Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Mis novelas

Saga Perigeo #2

Perigeo Rojo

Cruce de Caminos Ediciones (Enero 2020)

“Su nombre era Esther. Supe desde el primer momento que era ELLA, pero estaba fuera de mi alcance. Sabía que era una chica que jugaba en primera división y yo no tenía nada que ofrecer dentro de su mundo. Inteligente, divertida, guapa a rabiar y con el glamour suficiente como para hacer cualquier cosa y quedar siempre bien.Todos la miraban con admiración y deseo. Y no sé cómo, ni por qué, acabó fijándose en mi...

Hubiese sido una bonita historia de amor salvo por el hecho de que, entre otras cosas, se viera interrumpida por los signos del Apocalipsis. Y por desgracia yo era el elegido para evitar el fin del mundo.”

Saga Perigeo #1

Perigeo Azul

Edición Ampliada

Cruce de Caminos Ediciones (Noviembre 2019)

Pocas personas podrían imaginar que bajo los vestigios de lo que un día fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, se hubiera construido un complejo gubernamental de alto secreto. ¿Quién iba a suponer que bajo sus cimientos se albergarían hoy día los mayores secretos y encerraría a los hombres más peligrosos del mundo?

El Preso del Agua era uno de ellos y consiguió lo imposible. Escapar. Durante su huida se nos desvelará su sorprendente historia que, a través de unos extraños sueños, le llevarán a un pequeño pueblo del Pirineo Aragonés.

Al mismo tiempo Rodrigo, un universitario recién llegado a tan remoto lugar, se empieza a dar cuenta de que el pueblo oculta un secreto muy antiguo y bien preservado. Pronto se verá envuelto en una aventura que cambiará su vida y su forma de ver el mundo tal y como lo conocemos ahora.

Colección de Relatos

Preludios y Secretos

Interludio

Cruce de Caminos Ediciones (Diciembre 2019)

Preludios y Secretos es una antología que contiene más de 70 relatos, microrrelatos y cuentos. Cada cicatriz, cada arruga o marca en la piel tienen una historia que contar. Y muchas de ellas van acompañadas de bocetos y dibujos del propio autor y de reconocidas ilustradoras y amigas, como Gretna Vásquez o Beatriz Moreno, que le han acompañado en este maravilloso viaje literario a lo largo de los años. También encontrarás reflexiones, pensamientos y algún que otro secreto que te abrirá las puertas de Mundo Perigeo.

El portal está abierto ¿No lo vas a cruzar?

Colección de Relatos

Doce meses y un año bisiesto

Varios Autores

Wave Books Editorial (Febrero 2020)

Hay letras que esperan años, muchos, para salir a la luz. Descansan en las sombras a que sea el momento exacto, el perfecto, el que estén destinadas a dejarse leer. Esta antología es mucho más que un compendio de horror, locuras, miedos, pasadizos o viajes por estilos tan dispares: es una odisea que empezó mucho antes que la Ola misma creara vida, y ahora, hoy, este año Bisiesto, es su año...Aquí no hay coordinador, hay creadores y criaturas: nació de una idea de dos mentes, una con S y otra con C que hoy se quedarán ellas en la sombra que abandona la creación, observando como, con maestría, este conjunto de autores sin par desatan la tempestad en mar abierto que solo acaba de empezar. Colgad el calendario en la pared. Sentaos en una silla frente a sus números, y abrid el libro. Bienvenidos a los meses que marcarán vuestras vidas.

Las crónicas de Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

Nací en el ascensor de un hospital de Madrid, pero crecí y estudié en la cervantina ciudad de Alcalá de Henares. Siempre vinculado a la literatura exploré otras disciplinas como la pintura y la música. Pero por circunstancias de la vida acabé licenciándome en Biología por la UAH y me reciclé como informático en una importante multinacional.

Me

No obstante no dejé de escribir nunca. Publiqué mi primera novela en 2011 y tras varios experimentos literarios (los dos últimos bajo seudónimo) he vuelto a publicar con mi nombre real para traeros una serie de novelas de fantasía contemporánea.


Eduardo Fanegas. Escritor.
Emma Sagen. Cronista.

Mis crónicas

El silencio sin fin II (V.O.)

 Hoy volví a despertar en mitad de la noche...y el gran vacío volvió...siempre vuelve. Y la recordé a ella...su esbelto cuerpo envuelto por la espuma...las olas acariciando su piel suave y blanca jugando a pegar su rojo y escotado vestido a las sensuales curvas de sus pechos, de sus caderas....

Recordé cómo aquella noche las aguas fueron envolviéndola poco a poco, mientras caminaba mar adentro con la vista fija en el horizonte. Y en el momento que la última ola cubrió su largo y moreno cabello todo se calmó...

Sí, me acuerdo cada día de ella, la veo cada día...y hoy en mitad de la noche vuelvo a la playa, con la suave brisa acariciando mi semidesnudo cuerpo, y con el murmullo (que por fín puedo volver a oir) de las tranquilas aguas lamiendo la arena. Y mis ojos fijos en el mar esperando ver emerger la causa de mis noche en vela.


Y de repente para júbilo de los latidos de mi corazón se eleva de nuevo la tormenta cubriendo los cielos, azotando la arena y la lluvia mi piel arrastradas por el viento, y el silencio de nuevo...

El silencio sin fin...

Entonces apareció ella, empapada y sonriente, más guapa que nunca...con la mirada llena de la luz de las estrellas y la sonrisa de la Luna. Se acercó a mí y tierna, dulce, salada y picante apretó su cuerpo contra el mío y me ofreció sus cálidos labios...los únicos que podrían llenar mi gran vacío.

Y volví a despertar en mitad de la noche...para volver a salir del maravilloso sueño a la triste realidad de mi soledad...ese sueño que se repetía una y otra vez desde el primer día que la vi... y el gran vacío volvió....


26 horas al dia

Hay días que me falta tiempo para todo, pero hoy no me quería ir sin pasarme un momento por aqui para dar señales de vida. Para recordarme a mis mismo que si mañana tengo tiempo (y espero que sí) escribir un relato que tengo pendiente para una amiga (que por cierto es un cielo y aprovecho para decírselo desde aquí y hacer no se cuantas mil cosas más. Y que ya me están llamando para irme, y no me he duchado ni afeitado ni nada, ays que estrés, y luego vienen los días que me muero de asco sin saber que hacer jajajajaja


De repente y sobre la marcha (V.O.)

Así ocurren las cosas. Y así son los cambios. Un día te despiertas (como lo he hecho yo hoy) y te das cuenta de que nada encaja, que no entiendes porqué te ocurren esas cosas a tí, que no tienes ni idea que pintas en el universo, de que tu dèja vú se repite una y otra vez y siempre haces los mismo....

Y sí, vale...Puede ser que tenga ese don...

Que hoy puede ser el día más triste de mi vida (que seguro que lo es..) y sea capaz de darle la vuelta. Porque los malos y los buenos tiempos pueden ser los mismos y solo depende de como los miremos. Porque las puertas están para abrirlas y cerrarlas. Y las que cierras muchas veces hay que hacerlo de un portazo bien sonoro porque si miras atrás puedes tener la tentación de dejarlas solo entornadas y se pueden abrir por una corriente de aire y llenarlo todo de cosas que no aportan nada como la pelusa...

Entonces abrimos la siguiente puerta y con nuestras cosas bajo el brazo (esas que merecen la pena..) entramos con una sonrisa en los labios y decimos "ya estoy aquiiii" y si no contestan o saludan pues que les den, que eso es seguro que en esa habitación no hay nada que merezca la pena, que la vida está llena de cuartos y de puertas y sin son de madera mejor...

Y yo creo que de pequeño me debí tragar una y darme bien fuerte en la cabeza porque vaya, siempre acabo hablando de puertas jejeje :-P Así ocurren las cosas. Y así son los cambios. Un día te despiertas y te das cuenta de que todo encaja, que las cosas ocurren por un motivo, que tienes la clave del origen del universo, de que tu dèja vú no es más que un plegamiento temporal (pero por ello no menos interesante que ya os explicaré algún día como funciona...)

Y sí. puede que tenga ese don...


Ella, la sirena

La encontré por la mañana temprano en la playa, arrastrándose fuera del agua...impulsándose con sus delicados y gráciles brazos y llenándose de arena sus birllante y escamosa cola. Recordé el fuego azul, asi que me acerqué despacio, no quería asustarla...o asustarme yo.

Ella levantó la vista y me miró con sus enormes y preciosos ojos, pero rápido aparto la vista, como si mi presencia le resultara indiferente e incluso diría yo molesta. Aun así le ofrecí mi ayuda y le pregunté que hacía fuera dela agua, parecía buscar algo.

Me miró de reojo y resopló con desdén. Era bella y tentadora hasta con el desprecio...No contestó y siguió rebuscando en la arena. Al poco se cansó y decidió descargar su frustración contra mí.

-Estás ridículo con esa armadura, ¿Lo sabías? Además, está oxidada.- No sé por qué pero no pude evitar sonreír, me dejé caer sentado sobre la arena cerca de ella y apoyé mis antebrazos sobre las rodillas.

-Lo sé. Pero no soy yo el que coletea embadurnado de arena y rebusca en la playa... - Ella, me fulminó con la mirada y furiosa comenzó de nuevo su búsqueda.

-No encuentro mi caracola...sé que las olas la arrastraron hasta aquí anoche..cuando yo jugaba cerca de la orilla...

-No conozco el valor que tienen las caracolas para las sirenas pero grande ha de ser para traer una hasta la arena.

De repente su rostro cambió, se dulcificó no sabéis de qué manera..., se sentó frente a mi, irguió su esbelto talle y aun teniendo su vientre y sus pechos llenos de arena, el cabello revuelto y húmedo estaba perfecta...

-Tú podrías ayudarme - Me sonrió ladeando la cabeza y dejo caer lentamente sus largas pestañas sobre sus preciosos ojos verdes... estaba perdido y lo peor es que lo sabía. La cogí entre mis brazos y la devolví al agua, le prometí buscar su caracola y encontrarla para ella... Llevo días peinando la arena, no hago otra cosa. Y bueno Ella...los cosmeacuícolas me han dicho que la han visto jugar bajo el agua, que llevaba otra caracola con ella...Yo, no la he vuelto a ver, pero dí mi palabra...soy un caballero..


Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!