Esperando a la oscuridad


Son tiempos oscuros aunque el sol brille con fuerza en el firmamento. Tan sencillo como preguntarme ¿quién soy? y tan complicado como no tener la respuesta. Camino dando pasos cortos para no pisar a nadie a mi alrededor. Intento no pestañear entre la multitud para no perder detalle, pero me escuecen los ojos de mirar fijamente y en un acto reflejo parpadeo justo en el momento exacto. Ese instante en el que ocurre todo y nada. Quizá ahí estaba la respuesta, bajo la luz del sol entre los claros y los oscuros, delante de ese que nos oculta la verdad bajo su gigantesca figura. 

 Es entonces cuando me quedo sentada esperando a la oscuridad donde, en la quietud de la noche, nadie puede hacerme sombra y todos somos iguales. No importa lo grande que seas. Nadie es diferente allí, solamente somos uno más y ya nadie hace preguntas. Aquí actuar sin ser visto es muy fácil, tan fácil como un bala en la cabeza sin origen ni destino. No importa el tipo de bestia que seas hasta que aparece la estrella de la noche dejando su brillante estela con nuevos interrogantes. No hay preguntas sencillas...

 Por eso siempre llevo un puñal escondido bajo la pernera del pantalón. Nunca sabes si tendrás que matar a alguien por preguntarte la hora.




6 comentarios:

  1. un relato que, por alguna asociación de ideas que se me escapa, me trae a la mente la novela 'el dr jekyll y mr hyde' de stevenson. la he leído decenas de veces.
    tenemos un sexto sentido que nos avisa de si alguien que se acerca a nosotros tiene malas intenciones...
    besos, emma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosa asociación de ideas, pero tampoco es descabellada mirándolo bien. El relato se las trae...jeje. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Hola Emma, el miedo siempre aparece ante lo conocido o lo desconocido? Ahí lo dejo..
    Gracias bella, pasa buen día, besos, cómo no¡¡¡ misteriosos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre he dicho que se tiene miedo a los desconocido...pero hay veces que lo conocido da mucho más miedo aún... ¡Besos terroríficos! XD

      Eliminar
  3. Es un relato realista, de eso no hay dudas, Emma. Son tiempos oscuros, como bien inicias.
    Aprovecho para agradecerte el comentario en mi espacio, nos conocimos a destiempo, pero siempre hay solución cuando se quiera hallarla, y yo quiero.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son tiempos oscuros aunque espero que poco a poco se vaya haciendo la luz. Gracias por pasarte y comentar. Como bien dices a todo se le puede poner remedio y yo también quiero :-)

      Un besazo

      Eliminar

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen