Maldición gitana


  Creo que todo comenzó después de rechazar la rama de romero que me ofrecía la gitana. En aquel momento no me pareció que me lanzara una maldición pero ahora dudo que aquellas mismas palabras que me dijo no lo fueran ya de por sí. Tienes el alma más negra que la ropa .

 Sí que es cierto que iba completamente vestida de negro. Me gusta ese color y no es que sea gótica, fatalista ni nada por el estilo. Simplemente me favorece y me parece un tono que pega con todo y en invierno se agradece más con unos pocos rayos de sol.

 El caso es que tenía una cita. La primera con el hombre más educado y guapo que había pisado la tierra. Le había conocido a través de unos amigos y desde que le vi supe que iba a ser el hombre que cambiase mi vida. Le deseaba y la amaba con toda mi alma. Habíamos quedado en un conocido restaurante del centro y cuando llegué él ya estaba esperando con un traje que parecía hecho a medida por Brioni.

Pero todo desde el principio fue mal....para acabar mucho peor.

 Durante el transcurso de la noche no pude dejar de sentir la oscuridad que me carcomía por dentro y parecía salir hacia fuera. Era como si yo no fuera nada en su presencia, como tener que demostrar algo para sentir que me merecía a alguien como él. Pero todo lo que salía de mi boca era pura soberbia para intentar impresionarle; blasfemias al ver que estaba metiendo la pata y finalmente odio, quejándome de esto o de aquello por intentar encontrar un punto de conexión. Lo único que conseguí fue ver el dolor más grande reflejado en sus mirada y la consternación más profunda en su nívea alma...

Era como si pudiera verlo. La oscuridad engullendo a la luz.

 No fuimos capaces de llegar al postre sin que la conversación se terminara y el silencio nos rodeó hasta que se ofreció a acompañarme por pura educación. Al salir caminamos por una solitaria calle y sinceramente no recuerdo como acabamos en aquel callejón.

Sólo recuerdo que le odiaba, le odiaba más que a nada en este mundo y acabé tiñendo de rojo su perfecto traje y apagando aquella luz en sus ojos que tanto me deslumbraba.


Últimamente con las imágenes que encuentro y que me gustan para poner en el blog no tengo suerte, No hay manera de encontrar al autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen