Mundo Perigeo

Eduardo Fanegas de la Fuente

22 de agosto de 2005

No lo puedo evitar
Mi armadura pesa, no lo puedo evitar...sé que en mi isla, en mis aguas, en mi canoa no la necesito, incluso fuera de estos dominios tampoco debería llevarla...pero quitársela duele tanto..

Está oxidada, antigua estirpe de una orden ya olvidada que solo me trae problemas por llevarla...pero aunque me la quite veo que sigue ahí, con sus ornamentos desgastados, siempre visible ante mis ojos protegiéndome de la nada. Pasados valores perdidos, viejas cicatrices ocultas, leyendas del pasado...remotas luchas que hielan de terror...

A veces aquí consigo la ansiada paz, cuando paseo por la orilla y en especial a la deriva en mi canoa...antes de salir me quito la armadura, la real y la invisible, las dos están tan anticuadas, me olvido de todo y disfruto y respiro y vivo y río con las historias de los cosmeacuicolas, las historias que me cuento a mí mismo, las historias del Tio...

Pero hay momentos en que miro mi pecho y aunque no esté la veo allí..no lo puedo evitar, la llevé tanto tiempo que muchas veces forma parte de mí...


5 comentarios:

  1. Todos llevamos armaduras.....viejas o nuevas o viejas con capas de lustre para k parezcan
    nuevas,algunos incluso esperamos k no se noten bajo el pelaje sin color...pero ahi estan,
    protegiendonos de nosotros mismos....y de los demas,pq no todo el mundo es bueno....y yo
    basicamente soy mala aunke no me crean... Con armadura o sin ella caballero de la canoa,sigue
    adelante en tu isla o en mi tejado.....ya veremos si podemos dejarlas a los pies........
    August 22 10:40 PM

    ResponderEliminar
  2. mi inet esta tonto y ha escrito tres veces el post,serias tan amable de borrar dos?
    August 22 10:41 PM

    ResponderEliminar
  3. El Tio Saltatrampas26 de agosto de 2014, 11:10

    Yo espero que las podamos dejar, si no en mi canoa en tu tejado...aunque solo sea
    temporalmente y no notar su peso...y así podré ver yo lo mala que dices que eres ;-)
    August 23 8:10 AM

    ResponderEliminar
  4. Como bien dice la gatita, todos llevamos puesta alguna... Nosotras ocultas entre el pelaje, pero
    están allí, que remedio. La mia la he lustrado hace bien poco, pero veo que es la única forma
    para mantenerme en pie, pues ya hago que me recubra las patas (las 4, que son mías), la
    cabeza, la cola, que a duras penas muevo, aunque nunca lo hice con tanto desparpajo como la
    gata sin color, pero que tiene cola. Aunque nunca está de mas el dejarla a un lado un instante
    para que podamos lamer las heridas... lo mismo que tú las nuestras... Creo que hablo por
    ambas si te digo que te vas haciendo un hueco en el corazón de las dos, aunque haya gente que
    piense que de eso carecemos, como de sujeto las oraciones que lo tienen elíptico...
    August 25 1:07 AM

    ResponderEliminar
  5. Siempre llevamos nuestra armadura encima..sería bueno que no pesara tanto...se feliz querido.
    se feliz. besitos miles.
    August 25 9:56 PM

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Los lectores opinan

Cruce de Caminos

Contacta conmigo

Querido lector

Una de las cosas que más me gusta es saber quién está al otro lado de mis libros, que mi mundo literario se enriquezca con vuestras impresiones e ideas para seguir mejorando. Puedes dejarme un mensajes a través del formulario o directamente al correo electrónico. ¡Prometo contestar!