy ausente (aunque alguna escapadita a vuestros bloqs me he hecho) en el castillo del silencio y todavía sigo en él. Es duro, más de lo que creía, pero estoy encaminado. Tantas batallas, tanta espada y tanta armadura...y al final lo que más miedo me ha dado ha sido estar conmigo mismo en silencio descubriendo pequeñas cosas sobre mí y mi actitud. Un dolor interno reflejado en otro externo...

He visto que las cicatrices de anteriores batallas no estaban curadas y que esta maldita armadura lo único que ha hecho ha sido reblandecerlas e infectarlas...

Y también este silencio me ha hecho ver la soledad que me rodea, eso ya lo sabía pero en este castillo se ha hecho más patente. Pero lo más importante es que como al personaje de Fisher las lágrimas han hecho por lo menos que se caiga la visera de mi casco y ahora veo mejor.

Sí, creo que estoy en el buen camino. Ahora llegan las fiestas y voy a seguir "redecorando" mi vida.

Aunque una cosa es cierta la esencia de las personas no se debe cambiar, así que el Caballero de la Canoa seguirá aquí, prometo volver.

Gracias a todos por estar ahí, solo desearos que paséis unas Felices Fiestas y un mejor 2007

Espero volver a encontraros a la vuelta

;**********************************


Sueño lugares

 A veces sueño con lugares...lugares que jamás he visto y en los que nunca he estado...y veo sus calles, sus casa, sus árboles y sus luces con todo detalle.

Y soñé con ellos cuando era pequeño y vuelvo a soñar ahora...Quizá ya estuve allí antes.. o debería estarlo ahora...

Quizá por eso me siento tan vacío...


El Caballero de la Armadura Oxidada y yo

No, no es otro capítulo del Caballero de la Canoa.

Este es el de verdad, el escrito por Robert Fisher. Alguien una vez me dejó un comentario por aquí diciendo que lo que escribía se parecía mucho a aquel libro, y es verdad. En su momento le di la razón pero sin pensar en ello mucho más porque hacía años que lo había leído, pero no recordaba todo lo que me había influenciado...bueno si me hubiese influenciado como es debido no llevaría armadura ya...


Todo esto viene a que hace unos días, alguien muy especial para mi ha vuelto a poner aquel libro en mis manos y se ha esforzado en abrirme la visera y hacer que vea más allá, porque era y soy incapaz de verme a mi mismo y a los demás.

Lo he vuelto a leer, y a releer, es un libro que espero esta vez me ayude como lo intenta ella, y si no lo leeré otra vez y otra. No se si le hará mucha gracia que mencione esto aquí, pero necesitaba hacerlo, si he de comenzar el sendero de la verdad y deshacerme de la oxidada armadura he de hacerlo en todos los aspectos.

Ahora me tomaré un tiempo, para alcanzar el castillo del silencio...

Vivo o Muerto

Tenía frío, mucho frío. Pero en realidad no sentía nada.

-Está muerto.

-No, mira sus ojos, se mueven bajo los párpados.

-Lo sé, pero está muerto...

Abrí los ojos para ver quién hablaba a mi alrededor pero no había nadie. Tuve la sensación que esa conversación la había escuchado hacía horas y no había podido moverme ni captarla hasta ese instante. Me incorporé, todo eran sensaciones contradictorias...me sentía pesado y ligero, me costaba respirar pero no lo necesitaba...

Frente a mí, vacía, se encontraba la armadura negra completa de ella...¿O era la mía? Me miré. Mi cuerpo desnudo, pálido, cubierto de sangre reseca y un feo y negro agujero en el pecho. ¿Dónde estaba mi armadura? Me dí la vuelta y me dirigí hacia mi cabaña, una cabaña que ya no estaba allí...y por el aspecto del lugar quizá nunca lo estuvo..¿Que había pasado?

De repente comenzó a llover, me empapé casi de inmediato, tenía frío. No, no lo tenía. Volví a la orilla y me puse aquella extraña armadura negra, ajustaba perfectamente...

-Está muerto.

-No, mira sus ojos, está llorando.

-Lo sé, pero en su pecho no late ningún corazón.

Y entonces pude ver en cada gota de aquel inmenso océano un pequeño cosmeacuícola que al igual que yo derrabama una lágrima para vaciarse de ella y llenar cada una de esas gotas.

-Así debe ser- dijeron -Busca tu corazón y llena tu pecho...


Un giro inesperado...

Mis reflejos estaban mas abotargados que nunca, tan pronto estaba mirando como flotaban las motas de polvo como tenía una afilada espada apuntándome a la garganta...

- ¡Vamos muévete! -me azuzó una voz amortiguada bajo un yelmo. Un caballero, pensé, un enemigo, pero quién..

- ¿Quién sois?

- Deberías saberlo -replicó molesto- Vístete y coge tu arma, por lo menos lucha como un caballero y no hagas que acabe contigo ahí tumbado como un cobarde, que es lo que eres.

Tan rápido como había aparecido salió de mi cabaña para esperarme fuera. Me pues en pié y le observé desde el umbral. Un caballero alto, de ligero caminar, cubierto de pies a cabeza por una negra armadura. Se dirigió hacia la orilla impaciente haciendo bailar peligrosamente su espada con rápidos giros de muñeca.

Me vestí aprisa mientras pensaba quién podía ser cómo me podía haber encontrado allí, en mi isla, en el mar de los cosmeacuicolas...me ajusté la armadura, mi vieja y desgastada armadura, cogí mi espada y salí a su encuentro.

- Vienes sin yelmo - me dijo.

- Sí, quitaoslo vos y así sabré contra quien lucho y por qué lo hago-.

-¡Jajaja! -rió- Parece increíble que aún no lo sepas.. -y su voz se torno más grave mientras alzaba su espada en un saludo y se abalanzó contra mí- ..pero antes de morir lo sabrás!

Desvié su espada con una finta, me giré y devolví el golpe, a partir de ese momento solo se oyeron nuestras espadas y nuestras respiraciones aceleradas. Yo notaba que su fuerza era superior a la mía, y en los momentos que nuestras espadas se trababan me forzaba hasta el último momento para liberarme y seguir jugando conmigo, igualmente su agilidad era mayor, minaba mi resistencia en cada encuentro de nuestras armas. Los minutos pasaban y mi cansancio y mi rabia iban en aumento, hasta que en un arrebato con las pocas energías que me quedaban lancé un grito de furia y me lancé con una lluvia de estocadas

- ¡¡¿Quién sois?!! -chillaba a cada golpe, todos los detuvo con facilidad...

Casi arrastrado por el peso de mi arma me doblé por la cintura apuntando al suelo y con los pulmones a punto de estallar. Se detuvo mirándome lastimosamente, bajó el arma y me dijo- ¿No buscabas a tu princesa? -Entonces se quitó el yelmo y lo tiró al suelo...era ella. Ella.

Levantó de nuevo su arma y retomó la lucha sin piedad pero con los ojos llenos de lágrimas...El primer golpe lo detuve por la sorpresa, pero en el segundo solo podía mirarla y oír su voz cuando dijo.- Touché...

Y su espada atravesó el metal como si de una fina tela se tratara, atravesó la carne, mis costillas, llegó hasta el corazón...

Caí de rodillas, sintiendo como la sangre caliente manaba por mi pecho. Levanté la vista y la vi reflejada en sus ojos, mis ojos, en ellos la vi a ella..

Mi corazón se detuvo partido en dos y mi cuerpo cayó inerte sobre la arena...


Un nuevo día

 La luz de la mañana se filtraba entre los tablones de madera haciendo que las motas de polvo aparecieran y desaparecieran flotando en su recorrido sin rumbo por el interior de la cabaña.
El caballero llevaba unos cuantos minutos siguiéndolas con la mirada tumbado boca arriba en su catre sin decidirse por seguir ninguna en concreto, sus pensamientos estaban en otra parte. Se había despertado poco antes del amanecer, pero era uno de esos días en los que por más que se decía que tenía que levantarse no podía moverse de la cama. Además...para qué..

Aquel largo viaje le había llevado de nuevo al punto de origen, incluso a veces se preguntaba si todo había sido un sueño pero las nuevas cicatrices estaban allí y los recuerdos eran demasiado nítidos y reales. Seres mágicos, seres extraños y mitológicos, curiosos compañeros de viaje, un castillo que se derrumba y una princesa que no aparece....A su mente acudieron los cosmeacuicolas, pero le costaba tanto levantarse...

¿Y ahora qué? La respuesta acudió como una patada a la puerta de la cabaña arrancándola de cuajo de sus goznes y cayendo con estrépito en el interior. Una oscura sombra se recortó en el umbral ahora que el sol entraba a raudales y avanzó con rapidez hacia el caballero. Este no pudo más que incorporarse un poco sobre sus codos para recibir la fría punta de un afilado acero sobre su gaznate.

- En guardia - dijo la voz del intruso...



De vuelta

 Aquí estoy de nuevo, llevo unos días por aquí pero no había dado casi señales de vida (aunque algunas ya se habían dado cuenta de mi presencia jeje) Mis vacaciones geniales, mejor de lo que esperaba. Lo más importante es que desconecté del todo y lo de centrarme...bueno eso se verá entre las lineas del caballero...

 Lo malo como todo el volver a la rutina, que pocas ganas de trabajarrrr jejejeje. Bueno aun andaré un poco desconectado estos dias, me quedo sin ordenador una temporadita (que lo vendo para reciclarme jeje) y en breve procurare estar aquí de nuevo para leeros y llenar de nuevo esto con mis batallitas. (me asomo de vez en cuando a vuestros espacios desde el trabajo aunque a veces no me de tiempo a leer mucho ni dejar comentario...)

Lo dicho, estoy contento de volver a encontraros.

;*******************


Principio y Final

 Allí estaba por fin, el castillo se alzaba oscuro y silencioso ante mí, alto y tenebroso, perdido en los abismos del tiempo y del olvido, con sus altas almenas vacías y los negro ventanucos de las torres como pequeños ojos que me observaban y me estudiaban recelosas como si mirasen a una persona a la que hace años que no ves y te das cuenta de que ha cambiado y ya no es la misma...

Descendí del caballo y me quedé de pie ante las puertas abiertas del castillo, unas puertas que parecían invitarme a entrar pero que me ocultaba tras una densa bruma lo que me esperase en su interior. Mucha veces dar el paso más sencillo es el más difícil y mis pies parecían haberse clavado en el suelo...Oí a mis acompañantes moverse silenciosamente a mi espalda, parecía que no quisieran interrumpir aquel momento tan extraño de intimidad.

En mi mente se formaron imágenes de lo que había sido aquel lugar en otros tiempos, tiempos lejanos que parecían ajenos a mi, ya nunca volvería a ser lo mismo... Entonces di un paso adelante. Al cruzar la bruma de la puerta avancé por un patio de armas vacío y abandonado por años sin cuidado y ahora invadido por las malas hierbas y el olor a muerte.

Inconscientemente mis pasos me llevaron por antiguos recorridos, subiendo las escaleras principales y a través de tenebrosos y fríos pasillos llenos de polvo hasta la sala principal. Allí se encontraba el trono un trono que debería estar vacío. Pero no podía estas más confundido...

Allí estaba yo sentado, mirándome a mí mismo...

Si mi aspecto era ya deplorable el de aquel otro caballero no podía ser peor...mi rostro demacrado, con los ojos vidriosos y vacíos de vida, los pómulos hundidos con la piel blanca y seca pegada a los huesos...los dedos de las manos agarrotados y clavando unas negras uñas en el posabrazos...

-¿A qué has venido?- retumbó su voz, mi voz, en la sala sin despegar los labios.

Por un momento dudé, no sabía si soñaba pero al final respondí con poca convicción .

-A defender mi castillo y a buscar a mi princesa... -. Qué vacías sonaron aquellas palabras, solo tenia que mirar a mi alrededor para darme cuenta de ello.

-¿Qué esperabas?- rió pareciendo que leía mis pensamientos -No hay nada que salvar, ni princesas que te esperen, siempre llegas tarde, siempre te pierdes en el laberinto de tus preguntas sin respuesta. El día que sepas lo que hacer ya lo habrás echado todo a perder. Escucha tu voz y deja de perseguir tu propia sombra, la sombra de tu armadura...Es triste pero cierto...No tienes castillo, ni princesa, ni pasado, ni una historia que valga la pena contar...fíjate bien, ¿No te has dado cuenta?

Y al mirar a mi alrededor me encontré de nuevo en la playa...en mi playa junto a mi cabaña y mi canoa. El gorrión echó a volar perdiéndose en el horizonte, la gata sobre mi tejado quizá buscara otro más reconfortante (por ejemplo de zinc), Ised se alejaba al galope por la orilla y la sirena...reía como jamás lo había hecho mientras desaparecía hacia las profundidades del océano...

Y a mis pies, devorado por las olas se derrumbaba mi castillo, mi Castillo de Arena...


PD: Y aunque aún no me voy de vacaciones (las tengo la primera quincena de septiembre) me ausento temporalmente y me despido ya, necesito centrarme un poco...prometo volver entero.

Bajo el Hechizo

Su voz y su canción me envolvieron a mí también...inundándome...embriagándome...y sucumbí igual que cualquier otro mortal, igual que el enemigo...suerte que ella estaba de mi lado...

Cuando fui consciente de lo que había ocurrido bajo su hechizo me encontré la sensual mirada de la sirena frente a mi, allí de pie ladeando la cabeza como una niña juguetona y sonriendo picaramente.

-Ha sido divertido ¿Verdad?

Pasé la lengua por mis labios y me encontré con una extraña mezcla de sabor a agua de mar y a sangre...Ella rió. ¿Divertido? Quizá mejor no recordarlo...

Miré a mi alrededor y me encontré una escena dantesca, el ejército enemigo había desaparecido y ern su lugar había centenares de cadáveres que se extendían en todas direcciones...parecían haber luchado entre ellos, incluso contra sí mismos...Miré mis manos arañadas y cubiertas de sangre, sangre que empezó a diluir una fina llovizna..y mi armadura volvía a ser la misma, abollada y oxidada, con sus grabados resaltados por la sangre...

A pocos metros se encontraba Ised, chapoteaba inquieto en un charco que ya empezaba a teñirse de rojo...y sobre su lomo, no menos nerviosos estaban acomodados precariamente la gata y el gorrión.

Volví a mirar a la sirena y vinieron a mi mente miles de imágenes que bombardeaban mi mente sin cesar..y en todas ella...bajo el hechizo. No podíamos quedarnos más tiempo allí. La agarré de la mano y la llevé con paso firme hasta nuestra montura, la ayudé a subir y monté tras ella dejando a la gata acurrucarse en mi regazo entre nosotros. El gorrión echó a volar por delante de Ised como una flecha.

Agarré las riendas con intención de no quedarnos atrás..

El castillo nos espera...


Sorprendentes

He dudado en como titular esta entrada...pero es una de las palabras que define a las chicas que se cruzan en mi vida. Porque unas a las que empiezas a conocer y que pensabas que las cosas iban a ir de otra manera...te sorprenden demostrándote una vez más que nunca conoceremos a las mujeres, siempre serán un misterio. Digamos...Azul o Negro para escribir?

Y otras chicas a las que conoces desde hace más tiempo...van, y por un simple "detalle" en tu situación...te sorprenden más aún...y te confunden....



déja vù (V.O.)

 Se ha plegado el tiempo...la linea del tiempo...Ahora dos puntos se tocan, este momento ya lo he vivido antes. Sé lo que voy a decir y sé lo que vas a decir. Intento adelantarme a mí mismo para explicarte que es como un viaje en el tiempo, que la linea del tiempo se ha doblado sobre sí misma...pero siempre llego en el mismo momento y todo ya está dicho y no me da tiempo. Sé que lo hemos vivido... ¿No lo sientes tú?... ¿No sientes el déja vù?... Ha venido y se ha ido...

Y vuelvo a cometer los mismo errores...y me arrepiento y si se vuelve a plegar el tiempo haré lo mismo en cada segundo, a cada momento...¿Para qué sirven entonces si no puedo cambiar lo que he vivido?...o lo que viviré.. ¿Será el destino?... Es lo que ocurre con los cantos de sirena...no los puedes evitar... Se ha plegado el tiempo...la linea del tiempo...Ahora dos puntos se tocan, este momento ya lo he vivido antes...


En Tierra de Hombres

Sinopsis

Cuando fracasa su matrimonio, Josey Aimes (Charlize Theron) vuelve a su pueblo natal en el norte de Minnesota en busca de un buen trabajo. Madre soltera con dos niños a su cargo, busca trabajo en la fuente principal de empleo de la región: las minas de hierro.

El trabajo es duro pero se paga bien y las amistades que se forman allí se extienden a la vida cotidiana, uniendo familias y vecinos en un hilo común. Es una industria dominada por los hombres desde siempre, en un lugar poco acostumbrado a los cambios. Animada por su vieja amiga Glory (Frances McDormand), una de las pocas mujeres mineras en el pueblo, Josey se une a aquellos trabajadores que perforan la roca para sacar el mineral en la cantera. Está mentalizada para el peligroso y duro trabajo pero no para aguantar el acoso que ella y las otras mineras sufren por parte de sus compañeros, lo cual es una prueba mucho más dura. Lo último que quieren los mineros es tener que competir con mujeres para los pocos empleos que hay, mujeres que según ellos no deberían estar conduciendo camiones ni arrastrando piedras. Cuando Josey protesta contra el trato que ella y sus compañeras reciben, se encuentra una gran oposición. No sólo los que mandan no quieren escuchar la verdad, tampoco otros miembros de la comunidad como sus padres y

muchas de sus propias compañeras que tienen miedo de que haga que la situación vaya de mal en peor. Las consecuencias de la lucha de Josey para conseguir una vida mejor para sí misma y sus hijos afectarán a todos los aspectos de su vida, incluso las relaciones con su joven hija y su hijo adolescente. A través de estos contratiempos, Josey encontrará el valor para luchar por lo que cree, a pesar de tener que hacerlo sola. Inspirada en una historia real, "En tierra de hombres" sigue el viaje de Josey por un camino que

la conducirá más lejos de lo que nunca hubiera imaginado, inspirando a muchos otros, y acabando en el primer pleito masivo contra el acoso sexual.

Dirección: Niki Caro.
País: USA.
Año: 2005.
Duración: 126 min.
Género: Drama.
Interpretación: Charlize Theron (Josey Aimes), Frances McDormand (Glory), Sean Bean (Kyle), Richard Jenkins (Hank), Jeremy Renner (Bobby), Michelle
Monaghan (Sherry), Woody Harrelson (Bill White), Sissy Spacek (Alice), Elle Peterson (Karen Aimes), Thomas Curtis (Sammy Aimes), James Cada (Don
Pearson), Rusty Schwimmer (Betty).
Guión: Michael Seitzman; basado en el libro "Class action: The landmark case that changed sexual harassment law" de Clara Bingham y Laura Leedy Gansler.
Producción: Nick Wechsler.
Música: Gustavo Santaolalla.
Fotografía: Chris Menges.
Montaje: David Coulson.
Diseño de producción: Richard Hoover.
Dirección artística: Greg Hooper.
Vestuario: Cindy Evans.

Sinopsis tomada de http://www.labutaca.net

...magia

Yo soy un de esos (aquí pueden ir varios adjetivos...podéis escoger vosotros mismos) que aún cree en el verdadero amor.

Ese amor en el que aparte de sentirte a gusto con esa persona tan agradable, simpática, graciosa, divertida, inteligente..de la que disfrutas tanto del sexo como simplemente de su compañía...ese amor que aparte de todo eso necesitas...magia. Sí. MAGIA.

Y si no hay magia me falta lo más importante....

....aún no la siento...
...estará por llegar?....
o no lo hará nunca?...


La mágica luna

 Ised y yo eramos como un pequeño punto blanco es una marejada negra que se empeñaba en cubrirnos por completo...un pequeño punto blanco y brillante que se iba oscureciendo por la sangre del enemigo y la nuestra propia...

Cada paso adelante entre el oscuro ejército era un milagro pero todo aquel que osaba ponerse en el camino de mi montura era aplastado por sus cascos...y a mi alrededor todo aquel que se ponía al alcance de mi espada...brillos de acero empañados de rojo, gritos de dolor y de rabia, gargantas que se ahogaban con su propia sangre, miembros amputados, cabezas separadas de sus cuerpos que aún te miraban con odia al caer al suelo...el sonido de las espadas al cruzarse, las hachas enemigas contra mi escudo, flechas que zumbaban a mi alrededor buscando alojarse en mi cuello y rebotaban en mi armadura...una armadura cubierta ya de sangre y de profundos golpes.

Pero cada vez eran más y más, por cada enemigo muerto aparecían dos más..y el punto blanco se desvanecía por momentos... Y arriba en el oscuro cielo, la Luna, fiel reflejo de lo que ocurría el la tierra de los hombres... Un familiar y felino rugido, de todos los colores y ninguno, surgió a mi derecha llevándose ante mis sorprendidos ojos una decena de soldados enemigos entre sus dientes y sus afiladas garras...

El agudo grito de un enorme ave...y el poderoso gripho en un vuelo rasante arrasó a todo aquel que se interponía entre Ised y nuestro interminable avance. La lucha se encarnizó más, mi montura chapoteaba entre los cuerpos salpicándonos de sangre...el felino aparecía aquí y allí provocando pequeños caos entre las filas del ejercito oscuro, el gripho acuchillaba entre sus garras con su afilado pico y mi espada vibraba victoriosa a cada golpe...

Pero no era suficiente, pasaban los minutos y aún cientos, miles nos rodeaban...y nuestras garras, colmillos y espadas estaban ya mellados y agotados...

Entonces caminando despreocupada entre las sobras apareció ella, con su pelo azul y su pícara mirada...ni la sangre que bañaba sus pies ni los terribles seres que se acercaban a pasos agigantados para ver quien se llevaba aquella presa parecían molestarla. Fue en ese preciso momento, cuando una espada se alzaba ante ella, cuando se puso a cantar...

Nunca subestiméis el poder del canto de una sirena...ni siquiera en tierra firme..


En la cuerda floja

Sinopsis

La historia empieza en el Arkansas de la era de la Gran Depresión, cuando la película rastrea los orígenes del sonido de Johnny Cash (Joaquin Phoenix) que se retrotraen a sus comienzos como hijo de un aparcero; pasando luego por sus salvajes giras con los pioneros del rock and roll, Elvis Presley, Carl Perkins, Roy Orbison, Jerry Lee Lewis y Waylon Jennings; y culmina con su inolvidable concierto de 1968 en la Prisión de Folsom. Cash se convirtió en el artista más en boga del momento, vendiendo incluso más que los Beatles. "En la cuerda floja" cuenta el nacimiento de un nuevo tipo de cantante americano que ha de vencer episodios de una ira brutal, los estragos de la adicción y las tentaciones del estrellato para descubrir la voz que haría de él un héroe para generaciones de seguidores. Esos primeros años encierran los temas que impregnan la música y el estilo minimalista de Cash: la muerte, el amor, la traición, el pecado, la esperanza y la fe.


Dirección: James Mangold.
País: USA.
Año: 2005.
Duración: 136 min.
Género: Biopic, drama, musical.
Interpretación: Joaquin Phoenix (Johnny Cash), Reese Witherspoon (June Carter), Ginnifer Goodwin (Vivian Cash), Robert Patrick (Ray Cash), Dallas Roberts
(Sam Phillips), Dan John Miller (Luther Perkins), Larry Bagby (Marshall Grant), Shelby Lynne (Carrie Cash), Tyler Hilton (Elvis Presley), Waylon Malloy Payne
(Jerry Lee Lewis).
Guión: James Mangold y Gill Dennis; basado en los libros "Man in black" y "Cash: The autobiography" de Johnny Cash.
Producción: Cathy Konrad y James Keach.
Música: T. Bone Burnett.
Fotografía: Phedon Papamichael.
Montaje: Michael McCusker.
Diseño de producción: David J. Bomba.
Vestuario: Arianne Phillips.

PD: Sinopsis tomada de http://www.labutaca.net

Historia en pocas palabras

Va rápido, está bien pero ya empiezo a actuar como Chandler... aunque claro también es para asustarse no? No sé no tengo las cosas muy claras a pesar de que pensaba que sí...Pero estoy a gusto, eso es lo que quiero no? No sé...sí, soy como Chandler. Mierda para mí.


Cuando compro el pan

 Ahora en veranito cuando llego de trabajar son las tantas, casi las 4 de la tarde...la comida me la suelo dejar preparada del día anterior pero el pan me gusta del día, así que me acerco al ultamarinos de los chinos 24 horas que tengo justo en frente de casa.

Llego cansado y muerto de calor pero el jodio chino es capaz de hacerme reír, llego y allí esta dentro en su hamaca viendo un canal de la región de chen-chi-guan. Se levanta como un resorte, sonríe, se le achinan más los ojos (si eso es posible..) le pido el pan y me dice:

"coooon puntoss oooo sin puntoos" con un acento que un día de estos le grabo jejeje :-)




Hace justo un año...

Que no veo a mi hermano y a mi sobrino... me falta una pieza....


Syriana

Sinopsis

"Syriana" se desarrolla en el marco de intrigas y corrupción de la industria mundial del petróleo. Desde los poderosos intermediarios de Washington a los trabajadores de los yacimientos petrolíferos del Golfo Pérsico, las múltiples tramas de la película se entrelazan para arrojar luz sobre las consecuencias humanas de la cruel búsqueda de poder y riquezas. La historia transcurre en un país petrolero del Golfo, donde el joven y reformista príncipe Nasir (Alexander Siddig) busca dar un giro a las viejas relaciones comerciales con los Estados Unidos. Nasir, el aparente heredero al trono, acaba de garantizar los derechos de perforación de gas natural –que han pertenecido durante mucho tiempo a Connex, un gigante de la energía en Texas– a una empresa china. Esta transacción supone un duro golpe para Connex y los intereses americanos en la región. Killen, una compañía petrolera menor de Texas, propiedad de Jimmy Pope (Chris Cooper), acaba de obtener los derechos de perforación en los codiciados yacimientos de Kazajstán. Esto hace que Killen resulte muy atractiva para Connex, que necesita ahora nuevos territorios para mantener su capacidad de producción. Cuando las dos compañías se fusionan, el trato pendiente atrae la atención del departamento de Justicia, y Sloan Whiting, un poderoso bufete de abogados de Washington, es llamado a investigar. Bob Barnes (George Clooney) es un veterano agente de la CIA, que se aproxima al final de una larga y honorable trayectoria pero le prometen un ascenso tras una última misión secreta: asesinar al príncipe Nasir. Pero cuando uno de sus contactos le abandona y el intento de asesinato fracasa estrepito-samente, la CIA convierte a Bob en su chivo expiatorio. Dean Whiting (Christopher Plummer), director de Sloan Whiting y uno de los hombres más poderosos de todo Washington, intenta deshacer el trato de Nasir con los chinos. Él sabe que el hermano de Nasir, el joven e inexperto príncipe Meshal (Akbar Kurtha), mostrará una disposición más favorable a los intereses comerciales norteamericanos. En el otro extremo de la escala salarial del país de Nasir, se hallan los trabajadores inmigrantes de los campos de energía, cuyas vidas se ven afectadas de manera drástica por las políticas de la familia real y los caprichos de la industria. Jeques y trabajado-res, inspectores del gobierno y espías internacionales, ricos y pobres, famosos e infames: cada uno representa un pequeño papel en el vasto y complejo sistema que propulsa la industria, y, sin embargo, ninguno de ellos es consciente de la auténtica magnitud del explosivo impacto que tendrán sus vidas en el mundo.


Dirección: Stephen Gaghan.
País: USA.
Año: 2005.
Duración: 126 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: George Clooney (Bob Barnes), Matt Damon (Bryan Woodman), Jeffrey Wright (Bennett Holiday), Chris Cooper (Jimmy Pope), William Hurt
(Stan Goff), Mazhar Munir (Wasim), Tim Blake Nelson (Danny Dalton), Amanda Peet (Julie Woodman), Christopher Plummer (Dean Whiting), Alexander Siddig
(Príncipe Nasir).
Guión: Stephen Gaghan; basado en el libro "See no evil" de Robert Baer.
Producción: Jennifer Fox, Michael Nozik y Georgia Kacandes.
Producción ejecutiva: George Clooney, Steven Soderbergh, Ben Cosgrove y Jeff Skoll.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía: Robert Elswit.
Montaje: Tim Squyres.
Diseño de producción: Dan Weil.
Vestuario: Louise Frogley.
PD: Sinopsis tomada de http://www.labutaca.net

Domingo Cine

 No recuerdo con quien lo hablé de vosotros, creo que fue Marisa, pero bueno hablábamos de cine y de las películas que nos gustaban. Sé que muchos pensáis que me gustan las películas raras, pero a qué llamáis raro? jejeje

El caso es que en su momento dije que los domingos por la tarde después de comer (sin ninguna hora en concreto) haría sesión de cine en casa, con aire acondicionado en verano y mantita y calefacción en invierno, palomitas, coca-cola o lo que apetezca, sonido envolvente (para las pelis que se dejen) y pantalla grandeee para todaaass jejejeje

Se aceptan peticiones, pero como sé que nadie lee este bloq, que es con acceso limitado anunciaré aquí la película que escoja hoy quien venga bienvenido sea. Si no la veré solito. La primera película el domingo de la semana que viene....será anunciada durante esta semana.

Nos vemos!!


Camino a la batalla...

Los árboles pasaban velozmente a mi alrededor, mi montura parecía conocer tan bien aquellos bosques que parecía flotar avanzando con rapidez entre ellos. Yo aun sujetando las riendas me dejaba llevar y me relajé lo suficiente como para ponerme a meditar sobre lo sucedido hasta entonces y lo que se me avecinaba...

Recordé mis tiempos de caballería, cuando la orden a la que pertenecía era respetada y admirada, cuando los símbolos grabados que adornaban nuestros petos y escudos tenían un significado...Pero los tiempos cambiaron, la gente dejó simplemente de creer y nos vimos desplazados por las nuevas tecnologías convertidos en meros chistes de fantasía...Muchos de mis compañeros se quitaron la armadura, olvidaron sus promesas y de mezclaron entere el gentío para acabar diluyendo sus valores entre las prisas de las grandes ciudades, la desconfianza al prójimo y el miedo a lo desconocido...

Yo permanecí fiel a mis principios, mis símbolos, mis creencias y mi armadura. Pero me vi obligado a alejarme de aquel mundo que no me comprendía y se empeñaba en minarme y destruirme a cada segundo. Llegué a la costa norte y compré una canoa a un extraño y viejo marinero que me dijo "te llevará allí donde te encuentres..." Y navegué durante días sin saber donde me dirigía, hasta llegar a unas mágicas aguas habitadas por los curiosos cosmeacuicolas y salpicada por pequeña sy maravillosas islas habitadas por increíbles criaturas...Del resto y hasta la fecha poca cosa puedo contar que no haya relatado ya, pero como en una profecía de tiempos pasados cabalgo solitario enfundado en una brillante armadura en busca de mi...

De repente el relincho inquieto de Ised y su encabritamiento me sacaron del ensoñamiento en el que me había sumergido.

El bosque había quedado atrás y ante nosotros se abría una llanura desolada y ennegrecida arrasada por un numeroso y terrible ejercito oscuro que se extendía desde allí hasta las mismísimas puertas de mi castillo...miles de pares de ojos de trolls, orcos, elfos oscuros y guerreros humanos se volvieron para observarnos... cientos de soldados en la retaguardia de aquella extensa mancha tan negra como sus vestiduras, soldados sedientos de sangre sin piedad y sin sentimientos...

Comprendí que había cabalgado hacia una muerte segura...miré mi liso escudo, mi brillante peto sin ningún grabado... les miré a ellos, esos ojos vacíos...saqué mi pequeña y negra cajita y la abrí... la luna estaba allí... Desenfundé mi espada y la alcé junto con un grito de guerra en mi desgarrada voz y salí al galope camino a la batalla...


Ised

 La catarata daba paso a un hermoso aunque oscuro lago. Extrañamente el silencio reinaba el la orilla opuesta a la caida del agua, ni si quiera el murmullo de la caída llegaba hasta allí. La superficie del agua estaba en calma, lisa como un espejo. Y de pie esperando unos bellos ojos observaban la escena esperando que algo rompiera aquel silencio..

Unos segundos, unos minutos...hasta que la luz de la luna se reflejó en algo metálico que surgía del agua; una cabeza, luego emergieron según se acercaba unos hombros, un torso metálico que según avanzaba producía un juego de reflejos, de luces y sombras. Y unas pequeñas olas empezaron a romper en la orilla. Un escudo en un brazo, una brillante espada en la la mano opuesta...

Al salir completamente a la superficie y pisar la orilla la armadura no produjo un solo chirrido, solo se escuchó el sonido de la espada al envainarse en su funda. y a pesar de haber estado todo el conjunto quién sabes cuanto tiempo bajo el agua, no tenia ni una pizca de herrumbre, toda ella brillaba.

A través de la ranura de la visera del yelmo pude ver ante mi la estilizada figura de una delgada mujer, una figura coronada por unas brillantes alas, y un bello rostro que parecía cincelado en alabastro coronado por unas puntiagudas orejas.

- Te estaba esperando caballero -dijo el hada mientras batía levemente sus alas- Nuestros pequeños y misteriosos amigos me dijeron que vendrías. Por cierto, recuerda que la armadura es solo para la batalla. -dijo mordazmente .

-Lo intentaré pero es tan fácil acostumbrarse a ella... -dije mientras me quitaba avergonzado el yelmo. El hada hizo como que no me había oído.- Yo también tengo un regalo para ti -dijo- se llama Ised.

Y en ese mismo instante un enorme y fuerte caballo blanco apareció entre la arboleda que comenzaba unos metros más allá, se acercó despacio, como midiendo a su futuro jinete.

- El mejor ejemplar de nuestros bosques...-dijo orgullosa. 

Me quedé boquiabierto ante la presencia y nobleza de aquel animal. Di unos prudentes pasos hacia él y me observó unos segundos atentamente, alcé mi mano y agachó su testuz para que pudiera acariciarle.

- Parece que le gustas -sus palabras arrancaron en mí una sonrisa.

- Ised...-dije- Por fin una montura para este caballero...

-Un caballero que no ha de perder el tiempo. Cabalga raudo, las hordas del mal siguen avanzando y arrasando las tierras que se interponen entre ellos y el castillo, y no se detendrán.

Y sin mas demora monté en el caballo y cuando iba a darle las gracias a el hada ésta había desaparecido. Miré a mi alrededor y en su lugar me despedí de las aguas que dejaba atrás y que tanto me habían dado.

Me ajusté el yelmo y salí al galope internándome en la espesura.


Preguntas...

Y me gustaría tener respuestas...

Sé que si te pregunto directamente no me mirarás a los ojos y dirás que no te pasa nada, que todo está bien. Te cerrarás en banda y se acabó la conversación. Y sé que algún dia leeras esto...eso espero, porque si no estaremos como el perro y el gato hasta el fin de nuestros dias. ¿Por qué me evitas? ¿Por qué no hablas conmigo? ¿Tan mal te caigo? ¿Por qué luego de repente eres tan atenta? ¿Por qué me desconciertas?


salto al vacio

Y desde aquella gran altura sin ni siquiera vislumbrar el fondo a través de la cortina de agua vaporizada allá abajo donde debía terminar la cascada me tiré de cabeza...sin saber si me esperaban unas afiladas rocas o una eterna caída... salté sin pensarlo un segundo más, ya no importaba, lo que me deparase el destino tendría que ser...

En esos instantes tan cortos pero tan largos de una caída así se pasaron por mi mente infinidad de imágenes y pensamientos, pero no veía pasar mi vida como se dice popularmente, yo ví todo aquello que me deparaba el futuro, todo aquello que me iba a perder...

Y los cosmeacuicolas, aquellos que se colaron en una gota de agua en mi oído, empezaron a gritar... pero de euforia como si estuviesen dando una vuelta en la montaña rusa. Caí en el agua como una flecha y me hundí sin toparme con las esperadas rocas o con el lecho del río. Entonces aguanté la respiración y permanecí sumergido inmóvil...mi añorada agua, no con la inmensidad del océano pero me sentí como en casa. Mis microscópicos amigos salieron de su escondrijo y se lanzaron a disfrutar de las fuertes corrientes de agua y de la espuma provocada en la caída, pero no sin antes susurrarme un secreto...

Entonces abrí los ojos que hasta entonces había tenido cerrados y me alejé buceando de la corriente intentando vislumbrar algo en aquellas aguas revueltas y turbias. Me impulsé en la dirección que me habían indicado los cosmeacuicolas y un poco más adelante las aguas se volvieron penetrables tanto a la luz del exterior como a mi vista, seguí avanzando cada vez más lejos y más profundo pero incluso hasta allí la filtrada luz lo iluminaba todo produciendo unos brillantes reflejos en algunos objetos depositados en el fondo...

Mi corazón se aceleró, se multiplicó su latido por mil, me faltaba la respiración pero ya no importaba...en efecto allí estaba y seguí y seguí buceando...


Mi castillo

 Lo escuché en un sueño, o quizá fue real...pero lo recuerdo como una imagen nebulosa; la sirena sentada a horcajadas sobre mi de una forma un poco indecente.., inclinándose sobre mi para susurrarme maliciosamente al oido ¿Sabes?, Tu castillo no tiene princesa...

Al despertar en el claro me encontraba solo, ni el gorrioncillo, ni la gata ni la sirena se encontraban allí. Habían desaparecido como si no hubieran existido nunca, como si hubieran sido el producto de la magia de la la cajita negra que ahora sin saber como estaba en mi mano apretada con fuerza... Esa magia que hizo que su presencia me sacara a flote en los momentos más duros...

Pero ahora estaba solo, como al principio. Y si he de ser sincero sabía que estaba destinado a ello. Nada permanece el suficiente tiempo en mi vida...y quizá por eso mi castillo no tiene princesa...

Levanté el campamento y continué mi camino a ninguna parte siguiendo un sendero que no existía bajo mis pies... caminé durante horas y horas, no tenia hambre, no tenía sed, no sentía el agotamiento, no sentía nada...Ni pena ni alegría, ni el dolor de las piedras y los cardos en mis pies desnudos..

El bosque se había hecho más denso y por inercia seguí el sonido de la corriente del río hasta lo alto de una hermosa catarata. Desde allí, en lo alto pude ver el extenso y verde valle que se abría ante mí, pero en la parte más alejada de ése movía una mancha negra que lo arrasaba todo a su paso hacia el horizonte...un enorme y oscuro ejército que se movía con rapidez hacia lo que parecía, allá al fondo, donde se juntan el cielo y la tierra un viejo castillo....mi castillo...


Ella

Y cuando me quito yo mi armadura va ella y se pone la suya...


PD: Entre la alergia, el catarro y el calor echo de menos la falta de imaginación...mi neurona no está muy activa y yo tampoco estoy muy animado que digamos...espero que despierte pronto...

Sucedio una noche

Necesitaba sentarme a pensar bajo las estrellas de un cielo despejado, en el silencio de la noche solo roto por el ulular de algún búho y del crepitar de las llamas de la hoguera.

Nos internamos en el bosque tierra adentro y al alcanzar un claro junto a un arroyo decidí acampar en él a pasar la noche a pesar de que faltaban algunas horas para el crepúsculo. Es un extraño viaje y aún no sé donde voy ni que hacer cuando llegue allí...

Todos duermen mientras yo intento buscar una respuesta entre las estrellas. El gorrioncillo dormita en alguna rama del árbol en el que yo apoyo mi espalda. La sirena duerme profundamente con una pícara sonrisa en los labios, seguro que sueña con alguna travesura bajo las aguas (o fuera de ellas...), y la gata tras desaparecer desde que comenzó la noche (para cazar algún ratón supongo) ha vuelto horas después para enroscarse en mi regazo.

Y yo..yo estoy asustado...

Y no es por la oscuridad, las bestias, los seres malvados ni los fantasmas...simplemente soy yo, el mirarme sin armadura y que me vean sin ella, son mis sentimientos a flor de piel, mis cicatrices y el miedo al fracaso...

Estoy asustado, siempre lo he estado. El miedo me ha acompañado cada segundo de mi vida, pero es lo que tiene ser caballero, te ocultas bajo tu armadura y te dedicas a causas que te hagan olvidar tu propia existencia...y eso es lo peor que acabas por dejar de existir y no te queda nada ni nadie...

Y en la noche ante mí se abre la puerta de madera, ya casi me había olvidado de ella...la miro y se aleja, entorno los ojos y se acerca...


It Happened One Night

 Llevo un día bastante perro. uno de esos días que estás tirado en casa dándole vueltas a la cabeza y a tu vida pero sin hacer nada para que las cosas cambien.

Es entonces cuando me pongo nostálgico por decirlo de alguna manera y es cuando más me apetece tirarme en el sofá con unas palomitas a ver algún clásico en blanco y negro.

Son mi mayor debilidad...ya no se hace cine así ( y por dios no quiero oír esa frase de "pero si no es en color.." me mata..)

Hoy me decanté por Sucedió una noche, todo un clásico donde los hay. Que por cierto hablé un día con una amiga de hacer de vez en cuando una sesión de cine en mi casa, anunciar aquí unas cuantas pelis y la mas votada que sea la que pongamos (pero claro viendo el enorme numero de visitas que tengo en el space seguro que la veo solo)





despertar junto a ti

 Supongo que es el deseo de todos, por lo menos el mio, pero me gustaría despertar un día en mi cama y no verla vacía y que esté ella a mi lado...Y poder decirme "ojalá no se vaya nunca, que este momento dure para siempre..." y saber que es ELLA



Las piernas de una sirena

-Necesito recuperar mi armadura...

-Ni lo sueñes, ¿Qué quieres ahogarte con ella otra vez? -me riñó como si ahogarme de nuevo fuese un pequeño fastidio- ¡Mira! ¡Ya estoy seca, me están saliendo las piernas!

Completamente hechizado, con los ojos abiertos de par en par y sin parpadear presencié como su azulada y brillante cola de sirena se transformó en dos largas y esbeltas piernas. De repente se puso de pie de un salto y se puso a corretear por la arena mientras reía alegremente y a dar brincos como una niña el día de su cumpleaños.

Yo la miraba ensimismado...y me puse colorado hasta la raíz del cabello al notar la reacción que aquella sensual mujer provocaba en mí. Me di la vuelta y me dirigí a la canoa que estaba varada en la arena. Rebusqué entre las pocas pertenencias que me quedaban y saqué lo único que tenia, unos calzones largos para mi y una camisola para ella. Al ver que me los ponía se acercó a mí.

- ¿Qué haces? -Me preguntó extrañada.

- Toma, ponte esto. No puedes andar por ahí así -Dije moviendo la mano arriba y abajo sin señalar a ningún sitio en concreto pero sin poder apartar mis ojos de ella.

- ¿¡Como!? -Es difícil explicarle a una sirena por qué debe llevar ropa entre los humanos, pero mientras lo hacía me preguntaba a mí mismo como es que no había regresado al agua. ¿Por qué no seguía siendo..una sirena, y volver a su vida feliz en el océano?

- Te he salvado la vida, ahora eres mio -me dijo tranquilamente como si aquello fuese lo más lógico y natural del mundo- Y como los cosmeacuicolas me han dicho que no puedes respirar bajo el agua pues seré yo quien me vaya contigo, así veré tu mundo. -Dicho esto se giró sonriente y empezó a caminar por la arena alejándose de la orilla.

En ese momento me pareció oír otro "glups" y otra risilla en mi oído...¿Qué estaban tramando?

-¿Y ahora dónde vamos?- dijo ella mirando hacia los bosques.

-No lo sé...Hace mucho que comencé este viaje...-dije yo mirando la linea del horizonte en el mar.

Y ahí estaba yo, con una sirena medio desnuda, mi gata enredando a mis pies y el gorrioncillo que se acababa de subir a mi hombro, como diciendo "pongámonos en marcha"


Despierta Caballero...

 Aquellas palabras susurradas por una dulce voz de mujer fueron las que me sacaron de mi oscuro y largo letargo. Sentía mis músculos tan doloridos que incluso no tenía ni fuerzas para abrir los párpados. Hasta respirar me resultaba un esfuerzo terrible. Noté como una suave y delicada mano se deslizaba bajo mi nuca y me incorporaba un poco. Un líquido refrescante bañó mis labios y se deslizó entre ellos para hidratar mi reseca garganta.

-Despierta caballero... -Esta vez su voz sonó como una sonrisa, más alegre al ver que aunque no abría los ojos volvía al mundo de los vivos. Volvió a deposita mi cabeza sobre...su regazo? Mis sentidos estaban aún aturdidos pero eso me pareció. Me concentré..oigo el romper de las olas, sí, el mar siempre cerca de mí; las aves marinas y un gorrión, sí, un pequeño gorrión cerca de mi cabeza dando saltitos en la arena y piando cerca de mi cabeza. Mi gata...mordisqueandome los dedos de la mano, creo que me intenta despertar, o quizá ya sabe que lo estoy y me está dando la bienvenida. Necesito ver...

Abrí los ojos con gran esfuerzo, y tras parpadear varias veces para acostumbrarme a la luz y apartar las telarañas que los cubrían consigo enfocar el sonriente rostro de una bella joven inclinado sobre mí. Unos rasgos delicados, unos carnosos labios y un cabello azul como el mar...unos turgentes pechos desnudos y mi cabeza apoyada en su regazo, en el inicio de su aún mojada cola de pez..

-Hola caballero -me sonrió juguetona al verme turbado- Tuve que quitarte esa pesada armadura que se empeñaba en arrastrarte al fondo del mar...

Miré hacia abajo y me encontré con mi cuerpo completamente desnudo.

Y un cosmeacuicola en una gota de agua salada que aún había en mi oído se rió y dijo "glups"


PD: Sinceramente, hoy venía dispuesto a cerrar temporalmente mi espacio. A poner un cartel que dijera "Cerrado por NO vacaciones". Últimamente no hago mas que luchar contra el tiempo y siempre salgo perdiendo. Se me pasa el día sin enterarme y cuando llega la noche y me estoy acostando rendido me pregunto si ha valido la pena no tener un segundo para mí. Me da rabia no entrar mas a menudo a escribir, el no poder sacar uno momentos para detenerme a leer vuestros espacios y perdérmelos en el día a día, esos momentos que hacen que esté más cerca de vosotro/as.

Y sí, tenia intención de ponerle cartel de cerrado...pero tras leer vuestros comentarios me habéis arrancado algo más que una sonrisa. Es una alegría leeros. Que ganas tengo de volver a vuestros espacios. Aquí estoy, y no cierro y haré lo posible para sacar más de estos momentos. Gracias :-)


Y mis páginas vacías

La noche se ha cerrado sobre mí y la tormenta brama sin cesar. Es como si pudiera verme desde fuera, en tercera persona. Una maldita y tenebrosa estampa bajo una luz oculta entre las nubes y distorsionada por las gotas de lluvia...pero aun así veo claramente mi figura solitaria, arrodillada en la canoa, cabizbaja e inmóvil con el remo sobre mi regazo.

Tal como comencé, con el lienzo en blanco y mis palabras que en mis páginas se quedan vacías. Y de nuevo estoy solo, con la armadura más oxidada que nunca, oyendo los cantos de sirena y tan inútil que ni siquiera soy capaz de estrellarme contra las rocas...

Quien osó acompañarme ha sido arrastrado por el viento o ha desaparecido entre las profundas grietas de la carcoma, mi madera se pudre y el oxido corroe mi alma.

Pero no me pienso ir, soy un cabezota, un patético caballero lleno de contradicciones que sigue pensando que hay una palabra, una sola, que algún día no sonará vacía y llenará cientos de páginas como lo ha hecho con tantos corazones.


De puntillas

Una vez más no tengo más remedio que pasar de puntillas por aquí. Una vez más mis días deberían tener de 26 a 30 horas porque no me da tiempo a nada. Ahora del trabajo a clase para para no quedarme atrás en el mundo laboral que tanto nos absorbe...en mi trabajo hay que reciclarse cada 5 minutos. Así que estos días, y muchos de los venideros, los tengo que dedicar más al estudio y a dormir todo lo que pueda para poder enterarme de lo que me cuentan en clase y no dormirme sobre el teclado. (Ya tengo la barra espaciadora marcada en la frente...)

Y que por fin tengo Internet en casa!! Con lo que me ha costado y que de momento lo voy a ver por el forro jeje, ya me vale. Bueno, que sepáis que también he pasado por vuestros spaces, de puntillas pero algo es algo, necesitaba leeros. Aunque me gusta hacerlo más tranquilamente, y por comentarios recientes he descubierto otros nuevos, gracias. procuraré sacar unos minutos aunque sean un poquitos para volver con mi canoa y mis historias.

Me alegra un montón que os gusten mis cosillas. Volveré.


El jueguito de las 5 canciones

Bueno, una vez más estoy escribiendo esto en un documento de texto en mi casa (tocara copy-paste luego jeje) ya que sigo sin Internet (aunque por fin pronto eso cambiará...) Así que estoy aquí sentado aprovechando para hacer memoria musical y responder al desafío de Nachinho y recordar esas 5 canciones que tienen un significado especial. Allá voy:

1-Midnight Walker, de Davy Spillane, en mi época de estudiante solía ponerme la radio para hacer los deberes. Ponía una cadena de música celta. Un día sonó este tema, y de verdad, estaría sensiblote o yo que se, pero poco me falto para ponerme a llorar. Cada vez que la escucho se me encoge el corazón.
2-Soy un Idiota, de Polo Montañes, Pues eso es, que yo en el amor soy un idiota. Y cierta chica me lo demostró tras años con ella. La letra lo dice todo (o casi)...y de todo se aprende.
3-Defender, de Manowar, la verdad que seria el disco completo, pero recuerdo aquel caluroso verano del 87 (uy que suena a viejo) con la mano y los dedos escayolados, sin poder disfrutar con los demás chavales con las bicis y la playa. Escuchar aquel disco una y otra vez en mi habitación y oyendo la grave voz de Orson Welles cantando con Eric Adams, uff impresionante.
4-The power of love, de Huey Lewis & the News, siempre que se me anima el corazón :-) y regreso al futuro!
5-I Can´t de WASP, Cuando no puedo más, todo está negro, tanto como la canción...

La verdad que 5 se me quedan cortas, ni si quiera he podido poner ninguna canción de Accept!! Es que yo sin música no soy persona... así que de regalo la siguiente:

 6- The last in line, de Dio, el primer tema que me hizo sentir la música con la que me identificaba en mi interior.

Y bueno ahora se supone que me toca retar a mi no? Pues como últimamente llego tarde creo que no me queda nadie disponible por lo que he visto por ahí.. .así que si alguno se me ha escapado y está leyendo esto que se considere retado/a :-)

Aunque si que me gustaría retar a esas personitas que no tienen espacio y se que andan por aquí, les reto a abrir el espacio y como primera entrada esto para que luego me digan que no saben que poner ;-P

Y bueno, mañana de vuelta al curro!!

El despertar II

Sin saber de donde, saqué fuerzas para ponerme en pie y subir de nuevo a mi canoa. Allí estaba la gata sin color que con una mirada de "nos vamos ya?" se estiró y se vino a sentar a mi lado expectante. cogí los remos y dirigí con determinación la embarcación hacia el castillo...

Un camino empedrado surgía del mar para adentrarse sobre las rocas hasta la puerta principal, amarré la canoa lo más cerca posible, ajusté mi espada al cinto y emprendí la recta con decisión. No había alcanzado aún la enorme entrada cuando estas se abrieron de repente. El viento se detuvo, el mar se quedó en calma como una lámina de aceite, el silencio absoluto salvo mis pasos que al instante se detuvieron..el bufar de la gata entre mis piernas y después la oscuridad lo envolvió todo.

- Patética imagen las que ven mis ojos...-surgió una voz del interior.-Un "caballero" más oxidado que su armadura, si casi no se mantiene en pie...deberías utilizar esa espada como bastón y volver por donde has venido. No me hagas perder el tiempo.

Como respuesta, el sonido de mi espada al desenvainar y mis pasos de nuevo avanzando a ciegas pero sin dudar.

-Dejaros ver y os mostrare lo oxidado que estoy.- Una terrorífica risa retumbó entre los muros, al pie de la puerta y de repente tal como empezó se detuvo, y una pequeña luz desde el interior recortó la figura de un enorme dragón...

Vacilé un instante, pero ellos habían puesto su fe en mi, y que mejor manera de acabar mis días, dando mi vida por ellos...así que continué avanzando...

-Valiente pero absurda forma de morir, da la vuelta y te dejaré ir.

La única forma de ver el camino es encender la luz de la compasión...y aquella luz..la que yo veía..era la de mi caja. Y yo la veía desde allí...A través de los ojos de mi gata, que sin color se había deslizado bajo el dragón, había alcanzado el pedestal donde la habían abierto..y era la luz de la luna que al salir de ella mostraba toda una realidad...

Un colosal grifo descendió de una alta torre para recoger entre sus patas a un caballero de armadura brillante y afilada espada, al tiempo un enorme felino que se llevaba entre sus afilados dientes la mágica caja saltaba y corría a gran velocidad alejándose por el empedrado...

Y un viejo y ciego dragón que por ultima vez vio alejarse una pequeña canoa...donde un pequeño gorrión iba sobre el hombro de un cansado caballero de oxidada armadura, y una gata sin color que con una mágica caja aun entre los diente le miraba burlona desde la lejanía...


El despertar

No quería despertar, pero aquella grave y ronca voz no me dejaba hundirme en la oscuridad parloteando sin parar...

- ¿Sabe? A veces pienso que la vida es solo para los elegidos...pero ¿Dónde están las señales?...No puede defraudar a quienes le salvaron, a aquellos que confían en vos.

Oh, maldita sea. Ya no podía tras aquello. Así que abrí los ojos con esfuerzo, no sabía donde estaba ni lo que ocurría, pero el dolor intenso que atenazaba mi cuerpo me decía que seguía vivo. Giré la cabeza y a mi lado me encontré un empapado lobo negro que pareció sonreírme. Miré a mi alrededor, mi canoa a mis pies se balanceaba arriba y abajo al ritmo de las olas y yo sobre un puñado de rocas que sobresalían ligeramente del mar, el lugar mas pequeño en la inmensidad del océano. Que yo llegara hasta allí podía entenderlo, pero y el lobo? Me incorporé sobre los codos a duras penas por el peso de mi armadura y le miré interrogante.

- Bienvenido -me dijo- Sí, no soy una sirena, pero vengo de aquí cerca.- Irguió sus orejas e hizo que siguiera su mirada detrás de mi espalda. Allí sobre una pequeña isla rocosa, se había construido un imponente castillo sobre el mar. Tan oscuro y tenebroso como el cielo que nos cubría.

- Yo he escapado, pero me temo que vos tendréis que volver. Su caja se encuentra allí... Instintivamente eché mano a mi fajín, ya no estaba allí...mi mágica caja...mi guía...mi luz...

Costara lo que costara la recuperaría.


Mariposas (vuelvo a verlas)

Y las mariposas han volado, se han elevado hasta el cielo, y aunque ciego, puedo verlas, se que es real, que al batir sus frágiles alas en la lejanía, se han convertido en parpadeantes estrellas.


Actualizando

Leyendo un poco de nuestro amigo madrigal y en otros spaces de herramientas he descubierto que los sitios que tienen fondos transparentes dan problemas para publicar, escribir, y no se cuantas cosas mas. Así viendo el mio del fondo azul de agua con los bloqs semitransparentes me veo obligado a cambiarlo por otro mas sencillo (que no es el que mas me gusta pero bueno..) Así que voy a pasarme parte de la mañana arreglando esto un poco y haciendo pruebas a ver como va luego, y después intentare dejar algo escrito a ver que me sale :-)

Delirio

Un extraño sueño...

Sé que no es real, que deliro, que estoy vivo...pero huelo como un muerto. Que mis ojos se han quedado ciegos bajo el sol, mis labios cubiertos de sal, tan agrietados y secos como mi garganta, son incapaces de hacer sonar las palabras que vienen a mi mente, pero mi mente delira, divaga como los pasos de un muerto, pero se que está viva. Oigo las olas romper contra las rocas, arrastrar y golpear mi canoa contra ellas pero yo no puedo moverme para salvarla.

Se que es real, que mi cuerpo está tirado boca arriba en las rocas, en una postura imposible, y no responden mis miembros. Y lo se porque he sentido a la gata mordisquear mis dedos rotos, subirse a mi regazo,ronronear y hasta lamer mi cuarteado rostro intentando reanimarme. Y solo he podido sentir mi sangre brotando caliente por mis heridas y enfriarse al contacto de mi armadura. Y ha llegado la noche y sigo en la misma postura bajo la luna llena y se que no es real, que las mariposas de mi estomago han salido, que un ángel caído se las ha llevado, junto con las luz de mis ojos. Que el oscuro ser ha venido volando, ha rozado con la punta de sus alas mi cuerpo roto y una a una le ha susurrado algo al oído según iban saliendo por mi boca.

Y las mariposas han volado, se han elevado hasta el cielo, y aunque ciego puedo verlas, se que es real, que al batir sus frágiles alas en la lejanía, se han convertido en parpadeantes estrellas. Y si no respiro es que estoy muerto, pero no he sentido a la muerte robándome un beso. El oscuro ángel se ha ido,la fiebre me invade, porque se que sube la marea y el agua hierve a su contacto. Al cabo arrastra mi cuerpo y el calor que siento ahora es el de los cosmeacuicolas protegiendo mi cuerpo, cientos, miles de ellos, microscópicos y más grandes que el universo, unidos en una metamería infinita, únicos y múltiples en un solo ser.

Y se que es real, aunque deliro, y aunque esté tirado aquí como un muerto sé que estoy vivo, porque sin ojos veo la Luna.

...Una extraña realidad.


Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!