Nada en blanco y negro

El severo sonido del grafito sobre el papel, el grisáceo y negro eco del portaminas sobre antiguas palabras ya caducas en el reverso de la hoja; palabras del pasado que me dejan a este lado un blanco lienzo para no decir nada...

 Nada que es mi silencio, mi soledad, los gritos de mis negras pupilas en tu intensa mirada que se traslucen en el blanco oculto de la pérdida de mi sonrisa tras mis labios sellados. El blanco de mi piel pegado a tu fornido cuerpo...de tus negros cabellos rozando mi cara, rozando mis blancos pechos. Y yo sigo con mis negras palabras que siguen sin decir nada...ese espacio de tiempo imposible de medir entre cada uno de mis pensamientos, ese espacio desde que se queda mi mente en blanco hasta que se desliza la tinta entre mis dedos. Ese brillo blanco, ese negro contraste desde que estás a mi lado y aún no hemos hablado, que para qué decírtelo si para ti todo es blanco o negro.

 Y toda mi vida, como la canción que al terminar se ha ahogado en el silencio, es como la nada, como un sueño, como el negro grafito en el blanco reverso...


Imagen de la fotógrafa Silvia Grav



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.

INSTAGRAM

@emmasagen