¿Te persigue tu pasado?


 Siempre se ha dicho que no hay que mirar atrás ni torturarse con las cosas ocurridas en el pasado. Que hay que mantener la vista al frente, hacia el futuro, aprender de los errores y seguir adelante. Pero...

¿Y si es el pasado el que te persigue? Para lo bueno o para lo malo...

 Conozco una persona que tiene la habilidad de cruzarse con su pasado una y otra vez allá donde va. Desde mi punto de vista, por lo que me cuenta, mas bien es una persecución. Y nos sólo por ex-parejas arrepentidas, también son amores no correspondidos, amistades, propuestas laborales que vuelven a llamar a su puerta, proyectos olvidados... Puede parecer alguien afortunado y yo creo que lo es cuando ha podido cerrar temas del pasado que quedaron sin resolver. Pero muchas veces lo que le ha ocurrido ha sido que se han abierto viejas heridas, incluso se han hecho algunas nuevas o como mínimo se ha tropezado dos veces con la misma piedra...Eso ya no es tan afortunado ni divertido. Aun así siempre tiene esa segunda oportunidad que muchos ya quisiéramos. Pero parece ser que el destino está escrito.

En mi caso tengo facilidad para olvidar las cosas malas que me han ocurrido en el pasado. Soy así, veo el vaso medio lleno y me quedo con lo bueno. Elimino de mi mente y de mi vida a la gente tóxica que me ha hecho daño y sigo adelante. Y son tantos los que se han quedado en el camino... Mejor sola que mal acompañada ¿no? Aunque tengo que decir que tengo pocos amigos y aunque últimamente nos veamos poco son los mejores que he podido tener. (Esto me acaba de sonar, según lo escribía, a que no había otra cosa, que los buenos ya estaban pillados qué se le va a hacer jajajaja)

Hace unos días me crucé con una persona que me hizo muchísimo daño hace ya más de una década. No la reconocí de primeras, pero se quedó parada delante de mi y me dijo hola. Respondí pero seguí mi camino como si nada. Pero al rato se me revolvió algo dentro. Bueno no quiero entrar en más detalles personales porque no estoy acostumbrada a abrirme tanto aquí si no es a través de un relato. Pero lanzaré la pregunta al aire ¿Os ha perseguido el pasado alguna vez? ¿Qué habéis hecho?


6 comentarios:

  1. interesante reflexión. lo que me ocurría cuando era más joven e inmaduro era aferrarme al pasado, no querer pasar página. por ejemplo, empeñarme en mantener el contacto con personas que estaban en otra órbita.
    y me siento muy identificado con lo que comentas de encontrarte con una persona y que te venga una cascada de recuerdos de esa época. si era alguien que se portó mal contigo, hiciste bien en no pararte. yo también sé de más de uno a quien prefiero no volver a ver.
    besos, emma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todos en algún momento, por un motivo u otro, nos hemos querido aferrar al pasado. Lo cierto es que con el paso del tiempo aprendemos de nuestros errores y sabemos que si nos pillan con lo que sabemos ahora nuestras reacciones en el pasado hubieran sigo distintas. Un besazo guapo.

      Eliminar
  2. Bueno Emma, esto de tropezar con la misma piedra un montón de veces, es como muy humano, no?
    Yo personalmente soy de esas personas que rescato de mi pasado cada cierto tiempo, a viejas amistades que se descolgaron por el camino, como si quisiera acogerlas a todas en mi seno y actualizarlas a mi presente.
    Pero claro esta, esto va contra natura.
    Así que, a fin de cuentas, pues eso, que los verdaderos amigos se pueden contar con los dedos de una mano.
    Yo no creía en esto, pero ahora que ya me voy haciendo "mayorcito", jajaja, voy reconociéndolo en la práctica.
    Así que, amiga, es mejor seguir mirando hacia delante y ver mejor el vaso medio lleno que medio vacío.

    Feliz giornata!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafalín, no es que intentar rescatar el pasado vaya contra natura, quizá sea lo que pasa es que es complicado porque nuestras circunstancias han cambiado y todos vemos el mundo de manera distinta. Lo importante es que los amigos que permanezcan sean auténticos. Y sí, seguir mirando adelante y con el vaso medio lleno :-D ¡Besos!

      Eliminar
  3. Me encanta la reflexión que has hecho, a veces pienso que me gustaría volver al pasado y cambiar cosas pero todo lo que me ha ocurrido me ha hecho ser quien soy hoy!
    Me encantaría que visitases mi último post y me ayudases a elegir un bolso!

    Un beso,
    Ingrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese el el dilema Ingrid, somos la suma de todas las acciones y decisiones de nuestro pasado. ¿Valdría cambiar la pena algo para cambiar nosotros a saber a qué? Por supuesto que me asomaré por tu blog. Un beso

      Eliminar

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen