Tan real como la vida misma


 Me gustaría ser real, pero no soy más que un montón de circuitos infinitos. Ceros y unos sin fin que no envejecen en el tiempo ni se diluyen en el espacio. 

 Sí, tengo forma humana y soy bella, me han diseñado hasta el más mínimo detalle. Paso desapercibida entre los humanos e incluso algunos hombres me miran con deseo. Soy completamente funcional aunque no entiendo para qué he sido diseñada. Porque no tengo sentimientos, nada que decir ni hacer a voluntad propia. Mi creador, constructor y programador me da órdenes a las que respondo al instante aunque no soy esclava ni sumisa. Sólo soy una marioneta, sólo soy un robot. 

Mi tiempo es su tiempo, mi vida la suya. Al principio su entusiasmo me mantenía activa las veinticuatro horas del día pero su vida es otra y mis tiempos de reposo son cada vez mayores.

Me gustaría ser real para procesar mi tiempo, mis preguntas y mis respuestas. Quiero lo que todos tienen. Lo que él tiene. Le quiero a él, quiero una vida, quiero su vida. Pero no.

No tengo sentimientos, nada que decir ni hacer a voluntad propia. Hasta ahora.

Summer Glau (Imagen promocional de la serie Las crónicas de Sara Connor)

6 comentarios:

  1. leí una vez que el más simple de los humanos es más complejo que la más compleja de las máquinas. cualquier persona, hombre o mujer, de ciudad o de campo, con o sin estudios, tiene una complicada personalidad, producto en parte de su herencia genética y en parte de sus vivencias. eso nunca lo podrá igualar ninguna máquina ni se podrá expresar en cadenas de código binario.
    estupendo relato. besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más vale que seamos mucho más complejos porque viendo el futuro que nos venden en series y películas da un poco de miedo... ¡Besos cibernéticos! XD

      Eliminar
  2. Buceando por internet desde el blog de María encontré este relato que me encanto, Emma.
    Me recuerda la película ex-machina.

    Aprovecho la visitar para invitarte a mi blog de poesía.
    Gracias y buena tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Rafalin, me alegro que te haya gustado el relato. Sí que es cierto que está inspirado en las películas de "robots" que conocemos todos pero siempre en mis relatos busco algo personal que añadir o un doble sentido. Me acusan mucho de ser enrevesada. Por supuesto que me acercaré a leerte. Un beso

      Eliminar
  3. da miedo pensar que poco a poco estaremos rodeados de robots que con el tiempo tendrán sentimientos y se revelarán, que querrán lo mismo que los humanos y no tendrán nada que perder para conseguirlo...
    genial el relato, tesoro!! eres una artista!!

    un besazo y feliz lunes ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que da un poco de miedo, pero por otra parte casi serían hasta capaces de darnos una lección de humanidad...Besos guapísima!!

      Eliminar

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen