En las nubes


-Cuidado, no pises en los bordes son muy finos y te puedes caer. 

-Ah, perdón no me había dado cuenta, es que todo esto es tan increible...

-No pidas perdón. A todos nos pasa lo mismo al principio -me dijo sonriendo amablemente.

-Guau...es que desde aquí hay unas vistas increíbles...Jamás pensé que podría ver algo así... -me quedé embobada mirando a mi alrededor, correteando de un lado a otro mientras elevaba volutas a mi paso. Me sentía como una niña allí arriba.

-No corras, te vas a caer...

-¡¡No, no, no, tendré cuidado de verdad!! -Pero no dejaba mis pies quietos un segundo y seguía con la sonrisa colgada de oreja a oreja.

Las vistas desde aquella nube eran maravillosas, por un lado unos preciosos paisajes nevados que se perdían en las cumbres más altas y lejanas, por el otro un sol radiante que se reflejaba en un lago azul coloreado a su vez de tonalidades verdes por las copas de los árboles del frondoso bosque que los rodeaba. Todo era tan mágico... como en un círculo de seres mistícos que de repente me hubiesen invocado para enseñarme lo que me estaba perdiendo.

Volví la vista a mi acompañante para compartir mi alegría y mis descubrimientos con él. Hasta ese momento no había reparado en sus alas. Me miró y sonrió tranquilizador.

-Eres un ángel -confirmé sorprendida.

-Sí, por eso yo no puedo caerme de la nube, pero recuerda que tú sí puedes. Has llegado hasta aquí, sí, pero lo has hecho sin alas. Te he visto llegar y quería avisarte. Así que recuerda que te puedes caer.

-Tendré cuidado, en serio -le dije sonriente volviendo a asomarme peligrosamente al borde de nuevo.


8 comentarios:

  1. Hola Emma, el viejo sueño de volar....o ser transportado en una nube...
    Gracias por acercarnos a nuestros sueños..
    Pasa buen día, besos núbiles.,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el permanecer en una nube cuando se está enamorado... ;-)

      Besos

      Eliminar
  2. yo tengo mucho vértigo. si tuviera hijos estaría todo el día diciéndoles "cuidado, que te vas a caer!", como le dice el ángel a la chica en tu relato.
    los ángeles se supone que son incorpóreos, y por eso no les afecta la ley de la gravedad.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las alturas pongas como las pongas son peligrosas. Yo vértigo no, pero tengo otro montón de fobias. ¡Ah! Yo creo que hay ángeles de carne y hueso :-)

      Eliminar
  3. En esta vida hay que tener cuidado para todo, pero tampoco podemos estar muertos de miedo, la vida es un constante riesgo.

    Me encantó tu publicación, Emma.

    Un beso bien grande, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es María, hay que disfrutar de la vida pero sin arriesgarla :-)
      Me alegra mucho que te haya gustado. ¡Un besazo!

      Eliminar
  4. quien pudiera volar hasta las nubes sin tener alas...y no dársela al caer, jajaja
    precioso el relato

    un besazo!
    www.aprendiendoaquererme.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol yo creo que todos volamos a las nubes en algún momento de nuestras vidas, por la emoción, por enamorarnos...pero ¡Uy! Cuantas caídas que hay jajaja. Un besazo enorme guapa

      Eliminar

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen