Ellos no lo entienden


Hacía mucho tiempo que no sangraba tanto por la nariz. Aunque he de reconocer también que hace mucho que no me pegaban un paliza como esta en el colegio. Se han ensañado. Está visto que no les gusta que sea más listo que ellos en clase. Pero hasta un crío de primaria sabe más que ellos...

Llevo todo el día escondiéndome en los baños y ahora por lo menos he tenido la suerte de llegar a casa y que mis padres no estén. Aunque bueno, nunca están. Hoy no soportaría otra charla sobre el acoso ni tener que volver a hablar con el director para denunciar a los chicos que me hacen esto. No soy  un cobarde ni un chivato. Además, yo sé cosas que ellos ni siquiera se pueden imaginar. Ellos no lo entienden.

Me he encerrado en mi habitación. Llegará mi hermana y se irá a la suya sin preocuparle si estoy o no. Y dentro de un par de horas llegarán mis padres de trabajar y...si me limpio bien casi no se notará la sangre ni los golpes y no me verán hasta la cena. Entonces cada uno estará con la mirada prendida de su móvil y de su plato y listo. Otro día más.

Creo que abriré la ventana. Siempre que se cierra una puerta se abre otra salida. Quizá así lo Entiendan.



6 comentarios:

  1. Terrible el acoso escolar, y lo peor que no se atreven los niños a decirlo.

    Está genial, muy bien planteado tu relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, la violencia y el acoso siempre me ha parecido algo de locos. Pero cuando se trata de niños es algo que me parece increíblemente terrible. Un beso

      Eliminar
  2. el acoso escolar es un problema que hay que abordar antes de que la bola de nieve se haga demasiado grande... lo has reflejado muy bien en este relato.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que educar desde pequeños pero muchos niños son reflejo de lo que ven en casa. Y es más difícil educar a los padres...Muchas gracias por tu comentario y tu visita. Un beso

      Eliminar
  3. Este tipo de relato es muy duro de leer, porque cuando es algo tan real duele leerlo y sentir todo lo que estos niños sufren. Ojala no tengamos que seguir viendo en las noticias este tipo de casos que terminan de una forma tan terrible.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también ha sido duro de escribir. Pero muchas veces para conseguir concienciar a la gente hay que ponerse en estas tesituras. Ojalá tengas razón y consigamos que desaparezcan tan terribles sucesos.

      Un besazo

      Eliminar

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen